"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



jueves, 15 de julio de 2010

EL ESPIRITISMO Y LAS RELIGIONES


jueves 15 de julio de 2010

EL ESPIRITISMO Y LAS RELIGIONES

                                   EL ESPIRITISMO Y LAS RELIGIONES


     Se ha preguntado muchas veces si el Espiritismo es religión, y casi siempre, se ha contestado afirmativamente. Para corroborar esta aseveración se ha dicho que el sentimiento religioso es innato en el ser humano, que religión es el lazo que une al hombre con Dios y que el Espiritismo admite como las religiones la existencia del Ser Supremo y la inmortalidad del alma.
    Creo que sobre este "concepto religioso" del Espiritismo --erróneo a mi modo de ver-- se ha bordado todo ese clásico ropaje, todos esos hábitos tradicionales de que he hablado; y no es sólo esto, sino que este falso concepto ha llevado a más de un espiritista al sincretismo, verdadera plaga que tenemos el deber de extirparla de raíz.
    Teniendo en cuenta que el espiritismo "nació" de los hechos positivos, y que una serie de hechos conocidos por "principios ciertos" constituyen una "ciencia"; teniendo en cuenta también que toda ciencia tiene sus consecuencias filosóficas, y que la doctrina espiritista no es otra que estas consecuencias ¿cómo podemos deducir que el Espiritismo es religión, cuando ésta sólo se apoya en la fe ciega, en la revelación divina, en el milagro, etc?
    Decir que el Espiritismo es religión por el hecho de que admita la existencia de Dios y la inmortalidad del alma, equivaldría a decir que también hay una religión platónica, socrática, etc., puesto que estos sistemas filosóficos admiten estos mismos principios, o que, por el contrario, existe una ciencia o filosofía católica o protestante, porque éstas admiten los mismos principios que aquellos.
    Porque el sentimiento religioso sea innato en el hombre, no se debe deducir que el Espiritismo es religión, porque con la misma lógica podría decirse que hay una religión astronómica o una química o física religiosa.
    Otro error, a mi juicio, es decir "que la religión es el lazo que une al hombre con Dios". Si recorremos la historia de todas las religiones, hasta perdernos en sus propios orígenes, no encontraremos en ninguna de ellas ese lazo divino; por el contario, vemos que se han apartado siempre del verdadero concepto espiritual de Dios, para caer en el más vil de los materialismos; siempre nos lo han presentado en una forma grotesca: humano, personal, vengativo y cruel. ¿Dónde, está, entonces, ese lazo que nos tendió la religión para subir en espíritu hacia Dios?
    En los tiempos primitivos el sentimiento místico --a pesar de su ingenuidad-- fue un sentimiento indefinido, de vago temor supersticioso, y podría decirse falso, porque el hombre bestializó y antropomorfizó a Dios; y no es que lo haya adorado en esa forma. ¡Cuán lejos estaba el hombre de la idea divina cuando rendía culto a sus ídolos! Por otra parte, atribuyó poder divino a los elementos que más directamente le afectaban, hizo como el bruto, que muerde el látigo con que se le fustiga, o lame la mano que le acaricia, sin comprender que tras de la mano y el látigo hay una inteligencia que los guía. Sólo cuando despertó en el hombre el sentido filosófico, sólo cuando dijo (mucho antes que lo dijera Descartes): "pienso luego existo", y trató de saber el por qué de su existencia, sólo entonces pudo concebir la verdadera idea de Dios y por consiguiente la espiritualidad e inmortalidad del alma. Desde entonces, vemos al hombre apartarse cada vez más de ese sentimiento instintivo, entregándose en cambio a la contemplación de las bellezas naturales, al estudio científico y filosófico de la Naturaleza, único lazo para, por medio de él, elevarnos hasta Dios.
    Indudablemente se confunde a menudo el sentimiento "religioso" con el sentido filosófico: el primero se va perdiendo en los espíritus evolucionados, por ser instintivo; el segundo, va despertando a medida que aquel se extingue. El primero, afirmando a Dios, sin comprenderlo, lo va matando: el segundo --aunque negándolo algunas veces-- lo vivifica y lo espiritualiza. Son cual dos ramas de un mismo rosal: mientras que una --eternamente cubierta de espinas-- tiende a secarse,  la otra, llena de lozanía, se cubre de hermosas y perfumadas flores.
    Las religiones tienen ritos, rezos, templos, ídolos y dogmas; el Espiritismo detesta todo eso. Las religiones tienen santos, ángeles y demonios; el Espiritismo habla sólo de espíritus más o menos evolucionados. Las religiones nos hablan de penas y castigos o, en cambio, de una vida de monótona beatitud, para después de la muerte; el Espiritismo, de justas consecuencias de nuestros actos, de evolución y progreso espiritual eternamente. ¡Cuán notable es la diferencia que existe entre ambos! Religión es sinónimo de sombra; Espiritismo, de luz.
    El Espiritismo, inmenso árbol de la vida, cobijó bajo su grandiosidad filosófica a todos los hombres que necesitaron de su abrigo, y éstos, creyéndolo sin vida suficiente --y en su agradecimiento para con él-- quisieron regar sus raíces, y para ello volcaron sobre ellas sus ideas y hábitos religiosos, y, sin querer, contaminaron su savia. El árbol no da los frutos que debiera dar; sus flores mueren apenas nacen. es menester, entonces, depurar su savia; podar sus viejas ramas para que reverdezca, para que se cubra de flores y de buenos frutos.

MANUEL S. PORTEIRO
Texto extraído de la obra "ESPIRITISMO DOCTRINA DE VANGUARDIA" , de Manuel S. Porteiro, publicada por EDICIONES CIMA, Caracas, Venezuela.
0 comentarios

lunes, 12 de julio de 2010

Vicenç Ferrer "Català de l'any 2008” Tomado del Centro Barcelonés de Cultura Espírita CBCE. http://centrebarcelonesdeculturaespirita.blogspot.com/

2 de mayo de 2009

Vicenç Ferrer "Català de l'any 2008”

Nota del 20 de junio de 2009
El pasado viernes 19 de junio de 2009, desencarnó Vicenç Ferrer a la edad de 89 años (1920- 2009), en su domicilio de la ciudad de Anantapur, tras agravarse su delicado estado de salud.
La materia tiene sus leyes. Una nueva etapa se abre ante él en la que con toda seguraidad podrá continuar su labor, ayudando a que su obra, que era su vida, siga adelante.
Introducción
Tras la designación de Vicenç Ferrer (Barcelona, 1920), ex jesuita, como “Català de l’Any 2008”, el 02 de abril de 2009, a través de una votación popular cuya campaña fue promovida por Televisión de Catalunya y por “El Periódico de Catalunya”, nos parece oportuno y de completa actualidad insertar unas Reflexiones, que se publicaron en Flama Espirita número 98 (oct./dic. 2000) a raíz de algunas de las preguntas y respuestas que figuran en una entrevista que se le efectuó en ese mismo año.

Vicenç Ferrer, espíritu luchador por excelencia, en su juventud se afilió al Partido Obrero de Unificación Marxista “POUM”, fundado en Barcelona, el 29 de septiembre de 1935.

A los 16 años, durante la Guerra Civil Española, fue llamado a filas; participando en varias contiendas.

En 1944, dejó sus estudios de Derecho e ingresó en la Compañía de Jesús, que abandonó en 1970, contrayendo matrimonio con la periodista inglesa Anne Perry. Fundó el Fondo de Desarrollo Rural (RDT), que contó con el apoyo de Indira Gandhi.

En 1996, creó la Fundación que lleva su nombre.

A lo largo de toda su trayectoria ha ido recibiendo innumerables distinciones en reconocimiento a su labor.

El 20 de marzo de 2009, tuvo una embolia cerebral teniendo que ser ingresado de urgencia. El 25 de abril de este mismo año, le dieron el alta hospitalaria, y se está recuperando en su casa según mensaje de su esposa, que figura en la web de la Fundación.

Su modo de entender la JUSTICIA hizo que lo dejara todo, lanzándose a ayudar a cientos de miles de personas sumidas en la más profunda miseria. Ahí empezó su verdadera batalla, la de luchar y construir un entorno con sentido, dando sentido a miles de vidas; haciendo que se sintieran útiles; demostrando a ellos y al resto de la humanidad que son seres tan dignos como cualesquiera otros, portadores de las mismas potencialidades que los demás, pero con un handicap terrible: la pobreza y el olvido.


REFLEXIONES

María Calvo G.
mcalge@teleline.es
Publicado en F.E., 98 (oct./dic. 2000)

Hace pocos días, en un semanal dominical de fecha 16 de julio de 2000, leímos una entrevista realizada por Virginia Drake, bajo el título “El opio del pueblo es la pobreza” a Vicente Ferrer, ex jesuita, de joven anarquista, que mantiene en la India una organización dedicada a ayudar a salir de la miseria social y económica a los más pobres, a los intocables, que es como se les denomina en ese país.

Entresacamos los siguientes párrafos del reportaje, que nos acercan a las desigualdades existentes entre los hombres, al dolor humano real y palpable que sufren tantas personas, concretamente en la India, y las cuestiones que se plantea Vicente Ferrer al respecto:

(…)
“¿Cree que la madre Teresa de Calcuta separaba la vida espiritual de la buena acción?
La de Teresa de Calcuta era una acción individual para cada persona, para cada enfermo. Los cuidaba física y espiritualmente para morir, para que fueran felices mientras tanto, los consolaba y atendía mientras les llegaba la hora.

¿Hay un Dios para los ricos y un Dios diferente para los pobres?
Hay un misterio muy grande detrás de esta pregunta, un misterio tremendo que creo que algún día se solucionará.

Algunos piensan que es Dios quien permite y les manda las tragedias y las penas.
Yo muchas veces le digo a Dios: -¿Por qué lo has hecho tan mal? Yo, si fuera Tú, lo habría hecho mucho mejor. A veces pienso: Si yo, siendo tan malo, haría tanto bien, debe haber alguna explicación para que Aquél siendo tan bueno, permita que exista este mundo de la manera en que está.”
(…)

Interesante, ¿verdad? Se da cuenta de que alguna explicación tiene que haber ante las tragedias y pruebas que nos toca vivir, explicación que no le facilita su religión, pero que atisba que existe, y deja ver que en un futuro se sabrá.

Pero ya Léon Denis, el poeta del espiritismo, a finales del siglo XIX y en su obra titulada “Después de la muerte” (dentro de la parte V, capítulo LV, apartado séptimo), hace la siguiente apreciación a propósito de las desigualdades sociales:

“Mas, ¡cómo cambia el punto de vista, desde que el nuevo ideal viene a ilustrar nuestro espíritu, a servir de norma a nuestra conducta! Convencidos de que esta vida forma un anillo solo en la cadena de nuestras existencias, un medio de purificación y progreso, ya seamos ricos o pobres, cualquiera que sea nuestra condición, daremos menor importancia a los intereses de la actualidad. Una vez fuera de duda que todo ser humano tiene que renacer muchas veces en este mundo, pasando por todas las condiciones sociales, -supuesto que las existencias penosas y oscuras son muchísimo más numerosas, y la riqueza mal empleada lleva un reto tremendo-, todo hombre comprenderá que trabajando en mejorar la suerte de los humildes, de los desheredados, trabaja para sí mismo, porque ha de volver a la tierra y tiene nueve probabilidades contra diez de renacer pobre”.

También Allan Kardec, en “El Libro de los Espíritus” (cuestión número 931), señala:

“¿Por qué en la sociedad son más numerosas las clases que sufren que las felices?
Ninguna es completamente feliz, y lo que se cree felicidad encubre a menudo martirizadores pesares. En todas partes existe sufrimiento. Para responder, sin embargo, a tu pensamiento, te diré que las clases que llamas desgraciadas son más numerosas, porque la tierra es un lugar de expiación. Cuando el hombre haya hecho de ella la morada del bien y de los espíritus buenos, dejará de ser desgraciado, y aquélla será para él el paraíso terrenal”

Si nos fijamos en las grandes diferencias que existen entre las personas, en los sufrimientos que padecemos, en los desastres que ocurren, y que alcanzan a unas personas y a otras no, efectivamente, tiene que haber algo más, ya que solo vemos una parte pequeña de nuestra historia, que hemos vivido antes de esta vida y que volveremos a nacer sucesivamente, algo que, dentro de la doctrina espiritista, se viene estudiando, la reencarnación, que, como dice Hernani Guimaraes Andrade en su libro “Muerte, Renacimiento y Evolución”, formará parte en el futuro de la ciencia, como una ley más de la naturaleza, no siendo más patrimonio de creencias y religiones, y que da cumplida respuesta al tema de los desequilibrios sociales y personales.

Allan Kardec, en “El Libro de los Espíritus” (cuestión número 1), cuando preguntó a los espíritus “¿qué es Dios?”, éstos le respondieron “Dios es la inteligencia suprema, la causa primera de todas las cosas”, y que mediante una serie de leyes rige el universo, y nada tiene que ver con el Dios de las religiones, que ama y castiga a sus hijos, y les manda las tragedias y las penas, como dice el entrevistador.

Es necesario, pues, hacerse preguntas y buscar respuestas ante los “misterios” que rodean al hombre y su realidad. Allan Kardec las planteó a los espíritus y, utilizando una metodología especial, adaptada a la naturaleza del objeto estudiado, obtuvo una serie de contestaciones que dieron lugar al conjunto de libros que forman la codificación espiritista, aclarando muchas cuestiones hasta entonces ignoradas. Como ya hemos apuntado, en el futuro también la ciencia investigará acerca de los postulados estudiados por Kardec. ❒

domingo, 11 de julio de 2010

ESPIRITISMO Y PARAPSICOLOGÍA (CONCLUSIÓN)

    Tal postura facilita el acoplamiento, dentro de un mismo programa experimental, de parapsicólogos y espiritistas, que se propongan con honestidad y sin preconceptos, descubrir la naturaleza auténtica de los fenómenos psíquicos, llegando hasta el esclarecimiento de su origen y de las leyes que los gobiernan.
    RENÉ SUDRE escribió con mucha razón, hacia 1920, que "la psicología contemporánea está en un impasse de donde no saldrá sino con el apoyo de la metapsíquica". Parafraseando al ilustre estudioso francés, diremos que será mediante su identificación con el Espiritismo que la Parapsicología resolverá su impasse.
    La diferencia que tradicionalmente ha separado a espiritistas y parapsicólogos radica en la cuestión del espíritu y su continuación más allá de la muerte. Mientras que, para los primeros se trata de un punto doctrinario irrenunciable, los otros sólo han llegado a considerarla como una hipótesis sujeta a la verificación. Afortunadamente, la evaluación de los estudios parapsicológicos apuntan en una dirección tan clara hacia el reconocimiento de la existencia de un factor espiritual, que permite pensar en una pronta y definitiva superación de aquella divergencia. La apertura de un capítulo nuevo dentro de los estudios parapsicológicos, denominados paratanáticos o Psi-Theta, propuesta por el respetado investigador y autor norteamericano JOSEPH GAITHER PRATT (1910-1979), significó un gran paso de avance en el camino que conduce a la obtención de las pruebas que certifiquen la supervivencia espiritual y estableció un puente directo con la ciencia espírita, que ya la comprobó desde el siglo pasado. No hay que olvidar que el primer objetivo que se propuso RHINE en la Universidad de Duke, fue la búsqueda de tales pruebas y que hacia el final de sus vidas, él y su esposa se inclinaban a reconocerla.
    Los progresos alcanzados en la ciencia contemporánea, particularmente en la física, están empujándola en una dirección espiritualista. Investigadores notables como EINSTEIN, PLANK, EDDINGTON, JEAN  CHARON y otros físicos del siglo veinte, han aportado teorías y demostraciones que liquidan la creencia falaz en la independencia absoluta entre espacio y tiempo, entre materia y energía, fundiendo estas nociones en un solo concepto que desborda lo tridimensional y que se expresa a través de simbolos matemáticos o de intuiciones que no están ligadas a formas concretas del pensamiento lógico-racionalista. Partículas y antipartículas nunca vistas, campos gravitatorios, continuum espacio-temporal, antimateria, quantas, universos paralelos, son términos que forman parte de un lenguaje novedoso, bien alejado del mecanicismo materialista. Con sobrada razón ironizaba EINSTEIN: "el materialismo murió de asfixia...por falta de materia".
    Nadie puede negar la extraordinaria contribución que han brindado destacados estudiosos del Espiritismo a la formación y desarrollo de las disciplinas que se ocupan del estudio de la paranormalidad. Ya sea que se hable de la investigación psíquica, de la metapsíquica, de la parapsicología, de la psicotrónica o de la psicobiofísica, allí están presentes nombres fundamentales de la escuela espírita. Con toda justicia el fundador de la Metapsíquica hacía este honesto reconocimiento a la obra de KARDEC:

    "Es siempre en la experimentación que se apoya, de manera que su obra no es apenas una teoría grandiosa y homogénea, sino también un imponente depósito de hechos" (1)

(1) CHARLES RICHET. Traité de Metapsychique. Librairie Félix Alcan. París, 1923, p, 33.

    Si bien nos parece útil el esquema presentado por RICHET, para mostrar cómo se ha desenvuelto la evolución de los estudios psíquicos, no luce muy acertado separar la etapa espiritista de la científica, puesto que la obra de KARDEC representa el verdadero inicio de la era científica dentro de la historia de lo paranormal y de los espiritual. Se puede asegurar y demostrar que un porcentaje bastante alto de los investigadores que han incursionado en este campo, finalmente optaron por aceptar el Espiritismo. Recuérdese a WILLIAM CROOKES y sus experiencias mediúmnicas realizadas siguiendo los más rigurosos procedimientos de laboratorio. Casos como el de LOMBROSO, rendido ante la evidencia producida por las manifestaciones de espíritus materializados, o del propio RICHET confesándole a BOZZANO la conclusión a la que finalmente había arribado respecto a que "la muerte es la puerta a la otra vida" se han repetido innumerables veces. Tal es la historia del espiritismo: la incredulidad vencida y derrotada por la soberanía de los hechos. Bastaría citar a científicos de tendencia espiritista como WILLIAM FLETCHER BARRETT. ALFRED RUSSEL WALLACE, OLIVER LODGE, FREDERICK MYERS, W. J. CRAWFORD, GUSTAVE GELEY, PAUL GIBIER, CAMILLE FALMMARION, JOHANN F.K. ZÖLNER, WILLIAM JAMES, ALEXANDER AKSAKOF, KARL DU PREL, RICHARD HODGSON, JAMES HYSLOP, para reconocer que ellos, con sus estudios metódicos y sus experiencias en torno de las fuerzas psíquicas, colocaron las bases de la Metapsíquica y de la actual Parapsicología.
    Sentar las bases para el establecimiento de una adecuada relación entre espiritistas y parapsicólogos ha sido motivo de preocupación para numerosos pensadores espiritistas de América y de Europa. En uno de sus inspirados trabajos, el destacado escritor argentino HUMBERTO MARIOTTI (1905-1982), lo manifestó con toda precisión:

    "El Espiritismo como ciencia integral se mantiene firme ante la Parapsicología, puesto que ella, tanto directa como indirectamente, no hace otra cosa que reafirmar sus postulados doctrinarios. El Espiritismo, como se sabe, es la realidad espiritual más avanzada que se le presenta al materialismo en todas sus fases y concepciones; por consiguiente, la Parapsicología, aun cuando persista en su postura antiespírita, resultará siempre una ciencia con tendencias espíritas, ya que sus resultados nunca podrán ser favorables a la interpretación materialista del hombre y e la vida.
    El Espiritismo frente a la Parapsicología representa una avanzada científica, ya que su cuerpo de doctrina no sólo encara el campo supranormal de lo psicológico, sino que va más allá de ello, penetrando en el mundo vivo y real de los espíritus. De modo que su vigencia ideológica permanecerá indemne y constante dando a tímidos y remisos las luminosas verdades del porvenir." (2)

(2) La Parapsicología a la luz de la Filosofía Espírita. Editorial Constancia. Buenos Aires, 1975.

    En síntesis, el Espiritismo respalda y promueve el desenvolvimiento de la Parapsicología, y aguarda confiado sus avances y comprobaciones, con la certeza de que esa ciencia aceptará finalmente que no se está frente a una "mente" o un "cerebro" cuando enfrenta un fenómeno paranormal, puesto que en realidad se trata de una entidad espiritual, preexistente y sobreviviente, y por lo tanto reencarnante, la cual es el agente responsable de todas las manifestaciones. Será entonces, cuando la Parapsicología devuelva a la Psicología su "objeto perdido", abriéndose finalmente al reconocimiento del espíritu inmortal.






      SIR. OLIVER LODGE















                                                                                                                HUMBERTO MARIOTTI

MIS IMPRESIONES DESDE EL PRIMER ENCUENTRO ESPÍRITA IBEROAMERICANO: POR GUSTAVO MOLFINO

segunda-feira, 29 de março de 2010

Mis Impresiones desde el 1er ENCUENTRO ESPÍRITA IBEROAMERICANO:

.
Por Gustavo Molfino

.
Fecha: 20 de Marzo de 2010
Lugar: TORREMOLINOS (MÁLAGA) ESPANA

Durante dos jornadas muy intensas hemos vivido en este 1er Encuentro Espírita Iberoamericano, momentos de gran elevación emocional e intelectual.
El reencuentro con compañeros espíritas de distintas nacionalidades, los nuevos amigos, el aporte intelectual de estudiosos en temas de actualidad y la impecable organización, hacen de este evento un encuentro único, un ícono en la historia de la CEPA y seguramente en el espiritismo español laico y librepensador.
Hemos podido intercambiar con grupos y personas de distintos orígenes y pudimos comprobar que los aportes al pensamiento espiritista han tenido una línea clara en el sentido del rescate de la conducta humana como base para el cambio de paradigma mundial. Los aportes de los disertantes y los temas elegidos se fueron dando en forma natural de modo tal que formaron un cuerpo de pensamientos congruentes con las bases del espiritismo y en línea con la actualización que en cada Congreso y Conferencia ha tenido lugar.
Gozosos por esta fiesta del espíritu, compartimos con ustedes esta alegría y auguramos tiempos de desarrollo y nuevos intercambios con los amigos españoles.

Todos los espíritas americanos abrazamos con afecto a estos queridos amigos y los felicitamos por la concreción, con altísimo nivel, de un evento que seguramente marcará nuestro futuro, congregándonos para la difusión de las ideas espíritas, que representan los valores universales de la humanidad y que nos comprometen con la Evolución Conciente, tal cual es el lema de este fraternal Encuentro.

quarta-feira, 24 de março de 2010

1° ENCUENTRO ESPIRITA IBEROAMERICANO

.
CONCLUSIONES
.
En Torremolinos, Málaga, España, convocado por un grupo de Sociedades Espíritas de España y América liderados por la Asociación Espírita Andaluza y la Confederación Espírita Panamericana tuvo lugar este Primer Encuentro Espírita Iberoamericano bajo el Lema: “ Espiritismo, una Contribución para la Evolución Consciente”.
Durante los tres días en que se mantuvieron las deliberaciones se observó un clima que fue creciendo en armonía y se pusieron de manifiesto las coincidencias de criterio entre las personas presentes, manteniendo en las Exposiciones realizadas una sorprendente complementación y coherencia.
Los temas abordados abarcaron una buena parte del espectro de las preocupaciones del hombre y la Sociedad actual.

Valga como síntesis decir que se abordaron temas que aportaron al Lema Central desde diversos ángulos:

• Sociales como la Responsabilidad que sentimos nos cabe a los Espíritas en nuestra participación activa para mejorar el entorno Social y disminuir el impacto ambiental con una visión trascendente.

• Psicológicos como la necesidad de salir de la Cultura de la Culpa producto de una perimida influencia ancestral e impulsarnos Individual y Socialmente hacia una Cultura de Responsabilidad Consciente, Activa y Optimista.

• Científicos con Excelentes exposiciones acerca de las investigaciones sobre la pluralidad de mundos habitados y los nuevos descubrimientos sobre la Genética y las Células Madre o Tronco Embrionarias, haciendo especial hincapié en la Visión pro-científica que tiene el Espiritismo desde su creación, siempre que la Ciencia tenga como base la ética y trabaje para mejorar la calidad de vida de los Seres Humanos.

• Filosóficos, intentando hacer una revisión permanente de los postulados Espíritas para mantener a los Espíritas actualizados con los aportes que nos pueden dar las diferentes Culturas como los beneficios de la meditación, la respiración consciente y diferentes técnicas de desarrollo personal que colaboran con el bienestar general, compensando las exigencias de la vida actual .

• Históricos, rescatando las experiencias de una Institución Cubana que nos conmovió con el relato de sus vivencias, poniendo de manifiesto el sustento anímico que puede aportar el Espiritismo para asumir con dignidad y alegría las dificultades que la vida nos presenta.

• Mediúmnicos, rescatando el valor de la Mediumnidad en el contexto de las Sociedades actuales, poniendo de manifiesto las dificultades que puede traer su utilización sin dirección y control, fuera de un grupo experimentado que mantenga intenciones solidarias.

• Educación Espirita para la Niñez y la Juventud, poniendo de manifiesto la importancia de los Jóvenes en los Centros Espíritas y asumiendo la responsabilidad que nos cabe como padres de brindar a nuestros hijos las herramientas de la Doctrina Espírita para enfrentar la vida con entereza, optimismo y valor.

Se puso de manifiesto también la necesidad de trabajar para devolver al Espiritismo el sitio de jerarquía que se merece y que ha sido desmerecido por las prácticas mezcladas y confundidas con religiones y corrientes que nada tienen que ver con su origen, concluyendo que :

• Es poco conocido en su real dimensión y potencialidad para colaborar en la búsqueda de la verdadera explicación del Sentido de la Vida.
• Se conoce la Fenomenología y se la confunde con el Espiritismo
• Se le agregan adjetivos como Cristiano o se lo confunde con Sectas y prácticas que nada tienen que ver con la asepsia que siempre pretendió darle su fundador Allan Kardec, que manifestó lo siguiente y lo dejamos a modo de conclusión:

El Espiritismo es a la vez una Ciencia de Observación y una Doctrina Filosófica.
Como Ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden establecerse con los espíritus, como Doctrina Filosófica comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones.

Queremos destacar la importancia del intercambio de conocimientos y experiencias que nos permite crecer y evolucionar juntos valorando las afinidades y respetando las diferencias, así poco a poco se irán ajustando los conceptos, limando los contrastes y acercándonos afectiva y doctrinariamente.

Creemos que el futuro de este movimiento se construirá a través de los próximos Encuentros que haremos en Europa y América y que irán estrechando los lazos de amistad y fraternidad que se han creado.

Torremolinos, Málaga, a 21 de Marzo de 2010.-

¡¡¡¡NOTA IMPORTANTE!!!

Fecha:29/11/2010
CONGRESO: "II CONGRESO ANDALUZ DE ESPIRITSMO" Organizador: ASOCIACIÓN ESPIRITA ANDALUZA "AMALIA DOMINGO SOLER"
Lugar de celebración: PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ)
Dirección: CAMINO DE LOS ENAMORADOS S/N
+Info: Programa

ESPIRITISMO Y PARAPSICOLOGÍA

   Entre el Espiritismo y la Parapsicología existen relaciones, analogías y diferencias. En su más amplia definición, el Espiritismo es una doctrina, al tanto que la Parapsicología aspira a ser reconocida como una ciencia. Al Espiritismo le interesa en alto grado la investigación y la experimentación en torno del amplio mundo de los fenómenos psíquicos, pero, se ocupa y se preocupa también por el diseño y la fundamentación de una teoría filosófica que contribuya decisivamente a la expansión de la conciencia de los seres humanos y a su vez impulse su transformación moral. La Parapsicología concentra su interés en demostrar la existencia de facultades especiales del psiquismo humano que se manifiestan al margen de los recursos fisiológicos y desafían los límites que imponen las categorías físicas del tiempo y del espacio. En el ámbito parapsicológico, los temas filosóficos llaman poco la atención y menos aún las cuestiones morales.
    El Espiritismo parte de una interpretación espiritualista de los fenómenos psíquicos, y los considera como manifestaciones del espíritu, es decir, de un Ser que es capaz de superar las limitaciones sensoriales de su organismo físico y de trascenderlo después de la muerte, conservando su capacidad para seguir generando, desde esa dimensión ultraterrena, otros fenómenos psíquicos. Tomando en cuenta el origen de esas manifestaciones, el Espiritismo reconoce que ellas se polarizan en dos categorías: unas que se originan dentro de los procesos mentales de los seres encarnados (animismo) y las que son producidas por los seres desencarnados (mediumnismo).
    La Parapsicología se ocupa de reunir evidencias que demuestran la realidad objetiva de la paranormalidad, y no se pronuncia por una interpretación acerca de su naturaleza, ya sea de tipo materialista o espiritualista.
    Cuando se han presentado interpretaciones que abonan a favor de cualquiera de esas tesis, se debe tener presente que se hace en nombre personal y que no se compromete como un todo a esa disciplina. El Espiritismo respeta la neutralidad de la Parapsicología, y la considera una actitud prudente y razonable, ya que, en definitva, el objetivo de la ciencia no es de certificar si el materialismo o el espiritualismo poseen la razón, sino el de buscar la verdad con la misión suprema de ampliar el saber humano acerca de sí mismo, de la vida y del Universo.
    Es importante resaltar que no hay ninguna demostración de la Parapsicología que contradiga o coloque en entredicho cualquiera de los postulados básicos sustentados por el Espiritismo, y que, al contrario, las tesis que esencialmente son aceptadas por la mayoría de los parapsicólogos en el mundo, fueron proclamadas por ALLAN KARDEC y sus continuadores hace más de un siglo. Recuérdese que el fundador del Espiritismo presentó sólidos argumentos dirigidos a probar la existencia de funciones psíquicas, de naturaleza extrafisiológica y extrafísica, en todos los seres humanos, las cuales dividió en dos categorías, una de efectos inteligentes y otra de efectos físicos. Este esquema fue mantenido por RICHET cuando separó los fenómenos metapsíquicos en subjetivos y objetivos, y por RHINE cuando estableció que los fenómenos paranormales se expresan siguiendo dos líneas: los de percepción extrasensorial y los de psicocinesia.
    Todo cuanto la Parapsicología ha venido estudiando y comprobando en el campo de lo otrora mal denominado sobrenatural; todo poder de la mente que va demostrando; todo "imposible" de los viejos tiempos que viene siendo presentado como realidad con el respaldo de una suma considerable de evidencias empíricas; todo está, día a día, consolidando los cimientos en que se apoya la doctrina espírita, y ratificando que la extensa fenomenología psíquica que se manifiesta en el hombre, es más clara ya racionalmente explicada por las enseñanzas de la escuela espírita que por ninguna otra doctrina.
    En El Libro de los Médiums, KARDEC presentó una minuciosa descripción de los fenómenos mediúmnicos y también de los que luego se llamarían paranormales, y allí mismo reconoció que el conocimiento de los hechos psíquicos que se originan en la mente del propio sujeto, sin la participación de espíritus desencarnados, es de alta importancia para la comprensión de los que son de carácter mediúmnico. Llegó a establecer una metodología rigurosamente científica para determinar el origen de cada fenómeno, que la interpretación fuese la última hipótesis y no la primera, a fin de examinar previamente todas las posibles explicaciones que prescindieran de la intervención de los espíritus:

    "Los estudios nos enseñan a separar lo verdadero de lo falso o exagerado en los fenómenos que no nos explicamos. Si un efecto insólito se produce, ya sea un ruido, movimiento o aparición, inclusive, lo primero que debemos pensar es que se debe a una causa completamente natural porque es la más probable.
    Hay que buscar entonces con todo cuidado esa causa y sólo admitir la intervención de los espíritus cuando exista pleno conocimiento de ello. Esta es la única manera de no engañarse" (1)

(1) Segunda parte. Cap. V: Manifestaciones físicas espontáneas. No. 91. Ob. cit. p. 95

                                                             (CONTINUARÁ)





                CHARLES RICHET PADRE DE LA METAPSÍQUICA








JOSEPH B. RHINE







Este tema de estudio lo hemos extraído de la obra LOS FUNDAMENTOS DEL ESPIRITISMO, previa autorización de su autor, el Profesor Jon Aizpúrua, para nuestro aprovechamiento como material de formación doctrinaria en nuestro Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".