"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



viernes, 24 de diciembre de 2010

BOLETÍN DE DIFUSIÓN DE LA ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA AMALIA DOMINGO SOLER ANDALUCÍA ESPIRITISTA

BOLETÍN DE DIFUSIÓN DE LA ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA
AMALIA DOMINGO SOLER
ANDALUCÍA ESPIRITISTA          
Dep. legal: CO. 1198 – 2002
Boletín de la Asociación
Espírita Andaluza Amalia
Domingo Soler. Inscrita en la
Sección Primera del Registro
de Asociaciones de la
Delegación de Gobierno de la
Junta de Andalucía de
Córdoba con el n.º 4227, de
fecha 24 de abril de 2000
N. º 34– AÑO IX
OCT./DIC. 2010
SUMARIO
- Crónica del I
Encuentro Espírita
Iberoamericano (III)
Pág. 2, 3, 4 y 5.
- “La política y la
consolidación del
Espiritismo español”.
Pág. 5, 6, 7, y 8.
- “Actividades”.
Pág. 8.
-----------
Institución adherida a la Confederación Espírita Panamericana (CEPA) y socio-fundadora de la
Asociación Internacional para el Progreso del Espiritismo (AIPE).
Espiritismo: Ciencia, Filosofía, Moral
Aunque no todo el Espiritismo está en Kardec, todo aquel que desee
iniciarse con buen pie por la senda del conocimiento espiritista, no tendrá más
remedio que acudir a sus fuentes originarias, a los libros fundamentales de Allan
Kardec:
El libro de los espíritus
El libro de los médiums
El Evangelio según el Espiritismo
El Cielo y el Infierno
La génesis
“Las vibraciones del pensamiento se propagan a través del espacio y nos traen
pensamientos y vibraciones similares. Si llegamos un día a comprender la
naturaleza y la extensión de esta fuerza, no tendremos más que muy elevados
y nobles pensamientos. Pero el hombre se desconoce a sí mismo, como ignora
los recursos inmensos de este pensamiento creador y fecundo que duerme en
él y con ayuda del cual podría renovar el mundo…
La atracción entre los pensamientos y las almas es toda la ley de las
manifestaciones psíquicas. Todo es afinidad y analogía en el mundo de lo
invisible. Los que buscáis el secreto de las tinieblas, elevad muy arriba
vuestros pensamientos con el fin de atraeros los genios inspiradores, a las
fuerzas de lo bueno y de lo bello. Y elevadlos no tan solo en los momentos de
estudio y de experiencia, sino siempre, a todas las horas del día, como un
ejercicio saludable y regenerador. No olvidéis que estos son los pensamientos
que, lentamente, afinan y depuran nuestro ser, engrandecen nuestras
facultades, nos hacen aptos para sentir las más delicadas sensaciones, fuente
de nuestra felicidad en el porvenir”.
“En lo invisible”. Léon Denis
“Andalucía Espiritista” es de divulgación gratuita. Si conoces a alguien a quien le pueda interesar,
nos lo comunicas y se lo enviaremos. Si deseas ayudar a su existencia y difusión, envía sellos postales
a la siguiente dirección.
ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA AMALIA DOMINGO SOLER
C/ José Ortega y Gasset, 9. 14550 MONTILLA (Córdoba) ESPAÑA

CRÓNICA DEL I ENCUENTRO ESPÍRITA IBEROAMERICANO (III y último)
(Continuación de lo publicado en el boletín nº 32 Y 33)
Sábado 20 – 17.00 hs.
David Santamaría: “Naturaleza de la Mediumnidad”
Destaca la importancia de la Mediumnidad para el Espiritismo, pero expresa que más importante es el Espiritismo
para la Mediumnidad.
Expone dos artículos de la Revista “La Idea”, de Argentina, escritos por Salvador Mariño y por Natalio Ceccarini,
sobre la naturaleza orgánica y la naturaleza espiritual, respectivamente.
En el Libro de los Médiums (Cap. XX nº 226), (Cap. XIV nº 159), Kardec destaca entre otros conceptos, la influencia
moral del médium, puesto que por ley de afinidad, atrae espíritus en consonancia con su nivel evolutivo.
El orador analiza dos posiciones: Si la mediumnidad es solo relativa al físico, la cuestión sería disponer del fluido
universal para producir los efectos, según los objetivos existenciales. Si en cambio es inherente al espíritu, sería una
propiedad permanente.
Natalio Ceccarini propone que el periespíritu es el asiento de la mediumnidad, dependiendo de la necesidad
encarnatoria. El cuerpo físico posee estructuras del sistema nervioso que posibilita la comunicación, pero debe
asumir la responsabilidad moral.
El médium debe asumir una actitud imparcial y crítica, no renunciar a la capacidad de pensar, ni aceptar todas las
comunicaciones en aras de la fraternidad.
El espiritismo es el cimiento de una nueva civilización, la plataforma de nuevas culturas de la humanidad.
o-o-o-o
Sábado 20 – 18.00 hs.
Mauro Barreto Rodríguez: “Magnetismo y espiritismo”
El orador hace una amplia exposición sobre el carácter del magnetismo físico y humano, destacando cómo antiguas
civilizaciones conocían los campos magnéticos y sus aplicaciones, y concluyendo que el cuerpo físico es un campo
bio-magnético. Aquí se detiene para puntualizar un concepto muy importante: que el campo bio-magnético del cuerpo
físico puede ser modificado con los pensamientos. Ese campo energético tiene una coloración según el nivel
vibratorio que posea, y es modificable por la actitud personal del individuo.
El magnetismo sirve para aportar energías a las enfermedades, por lo tanto, el magnetizador debe poseer ciertos
conocimientos primarios.
Destaca la importancia de la alimentación, la higiene, los ejercicios físicos, puesto que se atraen seres espirituales
del mismo nivel energético que influencian en la acción.
Expone sobre las formas de dar magnetismo: por inducción (aproximación), frotamiento (pases), pasando por dentro
de un campo magnético (corriente bio-magnética ejercida por el pensamiento). De esta forma, y con estas
precauciones y conocimientos previos, se pueden dar pases cuando sea necesario, de la forma más adecuada, para
prevenir la acción de las enfermedades sobre el cuerpo físico.
o-o-o-o
Sábado 20 – 19.00 hs.
Dante López Fernández: “La búsqueda de la evolución consciente”
Abre la conferencia citando a Manuel González Soriano cuando afirma la percepción de sí mismo como un ser
distinto del ambiente, desarrollando el espíritu su conciencia en el nivel humano, en la interacción con el medio
donde desarrolla su experiencia a través de las múltiples existencias.
Destaca que el legado de los filósofos de la antigüedad tiene plena vigencia en nuestros días, y se detiene en
analizar el momento actual de la humanidad, en el que el espíritu encarnado está luchando con el ancestral egoísmo,
en el ejercicio de su libre albedrío. Recalca que la verdadera libertad del espíritu se obtiene al resolver las
limitaciones de la personalidad. El imperativo socrático “conócete a ti mismo” es necesario para que esta libertad se
produzca paulatinamente. El ser humano debe querer conocerse y tener ganas de encontrar la felicidad a través de
ese camino.
El conocimiento de sí mismo se enfrenta con las propias limitaciones, por ejemplo: identificar el orgullo en si mismo
resulta difícil puesto que el orgullo intrínseco se contrapone. Es importante afrontar este auto-conocimiento
deslindando culpa de responsabilidad, ya que la primera impide actuar, y la segunda permite reflexionar y modificar
actitudes.
Cita a Víctor Frankl: “Somos libres para cometer errores, pero tenemos la capacidad de asumirnos a nosotros
mismos y superarnos. Tenemos la capacidad de auto-transformarnos”.
El espiritismo hace un aporte fundamental al conocimiento de sí mismo, puesto que postula el reconocimiento del
espíritu inmortal, y allí comienza la evolución consciente.
El espírita tiene a su alcance una herramienta adicional, que es la sesión mediúmnica organizada, con una dirección,
médiums capacitados, dóciles y dispuestos. El mundo espiritual traspasa nuestra mirada abarcando el pasado y el
futuro, y “ayuda a poner nuestro reloj en hora”.
El espíritu como ser inteligente puede y debe ser co-creador de su propia existencia. La sesión mediúmnica debe
estar compuesta por personas con unidad de sentimientos solidarios y elevados. El proceso para lograr una buena
sesión mediúmnica comienza en el ámbito personal y posteriormente de grupo, con espíritus Guías y Protectores de
las personas que lo integran.
Concluye con esta afirmación: “Podemos transformar los espíritus, el entorno. Podemos encontrar con felicidad el
equilibrio emocional y conseguir conscientemente el camino hacia la evolución”.
o-o-o-o
Sábado 20 – 20.00 hs.
Mesa Redonda coordinada por Mercedes García de la Torre
Tema: “Movimiento Espírita Internacional”
o-o-o-o
I Encuentro Espírita Iberoamericano Juvenil
Domingo 21 – 9.00 hs.
David Stany: “Ley de causa y efecto: comprendiendo la vida”
Comienza analizando la influencia de los espíritus en el plano material, tanto los de orden inferior como superior.
Afirma que el hombre no debe perder su individualidad, y menciona a Allan Kardec en la lectura de distintos párrafos
del Libro de los Espíritus, sobre la Ley Divina o Natural, y la sub-división de las Leyes para su análisis, destacando:
Que la Ley Natural es eterna e inmutable.
Que está escrita en la conciencia de cada espíritu.
Que el progreso intelectual y moral es una constante, debiendo el espíritu comprender el bien y el mal en si mismo.
Que el espíritu tiene el libre albedrío para obrar por sí mismo una vez reconocida su responsabilidad de evolucionar.
Que el hombre es responsable del sufrimiento material y moral, y que según las faltas cometidas, sentirá el espíritu el
remordimiento que impulse su reforma moral.
Que las vicisitudes de la vida son pruebas proporcionadas por Dios o escogidas por nosotros mismos.
El orador cita también obras de Chico Xavier y de Divaldo Pereira Franco, apoyando estos conceptos vertidos, y a
Amalia Domingo Soler en “La misión del Espiritismo” con este extracto: “He aquí la noble misión que tiene el
Espiritismo; decirle al hombre: tú mismo lograrás tu redención. ¡No hay ninguna religión ni ningún cambio social que
te quite de tu mal ni un átomo de su peso; obra tuya es tu progreso, y el progreso universal!”
Ligada a la conclusión y a modo de colofón, decir que en una ocasión, un espíritu amigo y trabajador en el campo del
Espiritismo nos sintetizó desde el plano espiritual:
“El mensaje espírita es el Sol que sacude el frío de las almas, es el maestro que, paciente, instruye a los niños y a los
ancianos, es el Pan y el Agua que debéis guardar en la alforja para atender las necesidades de vuestro peregrinar.”
o-o-o-o
Domingo 21 – 9.50 hs.
Gonzalo Viarengo y Nicolás Laorden: “El rol de la juventud en la institución espírita”
La participación de estos jóvenes espíritas de Argentina, comienza con una breve mención al funcionamiento de la
Escuela de Enseñanza Espírita a la Niñez y de la Agrupación Juvenil Joaquín Soriano de la Sociedad Espiritismo
Verdadero de Rafaela, Argentina, destacando la importancia de la educación espírita sistematizada en un ámbito
adecuado. Los niños y luego los jóvenes aprenden a reconocer y a moldear su carácter, generándose entre ellos el
compañerismo, la solidaridad, y la amistad. Esta formación da como resultado una relación flexible y recíproca entre
juventud e institución, permitiendo el cambio generacional de manera natural.
La conferencia es una exposición sobre las actividades de la Agrupación Juvenil Espírita. Señalan que es necesario
que las instituciones espíritas brinden a los jóvenes el lugar para el estudio y la expansión. En esta Agrupación, no
existe una cantidad mínima de jóvenes, y está dividida por grupos según las edades de los participantes. Comienzan
a asistir a la edad de 13 o 14 años, una vez terminada la Escuela Espírita, y pueden concurrir hasta
aproximadamente los 35 años. Tienen libertad de acción, pero dentro de los lineamientos de la institución, y con
supervisión de adultos, con objetivos delineados. Poseen también la colaboración de una psicóloga que forma parte
de una de las sub-comisiones, y los coordinadores reciben un curso de pedagogía.
Todos los años se elaboran objetivos y proyectos, y relatan algunos como ejemplo:
Acciones solidarias conjuntas, para lo cual elaboran un proyecto y realizan las gestiones para llevarlo a cabo.
Exponen diapositivas sobre el último proyecto, una escuela con necesidades primarias de una zona rural, en donde
participaron con ayuda material y concurrencia numerosa, estableciendo un lazo afectivo con los niños y los docentes
de la misma.
Encuentros con otros jóvenes de otras instituciones, programando actividades solidarias o de estudio.
Estudio de la doctrina y otras corrientes del pensamiento.
Participación activa en la Fundación Progresar (perteneciente a la Sociedad Espiritismo Verdadero), donde niños y
jóvenes carenciados de la ciudad concurren para recibir ayuda escolar los pequeños, y enseñanza de oficios útiles
para desenvolverse en el terreno laboral los segundos.
Cuando tienen la edad adecuada, asisten a sesiones mediúmnicas de orientación moral.
Finalizan las actividades con una cena de camaradería.
Reiteran la importancia de un espacio para los jóvenes en las instituciones espíritas, para propiciar que los futuros
dirigentes se vayan insertando gradualmente según las necesidades, con una base de experiencia y conocimiento.

o-o-o-o
Domingo 21 – 10.40 hs.
Tatiana y Dolores Paz Granero: “El joven espírita: en busca del orden interior”
Comienzan manifestando que las estructuras de la personalidad se van construyendo mediante transformaciones.
Comprendido esto, para los jóvenes espíritas con conocimiento trascendente de la realidad del espíritu y de la
evolución, es una responsabilidad comenzar a inquietarse y definir valores, a replantearse los objetivos de vida,
disponiéndose, al cumplimiento de las Leyes Morales, esculpidas en la conciencia de cada uno. Para ello es
necesario establecer un orden interior, absorbiendo de la conducción de los padres, de los límites constituidos en la
familia, en el medio social, que luego se irán solidificando en la personalidad hasta la autonomía física y espiritual,
constituyendo una conducta individual en el bien.
Libro de los Espíritus, la Ley de sociedad: “Los lazos de familia son una Ley Natural, puesto que Dios ha querido que
los hombres aprendiesen a amarse como hermanos. La relajación de los lazos de familia son un recrudecimiento del
egoísmo.”
El joven necesita un ambiente de plasmación y asimilación de modelos. Los padres y la sociedad de consumo,
deberían rever la escala de valores que trasmiten a los jóvenes, puesto que la violencia, la corrupción, el
consumismo y la ambición desmedida son conductas que muchas veces se consideran naturales.
Destacan que es importante ejercer el dominio de los pensamientos, ya que estos son los conductores de los actos, y
mediante ambos se plasma en el sentimiento, conformando así la conquista espiritual.
Luego realizan un planteamiento reflexivo dirigido a las instituciones espíritas, debiéndose estas analizar si los niños
y los jóvenes tienen un lugar en donde formarse, posibilitando de esta manera la formación de nuevos líderes que,
llegado el momento, asuman el recambio generacional necesario.
Por último, y como conclusión, afirman que el joven espírita no debe ser un espectador pasivo de la sociedad, sino
que debe procurar cada uno, desde el lugar que ocupa, desplegar acciones solidarias, ejemplarizantes, individuales y
también colectivas, tendentes a promover acciones positivas, constructivas, que se cimienten como fuerzas de bien y
promuevan también a otros jóvenes en la generación de nuevos compromisos.
o-o-o-o
Domingo 21 – 12.00 hs.
Conferencia de Clausura
Milton Medrán Moreira: “La evolución ética del espíritu”
El orador comienza su exposición con la siguiente afirmación: “La conciencia es el atributo más importante del
espíritu”, puesto que la conciencia le permite adquirir su identidad, el reconocimiento de su individualidad, de la
condición de SER del Universo.
La concepción evolucionista – espiritualista del espiritismo fue revolucionaria en su tiempo. La concepción humana
más humanista, es la propia experiencia humana de los encarnados con los desencarnados. No es infalible, porque
la infalibilidad no es característica del ser humano, pero a partir de sus errores puede reconducirse. El espiritismo lo
refleja, en una experiencia rica que se desarrolla entre encarnados y desencarnados.
Dice Kardec en El Libro de los Espíritus: “Todo se encadena en la Naturaleza, desde el átomo hasta el arcángel, que
también comenzó por ser átomo”. Dios no hace, inspira, la vida se hace por sí misma, Dios provee las Leyes.
El espiritismo proclama las Leyes Divinas, Kardec ha expuesto la Ley Natural, diferenciándolas. Anteriormente, la
realidad divina estaba diferenciada de la realidad del mundo, pareciendo estas realidades incompatibles. Con la
comprensión de la Ley Natural, el hombre advierte que es infeliz cuando su conciencia se aparta de esta Ley
grabada en su conciencia.
Kardec se planteó: “Si todo evoluciona, ¿cómo no ha de hacerlo el espíritu?”. Y aquí el orador plantea lo siguiente:
Hay tres etapas del desarrollo de la conciencia: 1) La conciencia adormecida; 2) El despertar de la conciencia; 3) La
adquisición de la Conciencia Cósmica.
En la primera instancia, sólo se manifiesta el instinto y las funciones Psicológicas, las actividades son básicas.
En la segunda, el hombre es capaz de soñar, pero el egoísmo aún le encadena. Empieza a ser capaz de actos de
determinación personal, se hace sensible a los deseos de cambio, adquiere valores trascendentes que le dan sentido
a la vida, pasa a ser importante la sociabilidad, y el amor comienza a ser imprescindible.
Para la filosofía espiritista, la humanidad vive aún fuertes características de esta segunda etapa, puesto que a pesar
del progreso intelectual, el progreso moral es lento, puesto que el orgullo y el egoísmo son los grandes obstáculos
del progreso en este aspecto.
En la pregunta 785 de El Libro de los Espíritus, se expresa: “A simple vista parece que el progreso intelectual redobla
la actividad de aquellos vicios (orgullo y egoísmo) desarrollando su ambición y el gusto a las riquezas que a su vez
incitan al hombre a emprender investigaciones que ilustran al espíritu”.
Plantea el orador que para el espiritismo la cuestión del autoconocimiento está contenida en el amplio concepto de la
Ley Natural, base de la moral espírita, entendiendo que la racionalidad y el amor es la presencia de Dios en el
hombre. Si el hombre quiere buscar a Dios y a la felicidad, debe buscarlos dentro de sí mismo.
Abordando la tercer etapa planteada, la adquisición de la Conciencia Cósmica, el orador explica que para el
espiritismo, el Ser es una conciencia rumbo a la plenitud. Las potencialidades del hombre, encarnado o no, son
reveladas a partir de su propia historia, pues observando su pasado podrá evaluar su futuro, rumbo a otros estadios
evolutivos que diferentes conocimientos denominan autoiluminación, conquista del reino de los cielos, adquisición de
conciencia cósmica, etc.
En este punto se detiene para reflexionar sobre la conciencia cósmica, y señala las personalidades humanas que
pueden haber alcanzado este nivel: Jesús, Buda, Krishna, Lao-Tsé, Confucio.
Jesús ha expresado este concepto: “Sed perfectos”, y el hombre se pregunta: ¿cómo serlo si está condicionado por
determinismos físicos o sociales? El espiritismo propone la búsqueda de este crecimiento hacia la perfección,
propiciando al hombre el conocimiento de su realidad espiritual, reconociendo que fue creado sencillo e ignorante,
que el orgullo y el egoísmo fue importante en su evolución, e insertándose conscientemente en la Ley de Evolución.
Finaliza con un poema de Amado Nervo: “En paz”
Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
Porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las mieles o la hiel de las cosas
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales coseché siempre rosas.
...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!
Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas...
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

LA POLÍTICA Y LA CONSOLIDACIÓN DEL ESPIRITISMO ESPAÑOL
Manuel Bernal Parodi
En los escasos cinco o seis principios en que se apoya el Espiritismo no aparece tendencia política alguna. Los espiritistas que se
inclinan del lado de cualquier bandería política o que militan en algún determinado partido lo hacen única y exclusivamente por
su cuenta. Ahora bien, el Espiritismo está más cerca de un régimen que defiende las libertades democráticas que del que las
reprime. Esto es así, no sólo porque el Espiritismo se ha sentido siempre mejor en un régimen tolerante que ha autorizado sus
centros, al contrario de los otros, que los ha prohibido tajantemente, sino porque el Espiritismo rezuma de por sí respeto por las
personas y su libre pensar, que es el asiento de la democracia. Si, por el contrario, algún espiritista se siente más cómodo en un
sistema político de tipo totalitario, es también asunto suyo, aunque no deja de ser por ello un espiritista que adolece de una
enfermedad mental grave.
Con todo, la apolítica observada en los fundamentos espiritistas no significa que el adepto deba mirar para otro lado cuando un
Gobierno (estatal, autonómico, municipal…) aplica una política, a su entender, injusta. En absoluto. Porque si es injusta es, a
todas luces, inmoral. Y la moral espiritista no es aquella que se observa impertérritamente y a cierta distancia cual objeto de
colección a través del cristal de una vitrina. Al contrario: la moral espiritista es para tocarla y gastarla por el uso. El Espiritismo,
ya lo dijo Kardec, toca todas las cuestiones que interesan a la humanidad; la política es una de ellas. El interés político espiritista,
no obstante, es totalmente ajeno al medro, sólo aspira al desarrollo integral del ser humano y su mundo circunstante.
El Espiritismo lo introduce en España un hombre de rompe y rasga, el marino mercante alicantino Ramón Lagier y Pomares
(1821-1897), cuya aventurera y romántica vida en defensa de las libertades democráticas es de antología. Allá por el año 1860,
Lagier, hijo de una culta, liberal y acaudalada familia de comerciantes, había comprado en una librería de Marsella El libro de los
espíritus, libro al que consideraba, ya a finales de su existencia corporal, como el más interesante e innovador de los libros
publicados en ese siglo. En aquella fecha aún no había sido traducido al español –lo haría más tarde José María Fernández
Colavida que, tanto como Lagier, sabía francés–, por lo que su círculo de lectores hispanohablantes fue mientras tanto muy
reducido. Pues bien, tal como apunta el gran naturalista Odón de Buen en el prólogo de la biografía del marino, escrita por Pedro
Ibarra y Ruiz, «fue Lagier uno de los héroes de la Revolución de Septiembre […]. La historia consignará el nombre modesto,
pero glorioso, del capitán del “Buenaventura” junto al de los prohombres de la Revolución». Se trata de la Gloriosa, la
revolución que el 18 de septiembre de 1868, tras la sublevación de la Marina de Guerra en Cádiz al mando del vicealmirante Juan
Bautista Topete, destrona a Isabel II para comenzar el Sexenio Democrático.
Casi tres años antes, el 2 de enero de 1866, el general Prim, amigo de Lagier y masón como él, se sublevó contra el reaccionario
Gobierno de la Reina. La sublevación, no obstante, fracasó y Prim huyó a Portugal. A la sazón nuestro héroe se encontraba en
Marsella, donde estaba atracado el Monarca, vapor del que era capitán. Nada más enterarse de lo sucedido, se pone en contacto
epistolar con el general por medio de su consignatario comunicándole que podía disponer de él a su talante. Prim acepta el
ofrecimiento, siendo su primera petición la de salvar la vida del comandante Benito Ferré, oculto en el campo tarraconense por
estar sentenciado a muerte, al que logra poner a salvo en Lisboa después de varias peripecias de auténtico corte cinematográfico.
A partir de aquí comienza el grueso de los trabajos conspirativos de Lagier.
Como digo, la vida de Lagier es de película. Fue el hilo que cosió las piezas del traje revolucionario, el urdidor en la sombra de la
Septembrina, el que con su industria logró para la ocasión la unión de unos generales tan enfrentados como Prim y Serrano. Pero
poco podía haber hecho Lagier sin contar con la complicidad de la naviera gaditana de los hermanos Butler, quienes le
entregaron, una vez enterados por nuestro capitán de su implicación en los preparativos de la revolución, el mando del
Buenaventura, vapor de más porte que el Monarca.
Continúa Lagier colocando las piezas del rompecabezas revolucionario, y para ello le escribe a Prim a Londres –ciudad en donde
se había establecido tras su huida de Lisboa– apremiándolo para que tome el vapor de Southampton a Gibraltar. El cartero
encargado de llevar la misiva, el político y escritor José Paúl y Angulo, parte para Londres a la vez que el Buenaventura sale de
Cádiz haciendo rumbo a las islas Canarias para recoger y trasladar a la trimilenaria ciudad a los generales de la Unión Liberal y
demás deportados incorporados al pronunciamiento. Lagier lo tiene todo cronometrado al segundo, tanto es así que la táctica va a
ir coincidiendo milimétricamente con la estrategia esgrimida. Con Prim viajan de Southampton a Gibraltar los también exiliados
políticos Manuel Ruiz Zorrilla y Práxedes Mateo Sagasta ya que, además de los militares unionistas, estaban implicados en el
levantamiento los políticos progresistas y demócratas. Lagier perteneció al partido de estos últimos. De Gibraltar zarpa Prim en
otro vapor haciendo rumbo a la fragata Zaragoza –buque de guerra fondeado, junto a otros, en la bahía de Cádiz–, a bordo de la
cual se hallaba Topete. Una vez en la fragata y tras un acuerdo entre ambos, el almirante hace pública la sublevación de la
Marina; es el 17 de septiembre de 1868. Al día siguiente arriba al puerto el Buenaventura con Serrano y sus compañeros. El día
19 se hace público el Manifiesto de Cádiz –cuyo borrador había sido redactado a bordo del Buenaventura, ante la mirada de
Lagier, por el literato y político Adelardo López de Ayala haciendo hincapié en el sufragio universal–, manifiesto que llevaba
estampada la rúbrica de los generales sublevados. Sin perder un momento, Serrano organiza las fuerzas disponibles y marcha
sobre Madrid, encontrándose con las tropas isabelinas del general Manuel Pavía y Lacy en el puente de Alcolea (Córdoba),
impidiéndole cruzarlo. Herido Pavía, el ejército real se retira sin más combate.
Tan descomunales fueron las gestas del mareante Lagier que tuvieron el honor de verse incluidas en los galdosianos Episodios
nacionales. He aquí lo que apunta el gran escritor canario: «Felizmente, cuando los conspiradores se hallaban en lo más recio del
apuro, llegó a Cádiz la noticia de que estaba concertada la expedición del Buenaventura, mandado por el capitán Lagier. Este
intrépido marino y ardiente patriota traería de Gran Canaria y Tenerife a los generales unionistas». Pero Galdós no sólo se
limita a describir las hazañas del intrépido capitán en la revolución, sino que también descubre su afiliación espiritista, como
reflejan estas palabras que pone en boca de Lagier: «Reconstruid vuestras personas con actos buenos, con actos independientes
de los dogmas, y que arranquen de la pura conciencia. Por mis lecciones sabes que en nuestra conducta influyen de un modo
misterioso seres inteligentes e invisibles. Pon atención a lo que esos seres te digan… No te preocupes de las experiencias y
comunicaciones. Los buenos espíritus vendrán a ti sin que tú los llames… En tus soledades y tristezas, vuelve los ojos al mar, si
tienes ocasión de verlo, y al cielo; ellos te darán la impresión de lo infinito. Ante lo infinito eleva tu conciencia, y Dios será
contigo». Que de las inclinaciones espiritistas de Lagier estaba Galdós al cabo de la calle, no me cabe la menor duda. Y no me
cabe la menor duda porque en el artículo “Por qué soy espiritista”, escrito por Lagier y publicado por la revista espiritista La
Irradiación el 16 de agosto de 1894, se insiste en esa impreocupación por las experiencias y comunicaciones: «Mi queridísima
esposa de hoy es médium y espiritista ilustrada; pero yo no me preocupo de las experiencias y comunicaciones, pues que estoy
convencido y con eso me basta». No es que Lagier rechazara la práctica mediúmnica (se ha de suponer que no), sino que nuestro
marino se sube al carro de los que creen, como Kardec, que el auténtico espiritista es el que se inclina más del lado de la razón
que del de los ojos, el que insiste más en el fondo que en la forma, el que considera que la fuerza del Espiritismo reside en su
filosofía y, sobre todo, la pone en práctica, sin dejar de reconocer –contra evidencia no hay ciencia– que un Espiritismo sin
mediumnidad sería un Espiritismo sin pruebas. Así acaba el citado artículo: «El Espiritismo es el derrotero más seguro para
llegar al puerto de salvación en el viaje de esta vida, rodeada de escollos y tormentas que nadie ha experimentado más que este
humilde capitán Lagier». Aquí Lagier resollaba por la herida. En efecto, su vida fue tan desgraciada que le hubiese vuelto el
juicio al más cuerdo.
Con la batalla de Alcolea se consolida la Gloriosa, las tropas realistas se incorporan a la revolución e Isabel II se marcha de
España para no volver jamás. Con el tiempo, Lagier, un tanto ucrónico, se permitía conjeturar que si el Buenaventura hubiese
llegado a Cádiz una hora más tarde, Pavía habría pasado el puente de Alcolea y tal vez la revolución hubiese fracasado. Lo que no
es un barrunto, sino una certeza, es que otro general del mismo nombre, Manuel Pavía y Rodríguez de Alburquerque, acabó con el
Sexenio Democrático a la española. Este Pavía era isabelino, aunque no mostró el más mínimo reparo cuando el presidente de la
República, el probísimo Nicolás Salmerón, aquel que renunció a la presidencia de la República por no firmar una sentencia de
muerte, lo nombró capitán general de Madrid. Pavía, apostado a caballo en actitud chulesca frente al Palacio de las Cortes y
rodeado éste por las tropas, ordena a la Guardia Civil entrar en la sede de la soberanía nacional. Los guardias civiles, pegando
tiros al aire, disuelven la reunión de los diputados –entre los que había varios espiritistas, como ya se verá en sazón– y acaba,
como digo, con el Sexenio Democrático. Gracias a este periodo (1868-1874) España conoció una fecunda e intensa etapa de
libertad de cultos que propició el auge y la consolidación del Espiritismo.
Cuando Lagier compró El libro de los espíritus en la librería marsellesa, no le era ajeno su contenido. Él mismo, en un artículo
publicado por la revista espiritista alicantina La Revelación en enero de 1881, asevera que fue Pedro Juan Ors quien lo había
metido en ese mundo. «Pedro Juan –escribe Lagier– fue el primero que me inició en el espiritismo, cuando nadie en España tenía
conocimiento de sus fenómenos ni de tan sublime y trascendental filosofía». Ors residía en Cádiz, por lo que se ha de suponer que
fue en esta donde conoció “tan sublime y trascendental filosofía”. Lagier se había enterado por La Revelación de la muerte –
motivo por el que envía a la revista tal artículo– de su amigo Ors y de su entierro laico. «No es extraño –añade Lagier– que el
entierro del cuerpo de don Pedro Juan Ors se haya hecho en Cádiz puramente laico,…».
Entiendo que en lo que inició Ors a Lagier no fue talmente en el Espiritismo (éste aún no existía, y una vez nacido tardaría en
introducirse en España) sino en el gran movimiento mediúmnico nacido en los Estados Unidos algunos años antes, un
movimiento camaleónico que se adaptó a la idiosincrasia de los lugares donde fue llegando. Y uno de esos lugares, dado su
intenso tráfico marítimo, fue Cádiz: hay pruebas de ello. «Nada se recuerda anterior –escribe Mario Méndez Bejarano en
“Historia de la filosofía en España hasta el siglo XX”– a la creación de la Sociedad Espiritista establecida en Cádiz en 1855. Este
primer núcleo, a instancias de la autoridad eclesiástica, fue disuelto en 1857 por la civil». Y es que este grupo tuvo la osadía de
sacar a luz una obrita de 50 páginas en febrero de ese año de 1857, Luz y verdad del espiritualismo. Opúsculo sobre exposición
verdadera del fenómeno, causas que lo producen, presencia de los espíritus y su misión, opúsculo que corrió impreso como de
Jotino y Ademar y que fue mandado quemar por el obispo de Cádiz, Juan José Arbolí y Acaso, quien prohibió además la práctica
mediúmnica en la pastoral del 19 de marzo de ese mismo año. A decir verdad, legalmente, el prelado tenía potestad para ello, ya
que el Concordato de 1851, sancionado por España y los entonces Estados Pontificios, otorgaba a los obispos, cual policías de
imprenta, el poder de «…evitar la publicación o la circulación de libros malos o perniciosos». Por fortuna, no todos los
ejemplares cayeron en sus garras: uno de los de esta primera edición está en la Diputación Provincial de Cádiz y he podido
fotocopiarlo. Mas no fue ésta la única obra de este tipo que se publicó en Cádiz de resultas de la creación de grupos espiritualistas
dedicados a la práctica de la comunicación mediúmnica: en 1854 se sacó a luz el anónimo intitulado Las mesas danzantes y modo
de usarlas. Respuestas de los espíritus a preguntas que se le sometieron mediante la tiptología, obrita comentada por Kardec en
la Revue Spirite de abril de 1868.
Tan agradecido estaba Lagier de haber sido iniciado por Pedro Juan Ors en el “espiritismo”, que cuando compró en Marsella El
libro de los espíritus le envía un ejemplar: «Yo fui el primer español –escribe Lagier– que compró El libro de los espíritus y le
remití un ejemplar a Pedro Juan y otro no recuerdo si fue al señor Fernández [Colavida] de Barcelona, que todos conocemos».
Estos libros los introdujo de contrabando, dada la imposibilidad de hacerlo legalmente. A pesar de todo, ante la irracionalidad de
las medidas prohibitorias, los ilusos de los espiritistas españoles quisieron importar legalmente de Francia, lo cual se hizo,
trescientos libros y folletos espiritistas, los mismos que cayeron en manos del clero católico y acabaron ardiendo en aquel famoso
auto de fe de Barcelona del 9 de octubre de 1861.
Como queda dicho, Lagier duda de si fue a Colavida a quien le proporcionó uno de los ejemplares del antedicho libro. En cambio,
cual tocado por la diosa Mnemosina, en otro pasaje suyo dice: «Mandaba yo entonces el gran vapor nombrado el Monarca.
Salimos para Barcelona, y al cruzar una calle tropecé con Fernández Colavida, que también era hombre de gran corazón y
afligido por reveses y acontecimientos desgraciados [al fusilamiento de su padre hay que sumarle la desgraciada muerte de su
madre por un cazador imprudente y el deceso prematuro de la hermana con quien vivía, amén de otros sinsabores]. Entablé
conversación sobre este particular y le regalé un libro de los tres o cuatro que había comprado en Marsella; otros regalos hice
en Alicante. Al día siguiente por la mañana temprano, vino Fernández a bordo, entusiasmado por el regalo que le había hecho.
Tomamos café en la cámara y hablamos largo y tendido sobre el particular. Fernández me comunicó la idea de traducir el libro,
y así lo acordamos. Pocos meses después de esto sucedió en Barcelona el Auto de Fe…». Si trascordarse es impropio del que está
inspirado por la madre de las musas, colegimos de lo transcrito que el primer paso espiritista de Colavida debió de darlo a
mediados de 1861.
Tal como digo, en el Sexenio Democrático (en el que se suceden el Gobierno Provisional, el reinado de Amadeo y la I República)
eclosionó con fuerza el Espiritismo español. Al amparo de estas libertades, el voto popular elevó a Lagier a la alcaldía (antes fue
teniente de alcalde) de la Alicante republicana, cargo del que dimitió al poco tiempo por no poder administrar el municipio según
sus convicciones, ya que éste se hallaba bajo una legislación monárquica. Más tarde se declaró candidato del Comité Democrático
a diputado a Cortes por Orihuela y salió elegido por un amplio margen de votos, pero Sagasta invalidó las elecciones, hecho que
motivó que Lagier se desengañara definitivamente de la política; aunque, a la verdad, Lagier se desengañó más bien de los
políticos, ya que participaba en los actos del Partido Republicano Progresista que fundó Ruiz Zorrilla en 1880. Asimismo,
presidió la Unión Labradora de Elche, colaboró en asociaciones y revistas espiritistas y fue un gran benefactor que rehusó muchos
cargos honoríficos. Desencarnó el 28 de octubre de 1897 en Elche, y allí está enterrado tras una lápida en la que se lee: «EL
CAPITÁN LAGIER (1821-1897)». Su entierro fue una inmensa manifestación de duelo. Las nenias de políticos y espiritistas
abundaron, y numerosos periódicos y revistas publicaron sentidos artículos, como La Unión Democrática, de Alicante, El
Heraldo de Madrid, La Correspondencia Alicantina, El Progreso, de Madrid, El Liberal, de Madrid, Las Dominicales del Libre
Pensamiento, de Madrid… En 1904 el Ayuntamiento de Elche decidió rotular una calle con su nombre: Capitán Lagier; pero en
1956 el Consistorio decidió cambiarlo por el de Pío XII, rótulo aquel que fue retomado al llegar la democracia. En Alicante, su
ciudad natal, hubo una calle que llevó el nombre de nuestro capitán, pero tras la Guerra Civil fue sustituido por el de Monforte del
Cid, y así sigue.
De conformidad con lo que he leído sobre Lagier no puedo menos de decir que fue un hombre íntegro y muy consecuente con sus
ideas, aunque con cierto prurito de hablar de sí mismo, amén de un buen marino amante de su profesión. Su anticlericalismo, su
anticatolicismo y, sobre todo, su antijesuitismo, tienen su razón de ser: tres de sus hijos sufrieron tales abusos sexuales por unos
jesuitas y un influyente católico de comunión diaria muy cercano a aquéllos que, de una u otra manera, los llevaron a la tumba.
Nada se pudo hacer contra los agresores. Lagier acudió al emperador Napoleón III –dado que estos sucesos ocurrieron en
Francia–, que le prometió hacer justicia; pero cuando se las prometía felices tuvo que habérselas con la catolicísima emperatriz
Eugenia de Montijo quien, siempre bajo la somanta de los curas, se opuso tenazmente a ello. Por desgracia, estos infaustos
acontecimientos no fueron los únicos afrontados por nuestro capitán, ya llovía sobre mojado, pues en «el año 1854 murieron de
cólera –señala Lagier– mi amantísima esposa, su madre, mi suegra, que me quería más que a ella misma; murió también mi
suegro, cuñados, cuñadas y todos los parientes que forman alrededor del núcleo familiar». Andando el tiempo, su procelosa vida
amainó, y aquel hombre tan vilipendiado de la fortuna, creyendo haber acabado sus cuentas con Cupido, encontró su sol de
invierno: conoció a una joven, se casó con ella, tuvo un hijo y desencarnó querido por todos. (continúa).
ACTIVIDADES
Tenemos el placer de anunciar que desde la ASOCIACIÓN INTERNACIONAL PARA EL PROGRESO DEL
ESPIRITISMO estamos organizando:
I CONGRESO INTERNACIONAL DE ESPIRITISMO
Se celebrará el 29, 30 de abril y 01 de mayo de 2011, en el Hotel Cap Salou 3*** Cala de la Font 1 43850 Salou (Tarragona).
Bajo el lema: “CONTRIBUCIÓN DEL ESPIRITISMO PARA EL PROGRESO DE LA HUMANIDAD”.
Ya contamos con la confirmación de algunos conferenciantes que acudirán desde diferentes países como Brasil, Argentina,
Venezuela, Francia, Portugal, España.
Las conferencias girarán en torno a los temas "Influencia de la Literatura Mediúmnica en el Progreso", "El Espiritismo Francés
desde Allan Kardec Hasta Hoy", “Física Cuántica en relación con el Autoconocimiento”, “Historia del Movimiento Espiritista en
Portugal”, “Presentación de Trabajo de Investigación desempeñado por el Equipo de Investigación de A.I.P.E.”, entre otros
títulos. Precio de Inscripción: 40€. Alojamiento: Hotel Cap Salou 3*** Pension completa buffet
Precio por persona en habitación doble / triple... 40 euros/ día. Precio por persona en habitación individual... 50 euros/ día
CUENTA PARA EL INGRESO DE INSCRIPCIONES Y RESERVAS DE HABITACIONES EN CAJASUR
NACIONALES: 2024 6060 27 3305500305
INTERNACIONALES: IBAN: ES94 2024 6060 2733 0550 0305. BIC: CECA ES MM 024
VIAJES CALIFAL S.L. CONCEPTO: I Congreso Internacional de Espiritismo y nombre
CONFIRMAR EL HABER EFECTUADO LA RESERVA POR TELÉFONO O E-MAIL:
957 49 00 83 MOVIL: 656 9127 67 Maxi maxi@viajescalifal.com
Tarde de Conferencias, el día 23 de octubre a las 18:00 h. en el Centro Cívico Los Carteros (Sevilla), organizado
por la Asociación Espírita Nuevo Amanecer Joanna de Angelis y Manuel. Se celebrará conferencia titulada:
“Cultura de la muerte a lo largo de la historia”, a cargo de Mercedes García de la Torre. “Reencarnación,
mecanismo sublime de la Justicia Divina” por Jane Ely Nixon.
PRÓXIMAS ACTIVIDADES DE LA A.E.A. “AMALIA DOMINGO SOLER”
y C.E. “AMOR Y PROGRESO DE MONTILLA”
SEMINARIO: “La vida después de la muerte”. Sábado 27 de noviembre 2010. En las Escuelas del Pescao, C/ Beato Miguel
Molina, 1. Montilla (Córdoba).
A cargo de Francisco González Dominguez.
10:30 h. Primera Parte
12:00 h. Descanso
12:15 h. Segunda Parte
13:45 h. Almuerzo
16:30 h. Proyección película: “Más allá de los sueños”
18:15 h, Descanso
18:30 h. Conclusión y preguntas
-------------------------------------------------------
Grupo Espírita “Amor y Progreso” de Montilla (Córdoba). C/ José Ortega y Gasset, 9.
e-mail: amoryprogreso@gmail.com. Tlf.: 616 12 04 02
Reuniones: Lunes reunión mediúmnica y de estudio. Jueves reunión de estudio e informativa.
Hora de reunión 19:00 h (invierno). 20:00 h. (verano).
Conferencias públicas los últimos sábados de cada mes.
------------------------------
Si deseas suscribirte a Andalucía Espiritista, en formato digital, escribe a la siguiente dirección de correo electrónico:
andaluciaespiritista@andaluciaespiritista.es
Si deseas hacerte miembro de la asociación puedes ponerte en contacto con nosotros a través del siguiente e-mail o la
dirección de correos citada anteriormente y te informaremos:
e-mail: andaluciaespiritista @ andaluciaespiritista.es www.andaluciaespiritista.es