"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



sábado, 23 de julio de 2016

Capítulo 11 - Experimento Scole

                                             APORTES



Capítulo 11

El futuro


Absorbe la energía dentro de ti;
iluminado, irradia luego a los otros la luz.

Manu




Desde hace tiempo el SEG, a través de la New Spiritual Science Foundation, está compartiendo sus resultados y experimentos con grupos de todo el mundo. Después de la publicación del primer número de Spiritual Scientist en diciembre de 1994, llegaron inmediatamente suscripciones de Australia, Bélgica, Canadá, Egipto, Finlandia, Alemania, Hong Kong, Italia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Suiza, Estados Unidos y, naturalmente, Gran Bretaña. Hoy, Spiritual Scientist está disponible también en alemán, y está prevista la traducción en francés.

El primer viaje experimental del grupo al extranjero tuvo lugar en octubre de 1995, antes de iniciarse la investigación científica. Como ya se ha dicho, el doctor Hans Schaer, que se había unido al grupo para una sesión experimental en Scole, algún tiempo antes había invitado a los componentes a Ibiza, para pasar una semana con él en su casa veraniega, perdida, en un rincón perdido de la isla. Poco antes de partir el grupo, Manu aconsejó llevar una serie de campanillas, y dijo que los guías estaban examinando la posibilidad de utilizar otro contenedor para concentrar las energías creativas, evitando así desplazar la frágil cúpula:


En primer lugar recogeremos la energía creativa en la bodega de Scole, aunque el grupo estará físicamente en el extranjero. Luego trasladaremos la energía a la casa de Ibiza, donde será utilizada para conseguir los fenómenos deseados...

Tenéis dos opciones para este viaje vuestro al extranjero. La primera consiste en llevar con vosotros la pequeña cúpula. Ésta, sin embargo, no es la alternativa que apoyamos. La otra es la de utilizar un cristal, para poner sobre la mesa de la casa de Ibiza, en el cual podremos concentrar la energía necesaria para nuestras exigencias operativas. Esta sería nuestra opción preferida. El cristal magnetizado podrá luego ser utilizado en el futuro, en caso de que tengáis que desplazaros al extranjero. Los espíritus guías os enviarán muy pronto un cristal de cuarzo adaptado a esta finalidad. Cuando llegue, ponedlo sobre la mesa de modo que podamos magnetizarlo para que pueda ser utilizado en el futuro.


En esta ocasión la señora Bradshaw confirmó también que el grupo podría invitar también a cuatro huéspedes (tres de Australia y uno de Nueva Zelanda) para una sesión que se tendría de allí a pocos días. En el programa había también demostraciones ante delegaciones extranjeras. Los guías habían dado recientemente su consentimiento para que el grupo tuviera un seminario, de un día de duración y una sesión experimental, para el grupo alemán de Dieter Wiergowski en noviembre. Surgía ya claramente un interés internacional por la experiencia de Scole.

En la siguiente sesión, Manu se manifestó en primer lugar como de costumbre, para volver luego en un segundo tiempo con el cristal de cuarzo prometido. Este sería identificado como el «cristal de viaje». El cristal aportado había llegado silenciosamente, cosa más bien insólita, dado que la mayor parte de los aportes que el grupo había recibido, incluso los pequeños, había aterrizado con grandes botes y golpes sobre la mesa. Hasta con el periódico se había notado un ruido sordo. El cristal de viaje, sin embargo, había sido depositado con gran cuidado encima de la mesa. Dijo Manu que gran parte de la energía disponible en aquella sesión había sido utilizada para «magnetizarlo» para los futuros viajes. Sus vibraciones habían sido sincronizadas con la energía presente en Scole, por tanto, ofrecería las condiciones correctas donde quiera que se encontrase en el mundo. El cristal era espléndido, con una especie de pequeña cavidad interna en una extremidad. Era indudable que Manu lo había elegido con cuidado.

La sesión del 22 de septiembre, que contó con la presencia de los huéspedes  —David y Patricia Hayes y Gordon Hewitt de Australia, y Meg Simpson de Nueva Zelanda— fue excelente. Manu expresó el deseo de los espíritus guías de que los huéspedes pudieran difundir la palabra sobre aquél trabajo cuando volvieran a casa.

El primer experimento del grupo lejos de Scole tuvo lugar en la casa veraniega del doctor Hans Schaer en Ibiza. Situada en un lugar apartado de un valle fértil y boscoso, la antigua construcción estaba embellecida con un muro externo hecho de sólida piedra de más de 30 centímetros de gruesa, que recordaban los muros de una fortaleza. El doctor Schaer estaba satisfecho de que el grupo no tuviera la posibilidad de realizar trucos en su casa. Las dos sesiones experimentales tuvieron lugar en el salón principal, una gran sala con los techos muy altos que, según los componentes del grupo, presentaba una atmósfera bellísima. Los espíritus guías explicaron que gracias a su naturaleza intrínsecamente rocosa, la isla tenía una serie de columnas de aquella energía especial que era necesaria para producir fenómenos psíquicos objetivos según el nuevo método. En efecto, aparentemente, en las proximidades inmediatas de la antigua casa se encontraba una columna especialmente grande, de cerca de siete metros de diámetro.


Fuera por este u otro motivo, ambas sesiones experimentales produjeron una variedad de fenómenos, entre ellos las luces espirituales, las sensaciones táctiles y formas espirituales sólidas. Las campanillas, colgadas de una de las altísimas vigas tintinearon varias veces, y los guías llevaron a cabo demostraciones de levitación controlada con la pelota de tenis y el cubo de madera de balsa. En cierto momento, las dos puertas externas de la habitación, solidísimas, fueron sacudidas por los espíritus guías. Los miembros del grupo habían experimentado aquel fenómeno particular en la bodega de Scole, por eso no se alarmaron. ¡El doctor Schaer, por su parte, pensó inmediatamente que alguien estuviera tratando de entrar en casa!


En cierto momento la señora Bradshaw anunció:


El espíritu de una señora está presente. Vivió en esta misma casa hacia 1883. Era una señora muy religiosa y está todavía encariñada con la casa. También está presente su gato. La señora está un poco confusa por la presencia de los espíritus guías de Scole en «su» casa, por tanto los guías tendrán mucho cuidado en respetar sus deseos en reconocimiento de la propiedad. 


Cuando tuvo lugar la segunda sesión, sin embargo, el espíritu de la señora había adquirido mayor confianza. Permaneciendo con los guías, comenzó incluso a interesarse activamente por el procedimiento.

La señora no era la única que estaba fascinada por el trabajo de la experiencia de Scole. A la vuelta de Ibiza, el grupo tenía que prepararse para el inminente seminario con veintidós delegados alemanes, que tuvo lugar el domingo 26 de noviembre de 1995. El grupo alemán estaba encabezado por Dieter Wiergowski. Él y su mujer Conny dirigían una revista titulada Die Andere Realität (La otra realidad). Eran pocos los que sabían bien inglés, por eso Karin Schnittger se ofreció para hacer de intérprete.


Por la mañana, el grupo presentó una serie de informes, y proyectó las diapositivas que presentaban las imágenes recibidas. Esto suscitó gran interés. Después, por la tarde, una vez dado otro informe que incluía todos los fenómenos tangibles que podían ser observados, los visitantes fueron a la bodega para una sesión experimental.

La sesión fue una de las más abrumadoras que el grupo había tenido nunca. Había, un poco apretadas, veintiocho personas. Sin embargo esto no impidió que se produjeran fenómenos. De todos modos, la sesión resultó mucho más animada de lo que uno se hubiera atrevido a esperar. Los visitantes pudieron admirar una serie de fenómenos: luces, sensaciones táctiles, golpes secos, golpecitos y mensajes dignos de consideración.


«Una vez más», dijo Robin, «teníamos que admitir que los espíritus guías no nos habían abandonado nunca durante los "experimentos especiales". Como si fueran capaces de quitar los frenos cuando era necesario».


Para muchos visitantes estos eran los primeros fenómenos paranormales tangibles a los que asistían. Al final resultó claro que toda la jornada había sido un gran éxito. Fue entonces cuando nació la idea de publicar regularmente una versión en lengua alemana de Spiritual Scientist. Karin Schnittger se ofreció para ocuparse de la traducción.


En el verano de 1996, el grupo hizo otros progresos en el campo internacional, yendo una vez más a Ibiza, huésped del doctor Hans Schaer; después, en marzo de 1997, partió de Hearhrow en vuelo a Los Ángeles. Montague Keen estaba con ellos. Esperaba organizar una sesión experimental para científicos e investigadores en el área de San Francisco. Quería también comparar los experimentos llevados a cabo en Scole con los del extranjero.


Para acogerlos a su llegada estaba Brian Hurst, un médium muy conocido en América. Como recuerdan ellos mismos:


Brian había gastado mucho tiempo y dinero para transformar su amplio garaje en una estancia adaptada a nuestras sesiones experimentales.

Había muchas personas interesantes: Kathryn Grayson, una celebridad de Showboat y Desert Song, y Jay North, ex protagonista de Dennis la amenaza. Estaba también el doctor Steven Ross, que dirige una fundación de investigación internacional para descubrir curas alternativas para muchas enfermedades. Las personas que participaban estaban muy interesadas y eran entusiastas. Las pausas entre las diversas clases de fenómenos que fueron producidos por los espíritus guías, estuvieron llenas de aplausos y exclamaciones de estupor.


textoalternativo

(Foto añadida por esta web: Brian Hurst)



textoalternativo

(Foto añadida por esta web: lugar de la sesión)

Además de los «acostumbrados» fenómenos, el plato fuerte de la primera sesión fue la inesperada levitación de la mesa. Para las demás sesiones en América, el grupo se aseguró de que las tiras fosforescentes fueran colocadas debajo de la mesa además de encima, de manera que la gente pudiera seguir  claramente sus movimientos.



(Foto añadida por esta web: Luces en movimiento)

Los fenómenos vividos durante la primera sesión experimental dictaron el ritmo para las siguientes. Un fenómeno totalmente nuevo fue cuando la mesa se levantó, después giró de lado y comenzó a dar vueltas en torno a la estancia como la rueda de un carro, sin que un solo cristal se cayese. Más de una vez los visitantes fueron literalmente atravesados por las luces espirituales. De este modo recibieron una curación espiritual. Los visitantes sintieron jocosamente que les ponían correas en los zapatos. Estaban presentes espíritus de animales como perros y gatos —y algunos distinguieron sus patas, el pelo y los rabos mientras andaban por la estancia—.



textoalternativo

(Foto añadida por esta web: La mesa se eleva y gira velozmente)

He aquí el comentario de Brian Hurst:


Puedo confirmar que la luz penetró realmente en los cuerpos de varias personas. Tricia Loar, que tenía problemas serios en la rodilla, sintió una luz que penetraba en la rodilla y en el pie. Contó haber sentido cosquillas en el pie y haber logrado ver la luz que se movía dentro. Al día siguiente el dolor de la rodilla había desaparecido. También el físico doctor Ulf Israelsson participó en una sesión, y manifestó una opinión muy positiva de aquella experiencia.


Considerando que los fenómenos basados en la nueva energía nunca habían sido presentados en los Estados Unidos, fueron acogidos con notable inteligencia, comprensión y entusiasmo por todos los presentes. Si tantos americanos han podido experimentar esta prueba de la supervivencia y de la realidad de una dimensión espiritual, el mérito se debe al grupo, que trabajó duro y con gran humorismo. Aquí son recordados con afecto y deferencia, y todos se preguntan cuándo volverán.


Geroge Dalzell es un asistente social, con un diploma en ciencias sociales. Vive en Hollywood, y es autor de The Blue Angel: A True Story (todavía no publicado), un libro que explora la autenticidad de los fenómenos mediúmnicos.



Opiniones - GEORGE DALZELL


El 7 de abril de 1977, participé en una demostración del GES en el garaje de la casa del médium Brian Hurst, en California. Hurst era un guía de James van Praagh, médium conocido en todo el mundo y autor de los bestseller Talking to Heaven Reaching to Heaven.


Mi interés por la demostración del grupo de Scole nacía de mi búsqueda para encontrar el modo de aplicar la mediumnidad a las personas que sufren por la pérdida de una persona querida. Es lógico que la prueba de la supervivencia después de la muerte pueda reducir la duración y la intensidad del dolor por una pérdida.


En el garaje, a oscuras, veinte participantes pudieron observar una serie de extraordinarios fenómenos físicos. Una mesa colocada en el centro del garaje pareció elevarse y girar sobre un lado, mientras los cristales y varios otros objetos que se encontraban encima de la mesa permanecieron misteriosamente en su lugar, desafiando las leyes de la gravedad. Las personas comenzaron a contar que manos invisibles se materializaban y se alargaban para tocarlas.


De improviso, la estancia comenzó a llenarse de luces espirituales que pueden describirse mejor por su dimensión y aspecto como luciérnagas constantemente iluminadas. A veces, estas luces blanquiazules permanecían suspendidas delante de los espectadores, otras atravesaban el pavimento y parecían subir a la mesa por el centro de la estancia para desaparecer luego a través de las vigas del garaje.


Me vino a la mente que si el fenómeno luminoso era facilitado por un equipo invisible de espíritus científicos, como había dicho Robin Foy, entonces tal vez podía comunicar directamente con uno de estos científicos utilizando el pensamiento. De este modo, controlaría la autenticidad del fenómeno de Scole sin que el grupo y los participantes se enteraran de ello. Extendí las manos en la oscuridad y formulé este pensamiento: «Tocad mi mano derecha. Enviad una luz a mi mano derecha si conseguís oírme en este momento.


En aquel instante una luz sobrevoló las cabezas de los espectadores y, rebasando el grupo de Scole, vino a tocar el dedo índice de mi mano derecha. Era incrédulo. Conseguí sentir la luz que me tocaba físicamente, lo mismo que podía ver claramente que no se trataba de una cuerda de fibra óptica o de una proyección luminosa, sino más bien de una esfera autónoma de luz blanquiazulada de origen incierto. Llamé la atención del grupo sobre este episodio que está documentado en la cinta en posesión de Hurst y del grupo de Scole.


Inmediatamente después de este episodio, la señora Bradshaw preguntó si podía transmitir informaciones de un espíritu que deseaba hablar conmigo. Le dije que lo hiciera y el sorprendente intercambio que siguió fue otro contacto indiscutible con el espíritu de mi amigo, Michael Keller. La señora Bradshaw transmitió informaciones detalladas que ni Brian Hurst ni ninguno de los participantes podían conocer, por tanto no tuve duda respecto a la autenticidad del intercambio.


Baste decir que mi relación con el grupo de Scole ha cambiado de un día a otro las percepciones limitadas de toda una vida. No sucede con frecuencia que el propio punto de vista cambie de forma tan repentina; normalmente el cambio se produce de modo «gradual».


El grupo había pasado tres semanas en California y había hecho demostraciones experimentales ante cerca de doscientas personas en nueve sesiones separadas. Una de las principales características durante estas sesiones eran la gran cantidad de pruebas personales de la supervivencia ofrecidas sobre todo a través de Emily y Ewind. No sólo fueron abundantes las pruebas, resultaron también de una precisión extraordinaria. Tal vez es bueno subrayar que los componentes del grupo de Scole no conocían a nadie, aparte de Brian Hurst, a quien habían encontrado una sola vez cuando participó en una sesión en Scole.





Además de los miembros del público, entre los participantes en la «sesión de los científicos» figuraban algunos científicos de la NASA y otros del Instite of Noetic Sciences, cercano a San Francisco, así como representantes de la Stanford University.


En la sesión científica experimental, los científicos de la NASA y los demás llegaron juntos —un grupo de cerca de cincuenta personas—. Es interesante destacar que algunos astrofísicos presentes, formaron después su propio grupo. Los componentes del grupo de Scole no estaban al corriente de quienes participarían en la sesión, ni del lugar en el que tendría lugar. Montague Keen no los había informado a propósito, de modo que no pudieran ser acusados de haber alterado de algún modo el lugar de la cita. Veinticuatro horas antes de la sesión, telefoneó para comunicar la dirección, de modo que el grupo pudiera programar cómo llegar. Después se enteraron de que el mismo Montague había sido informado en el último momento, dado que el lugar del encuentro había sido cambiado para garantizar al grupo un espacio que pudiera estar completamente oscuro. Como explicaron los mismos componentes del GES:


¡El lugar se encontraba en una maldita montaña! Habíamos alquilado un coche. La carretera era una cosa increíble, estrechísima y discurría bordeando un precipicio. Fue un viaje terrorífico.

Cuando llegamos, no nos presentaron a nadie. Aunque sí hubo sonrisas y algún saludo, no teníamos ni idea de quienes eran aquellas personas. Fuimos acompañados al gimnasio que se encontraba semienterrado. Aquel gran local era ideal, por estar clavado en la roca. Luego descendieron a controlar los científicos.

Fue una demostración fantástica. Se materializó un nativo americano que se exhibió en una danza y en un canto tribales. Luego comenzaron a resonar los tambores. Estos se encontraban en las paredes, detrás y encima de un diván donde estaban sentados algunos científicos, a unos tres metros de donde nos encontrábamos nosotros.


Todos los presentes estuvieron de acuerdo en admitir que los miembros del grupo no habrían podido acercarse a los tambores si hubieran querido hacerlo. La estancia estaba llena de personas y los espíritus guías llamaron correctamente por su nombre a algunas de ellas, aunque ninguna había sido presentada. La señora Bradshaw y Edwin se manifestaron y explicaron a los reunidos que aquella área era un antiguo lugar sagrado de los indios. La gente que había vivido allí muchos años antes comprendía las energías espirituales y las de la tierra, y estaba influyendo en la sesión.


Otra de las sesiones tenidas en América contó con la participación del médium James Van Praag, que había escrito el bestseller Talkin to Heaven (Piatkus, 1999). «James era más bien escéptico cuando llegó», recordaron los miembros del GES, «y controló toda la estancia a la búsqueda de dispositivos, etc. Él y los demás que habían inspeccionado la estancia, admitieron luego que esperaban encontrar alguna cosa debajo de nuestros asientos. Se quedaron sorprendidos no sólo por los fenómenos, sino también por el amor que se había creado en la estancia. James dijo que llegaba a "captarlo"».


Inmediatamente después de este viaje, el grupo fue invitado a presentar el propio trabajo un poco en toda Europa, entre otras partes en Suiza, Irlanda, Países Bajos y Alemania. A principios de mayo de 1997, tuvo una conferencia con muchas proyecciones de diapositivas en la sede de Zurich de la Sociedad Suiza de Parapsicología (S.S.P.). Aunque el encuentro fue comunicado solamente a los miembros, participaron casi noventa personas. Siguió una presentación similar en la sede de San Gallo de la S.S.P., donde los miembros de grupo fueron huéspedes del doctor Hans-Peter Stüder: y en Basilea, donde encontraron al doctor Theo Locher, investigador psíquico desde los años Cincuenta. El doctor Locher comentó que nunca había visto algo igual en los cuarenta años de su investigación.


«Tenemos la sensación de que estos viajes al extranjero sirvieron para divulgar el mensaje, para llevar a la gente a reflexionar», dijo Allan.


En noviembre de 1997, participó Robin en el congreso PSI-Tage en Suiza. Aquí le informaron de que habría de cien a ciento cincuenta personas, dado que allí el trabajo era una verdadera novedad. Todas las mañanas tenía una especie de «preestreno» que permitía a los oradores exponer en diez minutos su tema a los dos mil delegados. Después de esto, cerca de seiscientas personas pidieron poder escuchar a Robin, tanto que fue necesario encontrar una estancia más grande.


Fue aquí donde conoció Robin al doctor Andreas Liptay-Wagner, un hombre que dirigía la principal sociedad húngara de investigación psíquica, fundada en 1871. Gracias a este encuentro Robin fue invitado a participar en un congreso en Budapest. A su llegada conoció al doctor Pal Kurthy, secretario de la sociedad, «un hombre más cerca de los noventa que de los ochenta años, pero que parecía mucho más joven, cosa que atribuía a la práctica diaria del yoga. Su experiencia en materia de fenómenos psíquicos era enorme y era fascinante poder oírlo». Al día siguiente Robin habló ante doscientas cincuenta personas en el moderno centro de congresos alquilado por la sociedad para la ocasión. Como él mismo recuerda, la experiencia de Scole fue muy bien acogida:


Los experimentos vídeo y los resultados que comenzaban a aparecer suscitaron gran interés. Los espíritus guías habían anunciado que en 1998 habría imágenes de seres interdimensionales en la televisión. Pero no tenía ni idea de cuándo podría suceder, hasta que se comprobó en Hungría. Fue tal el interés que emitieron en onda Azul en la televisión nacional.


Parecía justamente que el interés iba creciendo. De vuelta a casa, el grupo mantiene los contactos con su séquito internacional a través de internet, Spiritual Scientist y el opúsculoUna guida di base. A través del opúsculo fueron ayudados también otros grupos, tanto que fueron distribuidos centenares de copia en todo el mundo. El opúsculo ha sido publicado en inglés y en alemán. Ha sido traducido también en holandés y en francés, aunque todavía no ha sido publicado en estas lenguas. En el próximo futuro está prevista una traducción en húngaro y [en español].


Dijo Sandra:


Calculamos que si entre los grupos que habían adquirido la guía sólo el diez por ciento hubiera continuado desarrollando con éxito los fenómenos, habría habido un número significativo de grupos en muchos países distintos, todos con la prueba de que este nuevo fenómeno es real. Los grupos han conseguido ya éxitos en Gran Bretaña, Irlanda, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Suiza Finlandia, Países Bajos y Hungría. Recientemente, ha nacido también cierto interés en Japón.


Un grupo que lleva a cabo con éxito experimentos es interesante, pero si cien grupos hicieran lo mismo sería realmente un paso adelante para convencer al mundo de que la supervivencia post mortem es una realidad.


En este punto, pensamos que sería positivo dar a conocer el grupo de Scole a nuestros investigadores para tener una opinión independiente. Con esta intención, organizamos un encuentro para el sábado 26 de septiembre de 1998. Del «equipo investigador» formaban parte: Harry Oldfield, biólogo y físico e inventor del sistema de divulgación de energía y de métodos de tratamiento electrónico con la utilización de cristales; el profesor Michael Laughton, experto en ingeniería electrónica de la London University; Peter Williams, un químico convertido luego en editor de revistas y de libros de carácter científico; Joanne Sawicki, ex responsable del desarrollo de los programas en la Sky Television, y ahora productora televisiva y cinematográfica independiente; y nuestro agente literario, Roger Houghton, de la Lucas Alexander Whitley.


Durante una jornada sumamente interesante, se nos mostraron numerosas fotografías, diapositivas y vídeos que el grupo había recogido durante el experimento; las pruebas de las comunicaciones verbales recogidas con y sin el dispositivo de recepción al germanio, y la demostración de cómo eran preparados todos los experimentos con micrófonos, termómetros, vídeo-cámaras, máquinas fotográficas, películas, cúpulas, cristales magnéticos, espejos, anemómetros, etc. En cierto momento el grupo nos mostró el nivel de oscuridad que se podía obtener en aquel laboratorio subterráneo.


Hacia el final de la jornada, los componentes del grupo nos recordaron que la síntesis del trabajo consistía en mostrar a toda la humanidad, de una vez por todas, la realidad de la supervivencia después de la muerte. Con este objetivo continuaban presentando las pruebas en todo el mundo. Hace poco, los espíritus guías afirmaban que pronto la prueba sería transmitida por televisión y en el cine.


Joanne Sawicki encontró el tema interesante, dado que de allí a algunos días se trasladaría a Francia para un festival de cine. Algún tiempo después nos dijo que había decidido proponer el experimento de Scole a alguna sociedad cinematográfica. A la vuelta se puso en contacto con Roger dándole todos los detalles en relación a la sociedad televisiva que había mostrado interés por su trabajo. Una red americana había dicho que, de los cientos de proyectos visionados, el experimento de Scole era el más entusiasmante.


El engranaje se había puesto por tanto en movimiento para dar a conocer con mayor amplitud el trabajo del grupo.


Pero no sólo eso, se proyectaron otras investigaciones. El profesor Laughton le habría querido preguntar a los espíritus guías en relación a un circuito, ya de dominio público, que había sido desarrollado por un inventor alemán en los años treinta, y que había mostrado un extraño comportamiento. Entre tanto, Harry Oldfiled junto con algunos otros colegas proyectó realizar experimentos similares. Parecía, por tanto, que investigadores serios estaban dispuestos por lo menos dejar de lado los prejuicios en relación a lo que estaba sucediendo en Scole.


Consideramos todo esto como una señal de que valía la pena profundizar en el estudio. Después, la tarde del lunes 23 de noviembre de 1998, a altas horas, cinco años después del comienzo de experimento de Scole, Robin nos telefoneó:




Tengo noticias preocupantes. Los guías nos han dicho que debemos suspender inmediatamente los trabajos. Una entidad procedente del futuro interviene en el paso interdimensional cada vez que lo abrimos. Está haciendo experimentos con una sonda temporal cristalina y sus motivaciones no son del todo benévolas. Los guías han hecho muchos intentos para resolver este problema, llegando incluso a consultar a especialistas en el tiempo y el espacio de otras dimensiones. Pero no han tenido éxito y están por lo mismo deseosos de cortar el paso. De momento todo el trabajo será suspendido.


Os enviaremos un fax. Es una declaración que estamos preparando para los abonados a nuestra revista y para otros que siguen nuestro trabajo. Cuando lo leáis, comprenderéis cómo nos sentimos.




Algunos segundos después, la familiar señal acústica en el ordenador nos confirmó la llegada del fax.


DECLARACIÓN DEL GRUPO EXPERIMENTAL DE SCOLE


Como alguno de vosotros tal vez ya sepa, en estos últimos meses hemos tenido no pocas interferencias durante nuestras sesiones experimentales. Hasta hace poco, el origen de estas interferencias nos era desconocido, y ha sido objeto de grandes preocupaciones y discusiones entre nosotros.


Ahora estamos perfectamente al corriente de la situación adversa que ha surgido como consecuencia de estas interferencias, y dado que el resultado influirá en muchos de los que hace tiempo están implicados en nuestro trabajo, desgraciadamente nos vemos obligados a transmitiros esta información. Sentimos el deber de ser completamente honestos con nuestros amigos en este momento, aunque es muy doloroso para nosotros contar lo que ha sucedido.


Hemos descubierto que el resultado de nuestras cuatro energías, junto con la naturaleza del trabajo pionero que estamos desarrollando en la ciencia espiritual, ha provocado problemas espacio-temporales en relación a un paso interdimensional creado para nuestros experimentos.


Un resultado de la apertura de este paso fue el de permitir que el trabajo se desarrollase con más rapidez, permitiendo a una serie de energías espirituales venir a la Tierra en este momento para contribuir a la evolución de la conciencia espiritual del hombre.


Sin embargo, el remolino de energías dentro de este paso ha atraído (¿y atraerá?) también a experimentadores del futuro, atraídos por el trabajo en curso. Ha sido la interacción entre sus experimentos y el paso lo que provoca la grave interferencia con nuestro trabajo. Como consecuencia, los guías han comenzado a tener cada vez mayores dificultades para comunicar con nosotros durante las sesiones experimentales.


Durante una última y breve comunicación, nuestros espíritus guías han propuesto entrar en contacto con entidades de otra dimensión las cuales, gracias a su competencia en materia de espacio y de tiempo, tenían mejores instrumentos para valorar la situación y tal vez proporcionar una ayuda.


Después de una serie de comunicaciones ópticas y vocales más bien sorprendentes, procedentes de un ser de gran inteligencia de esa otra dimensión, ha resultado evidente que las dificultades no podían ser completamente superadas.


Hemos sido informados de que, desde el momento en que la interferencia era contraria a las rígidas leyes del tiempo y del espacio, se debía impedir la continuación. Esperábamos que los seres de otras dimensiones que estaban trabajando con nosotros lograran encontrar una solución, pero en esto nos sentimos desilusionados. Parece, por tanto, que la única opción posible para ellos era pedirnos colaborar: tendríamos que suspender inmediatamente todas las sesiones experimentales, evitando así abrir el paso.


Esto, naturalmente, en un primer momento nos ha parecido impensable. Pero después de muchas discusiones y exámenes de conciencia, nos hemos dado cuenta de que no había otra solución que aceptarlo. Conocíamos ya perfectamente a nuestros «espíritus guías» y habíamos trabajado con confianza bajo su protección amorosa —por tanto sabíamos que antes de llegar a hacernos esta petición debieron intentar el todo por el todo, sin resultados.


Los que, de entre vosotros, habéis estado implicados en primera persona en nuestro trabajo comprenderéis lo devastadora que ha sido para nosotros esta noticia. Como individuos y como grupo es difícil expresar en palabras lo que sentimos. Nos faltan ya terriblemente nuestros amigos del mundo espiritual, y en este momento su pérdida nos parece insustituible.


Los guías nos han explicado que esta interferencia desde el futuro se genera únicamente cuando nuestras cuatro energías se reúnen en comunión espiritual, creando así una situación que puede tener consecuencias desconocidas. Por tanto, hemos suspendido, como nos lo han pedido, todos los experimentos en los que estábamos implicados nosotros cuatro.


Aunque los «vínculos» de comunión con nuestros guías ya no existen, sentimos el deber de continuar nuestro esfuerzo para llevar  su «mensaje» a la atención del mundo. Consideramos por tanto los acontecimientos aquí descritos como una oportunidad para seguir adelante, aunque nuestro trabajo no puede asumir la misma forma que tenía hasta ahora.


En lugar de trabajar en grupo hemos iniciado nuevos experimentos con ordenador y grabadoras simultáneamente, y deseamos que con el tiempo esto produzca resultados.


Nos han dicho que, dado que esta terrible situación afecta únicamente al grupo experimental de Scole, otros grupos que llevan a cabo experimentos basados en la energía pueden continuar tranquilamente con su trabajo. Nuestra intención es seguir ayudando a los demás grupos a desarrollar fenómenos similares a los realizados por nosotros en el pasado.


La New Spiritual Science Foundation ha estado siempre separada de nuestro grupo. Esta asociación continuará su trabajo tal como eran sus intenciones iniciales, ayudando a todos aquellos que están interesados en desarrollar los fenómenos psíquicos para realizar sus propios objetivos.


Sabemos que la difícil decisión que hemos tenido que tomar tendrá muchas repercusiones, en cuanto que teníamos en curso numerosos proyectos que se quedan incompletos. Inútil decir que, en cuanto es humanamente posible, trataremos de ayudar a todos en la medida de nuestras posibilidades.


El grupo experimental de scole.


Ésta fue una noticia realmente devastadora. Nos cogió totalmente de improviso —y no sabíamos bien cómo reaccionar— En cierto sentido, también a la luz de las demás pruebas de Scole, esta declaración de la «interferencia del futuro» parecía un desafío para la mente racional. Y ¿qué implicaciones llevaría consigo para la difusión del mensaje de los espíritus guías y para las investigaciones programadas?


Nos enteramos muy pronto de que Montague Keen y el profesor Fontana tendrían que presentar las pruebas de Scole en el Institut für Grenzgebiete der Psychologie und Psychohygiene de Friburgo, Alemania, donde se llevan a cabo muchas investigaciones sobre la parapsicología, y que seguían decididos a hacerlo a pesar de los nuevos sucesos. Hablamos con Montague y dijo él, con cierta lógica, que este último curso de los acontecimientos no cambiaba nada. Lo que había ocurrido había ocurrido. Nadie podía cambiar el hecho de que la investigación científica había sido realizado .Y añadió:


También habríamos preferido que se nos hubiera dado la oportunidad de seguir llevando a cabo alguna sesión de investigación, y la noticia de la suspensión nos había trastornado; los experimentos de Scole constituyen a mi juicio, la prueba tal vez más impresionante de la supervivencia de la personalidad humana hasta ahora presentada. Teníamos el deber de presentar estos experimentos para que sean estudiados.


Comenzamos a reflexionar sobre esto y sobre lo que los espíritus guías habían dicho siempre: que también ellos estaban aprendiendo, que eran cosas fuera de su control y que el futuro es incierto.


Tal vez incierto pero, con el paso de los días, las cosas parecieron ir mejor. El equipo de investigadores científicos seguía adelante con la publicación del Informe de Scole; los proyectos televisivos continuaban; se habían programado reuniones, hecho investigaciones, valorado las asignaciones. El proyecto de Scole continuaba por tanto desarrollándose a pleno ritmo, suspendido, aparentemente, por algún proceso organizativo desconocido e invisible. En aquel tiempo, visto lo que había sucedido, esto pareció ir contra toda lógica, pero, reflexionando, tal vez no habríamos tenido que sorprendernos tanto. Si hay una cosa que los años pasados estudiando estos fenómenos debería habernos enseñado, es que las cosas nunca son como parece.


Durante todo este tiempo de incertidumbre, permanecimos en contacto con los miembros del grupo de Scole. A pesar del desastre inicial producido por esta noticia, habían comenzado lentamente a relacionar el significado oculto de algunas de las últimas comunicaciones recibidas de los espíritus guías. Les habían repetido muchas veces que un día tendrían que interrumpir sus experimentos para centrar sus esfuerzos, con el fin de ayudar a otros a formar grupos experimentales. Para esto había sido fundada la New Spiritual Science Foundation. Como ellos mismos dijeron: «Conocíamos el plan, sólo que no habíamos previsto que sucedería de modo tan dramático».


Como si fuera una especie de confirmación para nosotros, el 1 de diciembre, Lin Brady, una amiga que vive en Dorset, nos telefoneó para anunciarnos novedades. Al parecer, ya «desde hacía algún tiempo» algunos de sus amigos recibían mensajes en alfabeto Morse, utilizando un dispositivo «similar al del germanio de Scole, pero con cinco bobinas». Un componente del grupo había comenzado a entrar en trance, y a través de la grabadora llegaba toda clase de comunicantes.


«¿Pensáis que esto tenga algo que ver con los fenómenos de Scole?», preguntó Lin.


También nosotros se lo preguntamos. Desde luego, le habían dicho al grupo de Scole que muchos otros grupos estaban desarrollando un trabajo similar. En efecto, los mismos componentes del GES nos dijeron que otros grupos habían tenido ya resultados sorprendentes. Se habían recibido imágenes en la pantalla de televisores ¡apagados!


Robin dijo:

Algunos investigadores que se dedican a la transcomunicación, afirman recibir regularmente mensajes del mundo espiritual a través del teléfono, del ordenador y de aparatos de fax. Hemos decidido ver si también nosotros somos capaces de obtener tales resultados. Estoy utilizando mi ordenador de casa. Ya había informado a los guías de mi interés por este trabajo antes de suspenderse los experimentos, y me habían dicho que, en respuesta a mi petición de ayuda para este nuevo trabajo, ya me había sido asignado un joven de su dimensión, con el objetivo de lograr buenos resultados en el ordenador.



Sabemos que se han hecho incluso conjeturas sobre la posibilidad de un Internet interdimensional. Alguien podría parecerle un tanto inverosímil, pero ¿por qué no? Después de todo, los ordenadores se basan en semiconductores, y los espíritus científicos nos han explicado muchas veces que estos semiconductores, como el germanio y el silicio, tienen importantes propiedades que permiten atravesar los puentes entre las dimensiones.




La idea de un Internet interdimensional indicaba la posibilidad de que el contacto con las otras dimensiones podría convertirse en una realidad para todos, más que en una prerrogativa de pocos. Como hemos dicho, el primer paso parece ser el de la ampliación del trabajo a otros grupos que están trabajando con sus guías.




NUEVOS GRUPOS



Repasando algunas de las colaboraciones en la revista Spiritual Scientist hemos descubierto que, al parecer, se están formando nuevos grupos en todo el mundo. El inglés «Northern Energy Group», por ejemplo, ya en las primeras sesiones experimentales ha obtenido fenómenos: relámpagos de luz, ruidos de dedos que golpean, y voces «extra» en las grabaciones de la sesión.


Este grupo destaca lo importante que es evitar esperar que se den forzosamente fenómenos.


Es necesario que haya confianza en los propios guías. Es necesario dejar que sean ellos los que descubran el modo más sencillo para comunicar al principio con nosotros. Y una vez conseguida la comunicación, estarán en disposición de aconsejarnos sobre nuestro grupo y tal vez de sugerir los objetivos que desearían plantearse durante las sesiones.


En el otro extremo del mundo, en relación al Northern Energy Group, en Sandy Beach, en Australia, David y Patricia Hayes están experimentando fenómenos similares:



Nos volvemos a encontrar en la estancia, en la oscuridad, en torno a una mesa de madera redonda, sobre la que hemos colocado la «cúpula», la cual se apoya en una base similar a la utilizada en Scole.


Desde que hemos formado el grupo ha habido una gran actividad energética —remolinos de nubes blancas, puntos de luz blanca por toda la estancia, un poco como la Vía Láctea, tipos negros divertidos que se agitan por la estancia, golpes y crujidos—. A veces «forzamos la suerte» y pedimos a los espíritus que produzcan aquél «ruido», digamos, por otras tres veces durante la sesión. Y ellos hacen exactamente lo que les pedimos.


Los participantes han sentido que les rozaban en los brazos y en las piernas, y han sentido cosquillas en varias partes del cuerpo y del cuello. Hemos sentido también olores, tanto perfumados como rancios. En los últimos quince meses, hemos recibido comunicaciones regulares de nuestros guías a través de David, que cae en un ligero trance. Responden a todo tipo de preguntas técnicas y a veces se intercambian golpes de humor. Estas experiencias son muy agradables.


También otros grupos han tenido comunicaciones gratificantes con el mundo espiritual. Un grupo de Cheshire, Gran Bretaña dirigido por Anne y Fred Child, ha oído «una música increíblemente hermosa procedente de nuestro tambor y de las campanillas colgadas del techo», y ha recibido numerosos aportes, entre ellos una moneda y tarjetas un poco enrolladas con mensajes del tipo: «Ciao»; «Confiad en nosotros» y «He vuelto», escritos con mano temblorosa.


Algunos grupos han tenido una actividad experimental muy intensa. El grupo «E», dirigido por Tom Sawyer y por su mujer, inició los experimentos el 3 de febrero de 1998. Los dos utilizaron una esfera de cristal, con una base de plástico dotada de patitas, colocada en el centro de la mesa, y una película Polaroid SX-70 dentro de una bolsa resistente a la luz, y colocada debajo de la esfera. Una semana después de la sexta sesión, la película fue sacada de la bolsa en la cámara oscura, y revelada haciéndola pasar bajo el rodillo de la fotocámara. El resultado fue un éxito: en la película estaban impresos los colores lavanda y blanco.


El grupo «E» no es el único que ha conseguido semejantes resultados. ¿Cuál es el sentido de estos experimentos? ¿Pueden considerarse realmente una prueba de la supervivencia de la conciencia?


La cuestión es actualmente objeto de discusiones científicas. A este propósito, el científico gubernamental Piers Egger afirma:


Tengo la impresión de que el miedo es el gran obstáculo en la mente de los científicos escépticos. Han sido educados en la creencia de que todo es medible y comprensible, hasta el punto de creer que todo lo que no puede ser explicado y comprendido por la física no puede existir. Este modo de pensar, obtuso y arrogante, ha llevado a una comunidad científica que teme que se llegue a saber que no conoce todas las respuestas. No veo lo que hay de equivocado en decir: «No lo sé». Después de todo, son muchas las cosas que no conocemos, por tanto ¿por qué avergonzarse de admitirlo? Las personas más escépticas no quieren que se turbe su tranquilidad, y negarían hasta la prueba más clara. Para ellos significaría tener que reescribir los libros de ciencia y las leyes de la física.


Algunos científicos, sin embargo, están dispuestos a dejar de lado los prejuicios. Un científico que participó en una sesión expresó el deseo de que la luz rodease las manos que tenía juntas. Preguntó si sería posible repetir el fenómeno para demostrar a los escépticos que no era una persona que agitaba un bastón. La luz atravesó la mesa saliendo desde el fondo, después respondió a la pregunta, tocando las manos del científico de tal manera que acallase a los escépticos más cínicos.


Durante una de las últimas sesiones, Albert, el espíritu científico, comenzó a conversar con el profesor Archie Roy, que había sido invitado por los investigadores científicos. Albert explicó que, cuando vivía, su trabajo no era considerado ortodoxo, pero que había trabajado en diversas teorías «por pura curiosidad intelectual». Albert y el profesor Roy (un astrónomo) hablaron ampliamente de las estrellas binarias, de la desaparición de los dinosaurios y de una teoría conocida como «Némesis». La conversación se centró luego en el «problema de las estrellas triples» y siguió un animado e interesante diálogo sobre ellas. Albert demostró estar al corriente de las más recientes técnicas de medición relativas a la gravedad. Gran parte de esta conversación fue desconcertante para todos los demás presentes. Más tarde el profesor Roy comentó que tuvo la impresión de hablar con alguien que era realmente muy competente en aquella materia.


En el número de primavera de 1997 de Spiritual Scientist se lee lo que sigue:


Lo interesante es que siempre que hay un nuevo científico... parece que los guías han sintonizado ya la energía y están en disposición de demostrar algo que captará completamente el interés del nuevo visitante en el trabajo.


Captar el interés de la gente fue, naturalmente, uno de los fines principales de los espíritus guías de Scole en los cinco años de la experiencia. En esto tuvieron éxito. Pero ¿lograron proporcionar las pruebas de la supervivencia más allá de la muerte física? Algunos mantienen que todavía no es posible concluir que es así de forma categórica, incluso a la luz de las pruebas recogidas durante la experiencia de Scole. Sea lo que sea, el hecho de que el trabajo experimental esté continuando en todo el mundo sugiere al menos la posibilidad de que un día, de un modo u otro, lo descubriremos.


Si aceptamos lo dicho por los comunicantes, en el futuro habrá una mayor colaboración entre las dimensiones, en beneficio de todos nosotros.


Tanto si dejáis a un lado este libro y no volvéis nunca a pensar en él, como si os sentís estimulados a formar un grupo experimental lo más pronto posible, nos gustaría dejaros un pensamiento de los seres espirituales que participaron en la experiencia de Scole.


Abrid el corazón y la mente. Los cambios en los esquemas mentales y de comportamiento de los individuos crean cambios en las condiciones de la humanidad. Os oímos decir con frecuencia: «No puedo hacer nada frente a este o aquél problema porque me es demasiado lejano o no tiene nada que ver conmigo». Bien, sabed que todas las cosas, sean tangibles o intangibles, y todos los acontecimientos, que pertenezcan al pasado, al presente o al futuro, tienen que ver con todos. Esta es una realidad de la ciencia espiritual que estamos tratando de compartir con vosotros. Si un número suficiente de individuos recibe lo que ahora estamos en disposición de transmitir y asume una posición de apertura, armonía y amor en las propias interacciones... entonces estarán a disposición de todos indecibles maravillas.




PortadaPreProAgraIntroC1C2C3C4C5C6C7C8C9C10C11, Post, Posd, A1, A2, A3, A4, A5, A6, A7, A8A9A10A11A12A13A14, Ult, Fotos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario