"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



miércoles, 22 de enero de 2014




APORTES Y MATERIALIZACIONES
EN EL CÍRCULO
por
MARIE-NOËLLE COURTIOL
LE JOURNAL SPIRITE N° 95 janvier 2014

Los fenómenos de aportes y materializaciones se han
vivido en nuestra Asociación desde hace cerca de
cuarenta años. Se inscriben dentro de la continuidad
de lo realizado hace años por nuestros pioneros,
espíritas e investigadores, según la voluntad del más
allá de hacernos vislumbrar todas las insospechadas
potencialidades del espíritu. Si los Espíritus han aportado
la prueba de su supervivencia, ellos igualmente
han demostrado las posibilidades de la fuerza del
pensamiento, ya sea encarnada o desencarnada, en la
materialización y aporte de objetos. Antes de relatar
algunos ejemplos de estas experiencias vividas en
nuestro grupo, definamos el aporte, la materialización
y la ideoplastia.

¿Qué es un aporte?

El aporte es una forma material, un objeto que ya existe,
que tiene una historia y que puede proceder de cualquier
lugar del globo. Esta forma material, por la fuerza
y la voluntad del espíritu, es sustraída del lugar donde
se encuentra para aparecer luego en el lugar deseado.
Para hacer esto, la forma sufrirá cambios moleculares
que la hacen momentáneamente invisible y desmaterializada
para recobrar luego en otro lugar su textura
inicial visible y palpable. Para realizar este aporte, el
Espíritu utilizará toda su fuerza de pensamiento pero
necesitará igualmente la energía de un médium.

¿Qué es una materialización?

Contrariamente al aporte, la materialización no corresponde
a un objeto ya existente. Por lo tanto, este objeto
es una creación del Espíritu que le dará, a partir de
diferentes energías de las que tendrá necesidad, una
forma que obtendrá en diferentes materiales. Estamos
allí ante la creación pura, tal como el artista pinta sobre
la tela virgen o esculpe la piedra para concretar y crear
su obra. Igual que para el aporte, el espíritu necesitará
la energía de un médium.

¿Qué es la ideoplastia?

A la inversa del aporte o la materialización, la ideoplastia
procede del pensamiento de seres encarnados,
impulsado, dirigido y reflexionado, y en los ejemplos
que seguirán, se tratará del pensamiento de espíritas
que dan lugar a la creación palpable y tangible de un
objeto.
En el pasado, en la historia del espiritismo, estos tres
fenómenos fueron experimentados y estudiados por
los investigadores, y estos tres aspectos particulares
de la creación se han renovado repetidas veces en el
seno de nuestro Círculo.
Para ilustrar el enunciado, he aquí el extracto de un
mensaje del espíritu Gustave Geley que nos habla de
la ideoplastia:
“El espíritu Gustave Geley está feliz de decirles, de explicarles
el mecanismo sutil, natural y divino de la ideoplastia.
Cuando el espíritu piensa y cuando sabe pensar, puede
dar todas las formas deseadas a su propia reflexión. Es
así como el pensamiento, atributo esencial del espíritu,
se proyecta en el espacio, energía viva proveniente de
la inteligencia y el amor que hace justamente ese amor,
que hace justamente que seamos capaces, por el impulso
dado por nuestro Padre divino, de volvernos autores de
un momento.
La ideoplastia es pues la expresión del pensamiento
impulsado y reflexionado con consecuencias físicas visibles
y palpables”.

Aportes: El rosario y su estuche

He aquí la historia de dos aportes vividos por Jacques
Peccatte y Michel Pantin, co-fundadores de nuestra
Asociación. Fue en 1974, en Montfort l’Amaury, cuando
se les presentaron fenómenos espontáneos de los que
no tenían ni la menor idea. Jacques Peccatte, autor del
libro Al encuentro de los espíritus, relata en su obra esta
primera manifestación:
La escena ocurre una mañana, a plena luz, con motivo
de las primeras experiencias de comunicación realizadas
por Michel y Jacques: “Súbitamente postrado,
Michel tiene en los ojos una expresión de viva inquietud.
Está como paralizado, con los ojos abiertos de por en por
y ya no puede hablar… Sobre sus labios se forma una
sustancia blancuzca, mientras confusamente aparece
algo dorado que se exterioriza progresivamente de
su boca. Por fin veo una pequeña cruz pero, para mi
gran estupefacción, la exteriorización es progresiva y
continua, ya no es sólo una cruz, sino todo un rosario lo
que sigue, un rosario de piedras rojas que sale lentamente
de la boca. Por un momento quedamos pasmados ante
este objeto religioso que acaba de formarse en algunos
instantes…”
A la mañana siguiente de esta primera experiencia,
Michel y Jacques asisten a un segundo aporte: “…
Michel se encuentra en un idéntico estado de postración.
Aparece sobre sus labios la espuma blancuzca. Sospecho
ahora el género de fenómeno que sobrevendrá. Pero,
para mi gran asombro, veo abrirse la boca, el objeto que
comienzo a entrever tiene aspecto de ser demasiado
grande para poder salir. Finalmente es expulsada una
caja de nácar de forma cuadrada, con la particularidad
de que su dimensión supera la de una boca abierta
normalmente. Esta caja contiene el sello de un bisutero
y parece ser el estuche del rosario recibido la víspera…”
La explicación que sigue, sobre la naturaleza de estos
dos aportes, se relata en el libro de Jacques Peccatte:
“Los dos objetos, el rosario y su caja, no corresponden
a creaciones materializadas, pues la inscripción incorporada
en el estuche, indica que estos objetos ya existían.
En el fenómeno de aporte hay pues una forma de
desmaterialización de los objetos en el entorno donde se
encuentran, y son re-materializados cerca del médium.
En los casos que hemos vivido, la re-materialización de
los objetos se opera a través el médium mismo. El objeto
recobra su densidad material al momento mismo en
que sale de la boca de Michel. En todo caso, los espíritus
utilizan el potencial energético del médium, para conseguir
la transformación provisional del material y su transporte
en el espacio. Es lo que se llama el aporte”.

Materialización de perlas blancas

(ver Revista N° 16)
En un artículo, Karine Chateigner nos cuenta: “Durante
una sesión espírita, los espíritus decidieron centrar sus
manifestaciones sobre esta forma y esta forma particular
se caracteriza por el aporte.
Así, en número de quince, hemos sido testigos de aportes
de decenas de perlas blancas y ello, por diferentes procedimientos.
Una vez, en una sesión espírita, el espíritu
incorporado materializó todo un collar de perlas blancas.
Aun otra vez, en una sesión que tuvo lugar en la noche, al
aire libre, bajo un cielo estrellado, el espíritu incorporado
parecía extraer de esa bóveda estelar, la energía que le
permitía bajar perlas de allí, para ofrecérnoslas equitativamente.
En otra ocasión, a plena luz del día y filmado, el espíritu
incorporado materializó cuatro perlas blancas, una por
una. Finalmente, inspeccionando lugares de nuestra
vivienda, descubrimos otras perlas, colocadas aquí y allá
en varios lugares.
Algún tiempo más tarde, dando testimonio de estas
diversas manifestaciones junto con otros espíritas, oímos
el ruido producido por un objeto al tocar el vaso y descubrimos
una perla dentro del vaso. Eso se repitió cuatro o
cinco veces en la noche y a cada ruido percibido, encontrábamos
una perla, caída sobre la mesa o rodando por
el suelo”.

Materialización de un bolígrafo azul por el
espíritu Jacques Brel

(Al encuentro de los Espíritus —Jacques Peccatte)
Por intermedio de Michel y en presencia de Karine y
Jacques, se desarrolló otra materialización, durante
una sesión de incorporación a comienzos de los años
80. En esa época, Maddly Bamy, la última compañera
de Jacques Brel se interesó por la supervivencia del
alma y naturalmente, nuestros amigos decidieron
contactarla. El encuentro se realizó y ella asistió a varias
sesiones espíritas y especialmente, a una sesión de
incorporación donde se presentó el espíritu Jacques
Brel. En esa oportunidad, este último y otros espíritus
se manifestaron a través de Michel y materializaron,
ante los espíritas presentes, perlas blancas en gran
número.
Otra vez, durante una sesión, el espíritu Jacques Brel
materializó, siempre por la boca de Michel, un objeto
que destinaba a la que fue su compañera. Ese presente
tenía para él un valor sentimental pero la materialización
era igualmente une prueba suplementaria de su
manifestación. El objeto era un bolígrafo azul. Maddly
quedó estupefacta afirmando que Jacques Brel sólo
utilizaba bolígrafos de ese modelo; decía que no había
nada como un bolígrafo para trabajar.

Aporte: una medalla (ver Revista N° 16)

El último caso de aporte que les relataremos se desarrolla
en París, en el cementerio Montmartre. He aquí el
testimonio de Karine Chateigner sobre esta manifestación
particular:
“Me acuerdo especialmente de un día pasado en París,
en el cementerio Montmartre donde debíamos encontrar
ciertas sepulturas. Ahora bien, ciertos personajes de la
historia ya no tienen lápida que dé testimonio del lugar
de su sepultura. Era el caso de Maximilien Robespierre
cuyo lugar de sepultura buscábamos.
Acompañada por Michel Pantin, un médium de nuestra
Asociación, fuimos dirigidos por sendas y tumbas con
ayuda de escrituras automáticas. Sabíamos que en el
lugar de la tumba de Robespierre, debíamos encontrar
una medalla. Después de haber sido dirigidos por las
indicaciones del espíritu, llegamos a un sitio. Ninguna
inscripción, sólo tierra abandonada. Tratamos entonces
de despejar algo el terreno y fue cuando encontramos la
medalla”.

Ideoplastia: Experiencia en sesión espírita

(hechos relatados por Karine Chateigner Revista N° 16)
Esta experiencia fue conducida por el espíritu incorporado
William Crookes que dio las orientaciones para
dirigir el pensamiento de los espíritas presentes en la
sesión:
“Necesitamos oscuridad. No crucen ni las piernas, ni los
brazos. Ahora, vamos a hacer silencio durante algunos
minutos y en ese silencio, se van a relajar, y a aflojar sus
músculos.
Ahora, cierren los ojos y concéntrense en la oscuridad
delante de ustedes. En esa oscuridad, imaginen un
pequeño círculo de cuatro centímetros de diámetro, muy
luminoso y háganlo girar muy, muy, muy rápido. Ese
pequeño círculo gira cada vez más rápido. Es muy luminoso.
Ahora, imaginen ese círculo incandescente y anaranjado.
Ese pequeño círculo es un pequeño círculo de fuego
anaranjado. Quema. Ahora caen gotas de agua fresca
sobre el círculo que se enfría. El color anaranjado desaparece
poco a poco. Ahora es un pequeño círculo opaco
que se ubica en la oscuridad que ustedes enfrentan. Un
soplo frío atraviesa el círculo y, progresivamente, de la
opacidad pasa a la transparencia. Piensen en él con
mucha, mucha fuerza. Este pequeño círculo se convierte
en un círculo de vidrio, un círculo de cristal límpido. Ahora
inclinen sus cabezas hacia atrás. El pequeño círculo
descansa sobre sus frentes. Lo toman, lo sostienen entre
el pulgar y el índice, luego lo encierran en el hueco de la
mano. Ahora, esa mano no es sino un puño que encierra
al pequeño círculo de cristal.
Dirijan todos sus puños hacia el centro de la habitación.
Cuando yo les diga abrirán sus manos violentamente y
su ideoplastia, así manifestada, se ubicará sobre la mesa
que ocupa el centro de la habitación.
Cuando abran sus manos, arrojarán el círculo de cristal
sobre la mesa.
Abran. Arrojen. Relájense.
Ahora, ordenamos las moléculas manifestadas por la
fuerza de su pensamiento, protegemos la estructura
molecular invisible así creada. Depositamos un globo
fluídico sobre su creación colectiva. Pienso que la experiencia
va a resultar”.
En efecto, encontramos sobre la mesa la forma cristalina,
resultado de nuestros pensamientos sumados.

Conclusión sobre el aporte y la materialización

La realización de estos fenómenos espíritas exige
y requiere la suma de muchas fuerzas y energías
indispensables para la materialización, y el aporte
de objetos que serán materializados a través de un
médium. El espíritu, por su voluntad y asistido por
otros espíritus, emitirá una energía psíquica radiante.
Para actuar sobre la materia y desmaterializar así un
objeto para re-materializarlo en otro lugar, el espíritu
actuará directamente sobre su estructura molecular y
atómica, es decir sobre su periespíritu. Por otra parte,
este periespíritu, sigue siendo indispensable para toda
manifestación del más allá. Al actuar sobre su estructura
molecular, ésta responderá a un movimiento
de rotación acelerado, lo que le permite transportar
después el objeto así desmaterializado. Luego, el espíritu
se manifiesta en sesión espírita y utiliza los fluidos
de los participantes en la sesión, pero utiliza igualmente
el fluido vital del médium que le permite así,
combinando sus vibraciones periespirituales, reconstituir
el objeto.
Todos estos aportes, todas estas materializaciones
tienen un solo objetivo: aportar pruebas suplementarias
en cuanto a la realidad de la supervivencia del
alma después de la muerte. También permiten demostrar
al Hombre todas las posibilidades de la fuerza del
pensamiento, ya sea éste de los desencarnados o de
los encarnados. Pero estas materializaciones, estos
aportes, estos dones amorosos representan ante
todo, el testimonio incontestable del sentimiento
que perdura más allá de la muerte. Y no es sino con
la expansión del espiritismo, aún demasiado caricaturizado,
aún demasiado desconocido, que algún día
otros hombres podrán vivir lo que nos ha sido dado
vivir, con la belleza y el compartir que ofrece la comunicación espírita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario