"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



jueves, 28 de julio de 2016


CORONEL HENRY STEEL OLCOTT


Elizabeth J. Compton

English text lower down 

Elizabeth J. Compton (Después, Sra. Marker), una lavandera de Havanah, Nueva York, madre de nueve hijos, que en el año 1875, a la edad de 45 años fue descubierta como médium poderosa por el Col. H. S. Olcott en  People from the Other World, describe las sesiones con sorprendentes descubrimientos. Ella se quitó sus pendientes y pasó hilos a través de las perforaciones en las orejas y el hilo fue sellado a la parte posterior de la silla. En el sello se impresionó un sello privado y la silla también fue sujetada con hilo y cera al suelo de manera que quedó firmemente convencido de que el gabinete era seguro, el más mínimo movimiento de la médium sería suficiente para romper alguno de los hilos.

Una chica joven que se hacía llamar Katie Brink salió del gabinete. Ella fue bastante sustancial, su peso variaba entre 77 y 52 libras (la médium pesaba 121), se sentó en las rodillas de Olcott, lo acarició y le dio permiso para entrar en el gabinete mientras ella estaba fuera. Su única condición fue que no debía tocar la silla de la médium en la que estaba sentada. Olcott entró, encontró la silla, pero tanto la médium como las fijaciones habían desaparecido. Después de la aparición y la salida de otro fantasma, un guerrero indio, Olcott fue de nuevo. Él dice en su libro: "Entré en el gabinete con la lámpara y encontré a la médium en el mismo lugar y modo en que la dejé en el comienzo de la sesión, cada hilo sin romper, cada sello inalterado. Sentada allí con la cabeza apoyada contra la pared, su piel tan pálida como el mármol, sus globos oculares estaban debajo de los párpados, la frente cubierta con humedad semejante a un cadáver, sin aliento proveniente de sus pulmones, sin pulso en la muñeca. Cuando cada una de las persona examinó los hilos y los sellos, se cortaron con un par de tijeras, levantándola en la silla por el respaldo y sentada llevaron a la mujer en estado cataléptico al aire fresco fuera del gabinete. Estuvo así inanimada durante dieciocho minutos, la vida poco a poco llegaba de nuevo a su cuerpo, hasta que la respiración, el pulso, la temperatura se volvieron normales."

Sin embargo, el cuerpo del espíritu era el de la Sra. Compton. La transfiguración, sin embargo, cambió por completo su estatura y peso. Ella era alargada de diversas maneras, se transformó en corpulenta, o delgada, y su personificación de los difuntos era tan perfecta que la presencia del espíritu fue aceptada tanto más como el conocimiento íntimo de la situación personal de la persona que representaba en cada caso.

De vez en cuando se intentó desenmascararla y fue capturada. En tales casos ella volvía a su forma original, en un segundo se transformaba en la Sra. Compton. Este tipo de ataques, sin embargo, fueron seguidos de una postración severa.

Enciclopedia de Ciencias Psíquicas - Nandor Fodor

******************************
COMPTON, ELIZABETH J., (later Mrs. Marker) a washerwoman of Havanah, New York, mother of nine children, who in 1875, at the age of 45, was discovered as a powerful medium. Col. H. S. Olcott in his People from the Other World, describes remarkable seances with surprising discoveries. He removed her earrings, passed sewing thread through the perforation in her ears and sealed the ends to the back of her chair. He impressed his private signet on the seals, fastened her chair to the floor with thread and wax and left the cabinet firmly convinced that the slightest movement of the medium would be sufficient to snap the threads. A young girl who called herself Katie Brink soon stepped out of the cabinet. She was quite substantial, her weight varied between 77 and 52 pounds (the medium weighed 121), she sat on Olcott's knee, caressed him and gave him permission to go into the cabinet while she was out. Her only condition was that he should not touch the chair in which the medium was sitting. Olcott went in, found the chair, but both the medium and the fastenings had disappeared. After the appearance and departure of another phantom, an Indian warrior, Olcott went in again. He says in his book: "I went inside with a lamp and found the medium just as I left her at the beginning of the seance, with every thread unbroken and every seal undisturbed. She sat there with her head leaning against the wall, her flesh as pale as marble, her eyeballs turned up beneath the lids, her forehead covered with a deathlike dampness, no breath coming from the lungs, and no pulse at her wrist. When every person had examined the threads and seals, I cut the flimsy bonds with a pair of scissors and, lifting the chair by its back and seat, carried the cataleptic woman out into the open air of the chamber. She lay thus inanimate for eighteen minutes, life gradually coming back to her body, until respiration and pulse and the temperature of her skin became normal."

Dr. J. B. Newbrough reported a similar experience. He used shoemaker's wax-end in fastening her to the chair, nailed the ends to the wall and her dress to the floor. The medium, dress, and nails were found gone during the appearance of a phantom outside. When she was discovered in her chair again careful measurements revealed that the nails were in new places, the knots had been changed or untied and seals removed and returned to their places. Humanly it was just as impossible to achieve this feat as to mistake the spirit with Mrs. Compton. Yet the body of the spirit was Mrs. Compton's. The transfiguration, however, involved complete change of stature and bulk. She was variously elongated, compressed, became thin, corpulent and her personation of the departed was so perfect that the presence of the spirit was accepted, so much more as very intimate knowledge of personal circumstances was displayed in every such case.

Now and again, in an attempt at exposure, she was seized. In such cases she resolved into her original form, was Mrs. Compton in a second of time again. Such seizures, however, were always followed by severe prostration.

******************************
 Elizabeth J. Compton

Col. H. S. Olcott


 Gabinete de la Sra. Compton

 Los hilos pasaban por los agujeros de sus orejas y eran unidos con un sello de cera al respaldo de la silla
 Los espíritus fueron pesados en cada ocasión

Diferencia de pesos de los espíritus con la media 

TOMADO DE: http://survivalafterdeath.blogspot.com.es/2016/05/elizabeth-j-compton.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada