"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



viernes, 18 de octubre de 2013


LA MEDIUMNIDAD
DE INCORPORACIÓN
Michel Pantin (1954-2010)
LE JOURNAL SPIRITE N° 94 OCTOBRE 2013

Ya sugerida en El Libro de los Médiums bajo la
denominación “médiums parlantes”, luego por Léon
Denis bajo el nombre “incorporación”, la mediumnidad
de incorporación necesita una buena definición para
que se no se confunda con otras mediumnidades.
La incorporación sigue siendo un fenómeno raro en
muchos de los trances producidos que no se vincula
con ninguna otra mediumnidad de tipo intuitivo
o automático. Un médium puede hablar bajo la
influencia de un Espíritu en una relación telepática
como lo vemos en clarividencia o en sueño magnético;
igualmente, en una forma de automatismo puede ya
no ser dueño de su mano, controlada por un Espíritu
como en la escritura automática. Mientras que en la
incorporación, el médium sufre un trance por el cual el
espíritu desencarnado impone realmente su presencia
en el plano físico. Durante un primer trance, el espíritu
del médium se desdobla, se exterioriza de su cuerpo
y, como lo describía Michel Pantin, “Me siento oscilar
hacia atrás y luego más nada…” El médium pierde la
consciencia, su espíritu desdoblado se aleja de su físico
como sucede también, inconscientemente, en ciertas
fases del sueño. Por supuesto, se trata del espíritu
acompañado por su periespíritu, e igualmente el
espíritu del desencarnado que se incorpora realiza esta
transición gracias a su propio periespíritu que se ciñe
provisionalmente al cuerpo del médium. El fenómeno
de trance se produce con sobresaltos más o menos
violentos y gemidos que dan la apariencia de cierto
sufrimiento. De hecho, hay cierta dificultad para el
médium en dejarse llevar totalmente al olvido de su yo,
y una dificultad para el Espíritu que vuelve a la materia
en un cuerpo que le es extraño y al cual debe adaptarse
momentáneamente en una compleja combinación
fluídica. Durante este trance, hemos podido comprobar
ciertas particularidades observadas médicamente, y
especialmente una fuerte aceleración cardiaca.
El espíritu desencarnado incorporado tiene
parcialmente el uso de las funciones corporales de su
médium, pudiendo moverse a voluntad, encontrando
una gestualidad que le es propia, haciendo vibrar las
cuerdas vocales según su propia identidad, y es así
como la voz se transforma, recordando la que era en su
vida terrenal. Es entonces cuando los participantes en la
sesión pueden reconocer a un pariente desencarnado
en todas sus actitudes y expresiones.
Para seguridad del médium, la sesión debe realizarse
en un clima de recogimiento, de conciencia y de
seriedad (por lo demás, como cualquier otra) para crear
un entorno fluídico de calidad que el espíritu necesita
para manifestarse. Si bien el potencial energético del
médium es la condición indispensable para el espíritu,
la asistencia juega también un papel indispensable
por su aporte fluídico, del cual extraerá el espíritu para
conseguir toda la fuerza necesaria para su manifestación.
Es necesaria esta forma de ósmosis o “concordancia
fluídica” para que el trance pase lo mejor posible y para
que el espíritu encuentre su total expresión dentro de
un clima sereno.
La primera incorporación de Michel
Durante la primera incorporación que nos fue dado vivir
a través de Michel Pantin en 1974, ya había todos los
datos que nos permiten comprender el fenómeno. Al
final de la manifestación, Michel describió con precisión
lo que le había sucedido. Se sintió oscilar hacia atrás y
luego aspirado dentro de una espiral descendente que
le parecía interminable. Luego, llegó a la entrada de un
largo túnel que recorrió y entonces le llegó una música
muy hermosa. Al final del túnel, percibió un minúsculo
punto luminoso que se iba agrandando a medida que
él avanzaba. Al final, dentro de una intensa luz amarilla,
se encontró delante de una multitud de personajes.
Uno de ellos se apartó de la muchedumbre. Michel
reconoció a su abuelo que venía a su encuentro. El
espíritu de su abuelo le hizo comprender que acababa
de franquear el paso para entrar al mundo de los
Espíritus, pero que era necesario que volviera muy
pronto a su cuerpo. Al realizar el viaje en el otro sentido,
Michel se sintió impulsado por el túnel y luego en una
espiral ascendente para reintegrarse a su cuerpo.
Durante ese tiempo, su cuerpo físico era incorporado
por un Espíritu que por primera vez había abierto el
camino a una mediumnidad, que posteriormente
se ejerció durante treinta y cinco años. Precisamos
que esta incursión al otro mundo no se repitió con
frecuencia sino en algunas ocasiones. La mayor parte
de las veces, Michel se sentía oscilar hacia atrás, luego
perdía el conocimiento durante todo el transcurso de la
incorporación, volviendo en sí sin ningún recuerdo.
Desde entonces, este raro fenómeno de la incorporación
fue vivido por Pierre Caudron a principios de los años
‘80, en un proceso más progresivo. No siempre había
una total pérdida de consciencia, sino incorporaciones
fuertes ya dentro de un desarrollo prometedor.
Desgraciadamente, Pierre falleció prematuramente de
un ataque cardíaco debido sin duda a un agotamiento
excesivo en su vida profesional.
Posteriormente, la incorporación se ha desarrollado
progresivamente a través de Karine Chateigner, en un
contacto que prosigue todavía hoy.
La doble incorporación
En varias oportunidades, hemos vivido sesiones donde
dos médiums eran incorporados simultáneamente. Eso
tuvo lugar con Michel y Pierre, luego, más tarde, con
Michel y Karine. Se pudo ver a dos Espíritus incorporados
pasarse la palabra en propuestas de instrucción que se
complementaban. Y se han vivido igualmente sesiones
difíciles donde un Espíritu endurecido pasaba por un
médium mientras que un Espíritu guía, a través de otro
médium, desplegaba una gran fuerza de persuasión
para doblegar al mal Espíritu. Y había simultáneamente
una fuerza fluídica que el mal Espíritu no podía resistir,
que le constreñía a pedir perdón, lo cual le impulsaba
hacia una gran luz en una liberación que le obligaba a
encontrarse frente a sí mismo en toda la amplitud de su
propia verdad.
Igualmente hubo sesiones donde dos Espíritus del mal,
cómplices uno del otro, se encontraron incorporados al
mismo tiempo, y donde la asistencia necesitaba realizar
sucesivamente el trabajo de liberación de estas dos
entidades, a partir del diálogo y la oración.
Un aniversario
En vísperas de los cuarenta años que nos separan de
las primeras experiencias que dieron origen a nuestro
Círculo, vaya nuestro recuerdo a Michel que, durante
treinta y seis años, prestó su cuerpo a los Espíritus,
incansablemente, sin interrumpir, consciente de su
misión a la vez espírita y mediúmnica. Con su fuerza
espiritual, dio un impulso incomparable a la renovación
espírita. Y con su mediumnidad de varias facetas
(fenómenos de efectos físicos, clarividencia, escritura,
incorporación), permitió a los Espíritus expresarse con
toda la amplitud que les era necesario, para llamar la
atención de los humanos. Y si esa mediumnidad, la
incorporación, más total que las otras lo permitió, no
dejaremos de valorarla, no con añoranza o nostalgia,
sino con la firme convicción de que este camino
trazado por los Espíritus y los hombres dentro de la
comunicación, es una página de historia indispensable
de ser recordada para proyectar mejor el espiritismo
hacia su futuro siempre en construcción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada