"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



sábado, 9 de julio de 2016






EN LA FOTO EL MÉDIUM DANIEL DUNGLAS HOME CON QUIEN IVESTIGABA SIR. WILLIAM CROOKES



- Investigaciones De Los Fenómenos de Espiritualismo. Parte 6

Investigación de los fenómenos de espiritualismo moderno

Notas de las investigaciones de fenómenos espirituales durante los años 1870-73

 - William Crookes -

- Publicado primero en el Quarterly Journal of Science, enero 1874 -

C
omo un viajero que explora algún país lejano, hasta ahora conocía las maravillas por los informes y rumores de carácter débil o deformado; durante los cuatro años he estado ocupado de llevar una investigación en el territorio de conocimiento natural que ofrece el suelo casi virgen a un científico. Como el viajero ve en los fenómenos naturales que puede atestiguar que la acción de sus fuerzas están gobernados por las leyes naturales, mientras que otros sólo ven una intención caprichosa de las fuerzas, donde otros han visto la base en seres sobrenaturales, no rigiéndose por ninguna ley, y no obedeciendo a ninguna fuerza, sino que está a su libre albedrío. Como el viajero en sus vagabundeos es completamente dependiente de la buena voluntad y la amistad de los jefes y curanderos de las tribus entre las que vive, entonces no sólo he sido apoyado en mis investigaciones por personas que tenían un alto grado para producir peculiares fenómenos, también he formado sólidas amistades y valoradas entre muchos de los “líderes” de gran importancia con los que he compartido su hospitalidad. Como el viajero a veces envía a casa todas las situaciones  que ha tenido, un breve registro del progreso, estando necesariamente aislado de todas los prejuicios, a menudo son recibidas con incredulidad y burla, esto he me ha sucedido en dos ocasiones ya expuestas, me parecieron un duro golpe directo. Preferí omitir las descripciones de las etapas preliminares necesarias para conducir a la mente pública hasta la apreciación de los fenómenos y era preferible mostrar que son hechos observables. Y finalmente, como el viajero, cuando su exploración ha terminado vuelve con sus viejos compañeros, recoge todos los apuntes dispersados, los tabula y los pone preparados para darlos a conocer de manera narrada y unida, por mi parte, esta etapa de mi investigación ha sido alcanzada, he arreglado y reunido todas mis observaciones deshilvanadas, listas para colocarlas ante el público en forma de un volumen.

Los fenómenos de los que estoy preparado para describir son tan extraordinarios y tan claros que se oponen a los artículos más firmes arraigados de la creencia científica (entre otros, la omnipresencia y la acción invariable de la fuerza de la gravedad), ahora expongo los detalles que atestigüé, ciertamente en mi mente hay un antagonismo entre la razón, que se pronuncia ante lo que puede ser científicamente imposible, y el conocimiento de mis sentidos, el tacto y la vista,- ambos corroboraron, que lo que estaba presenciando estaba presente, - y no mienten los testigos cuando atestiguan que esto incluso iba en contra de mis preconcepciones.
Pero la suposición de que hay una especie de manía o de ilusión repentina en la habitación, estando llena de personas inteligentes quienes la mayor parte están mentalmente sanas, y todos concurren en los mismos detalles insignificantes, en detalles de los acontecimientos de los que se suponen son testigos, me parece más increíble que se considere eso antes que sucedieran las dos explicaciones primeras del párrafo.
El tema es mucho más extenso y difícil de lo que parece. Hace cuatro años tuve la intención de dedicar sólo uno o dos meses a averiguar si ciertos acontecimientos maravillosos sobre los que me había enterado soportarían la prueba de un escrutinio cercano. Sin embargo, pronto llegué a una misma conclusión, puedo decir, desde el punto de vista del investigador imparcial, que había “algo en ello”, y como estudiante de las leyes de la naturaleza no podía rechazar seguir la investigación donde pudieran llevarme los hechos. Así unos meses se convirtieron en unos años, y fue el tiempo que tuve a mi disposición, que probablemente podría haber durado más. Pero otros asuntos de interés científico y práctico exigen de mi atención; y así que no puedo permitirme el placer de dedicarle el tiempo que se merece, y estoy totalmente seguro que esto será estudiado por hombres científicos en unos años, además, mis oportunidades no son tan buenas actualmente como lo fueron hace cierto tiempo con el Sr. D.D. Home que tenía buena salud, la Srta. Kate Fox (ahora señora de Jencken) tenía tiempo libre, sin cargos de las ocupaciones domésticas y maternales, me sentí obligado a suspender mi investigación adicional para el presente.
Para obtener acceso libre a algunas personas que tengan una dotación considerable para poder experimentar, ahora implica un favor más grande para un investigador científico y debería esperar que se hiciera. El espiritualismo cuenta con seguidores muy devotos de su religión. Los médiums, en muchos casos son personas jóvenes en sus familias, que son protegidos con un aislamiento y celosía de los extraños, evitando que puedan contactar con facilidad. Siendo creyentes serios y concienzudos en la verdad de ciertas doctrinas con las que respetan y se justifican las presencias que parecen ser acontecimientos milagrosos, ellos parecen tomar la presencia de la investigación científica como una profanación del lugar santo. Como favores personales, más de una vez me ha sido permitido estar presente  en las reuniones, que se presentaban más bien como una forma de ceremonia religiosa que de una sesión espiritualista. Pero siendo permitido un par de veces, ¿cómo podría permitir a un forastero atestiguar los misterios de Eleusinian o de Gentile echando una ojeada dentro del Holy de Holies (Santo de Santos)? Este no es el modo de averiguar los hechos y descubrir las leyes. Satisfacer la curiosidad es una cosa; continuar una investigación sistemática es otra. Busco la verdad continuamente. En unas ocasiones, de verdad, me han permitido aplicar pruebas e imponer condiciones; pero sólo un par de veces me han permitido llevarme a la sacerdotisa de su lugar santo, y a mi propia casa, rodeada por mis propios amigos para disfrutar de la comprobación de los fenómenos que yo había atestiguado en otro lugar con condiciones menos concluyentes [1]. Mis observaciones sobre estos casos encontrarán su explicación en el trabajo que estoy a punto de publicar.
[1]. En este artículo no explico ninguno de los casos, y no uso ninguno de los argumentos de estos excepcionales casos. Sin esta aclaración se podría pensar que el número inmenso de hechos que he acumulado principalmente fue obtenido en pocas ocasiones sobre las que me refiero,  la objeción surgiría de la insuficiencia del escrutinio, por haber estudiado tan pocas sesiones
Después del plan adoptado sobre la ocasiones anteriores – un plan que , sin embargo ofendió bastante a los prejuicios de algunos críticos, tengo la buena razón para saber que es aceptado por los lectores del Quarterly Journal of Science – tuve la intención de incorporar los resultados de mi trabajo en forma de uno o dos artículos para este diario. Sin embargo, cuando me ocupé de mis apuntes, encontré gran riqueza de hechos, tal superabundancia de evidencias, abrumado por la cantidad de testimonios, que todo tendrá que ser ordenado, esto me podría llevar varios números del Quarterly. Por lo tanto debo estar contento en esta ocasión, por la apariencia de mis trabajos, llenos de detalles y pruebas en diferentes ocasiones.
 Mi objetivo principal será  colocar en un registro una serie de acontecimientos reales que han ocurrido en mi propia casa, en presencia de testigos de confianza, y bajo estrictas condiciones de prueba que yo convenía. Cada hecho que he observado, además, es corroborado por los registros de observadores independientes en otros lugares y en otro tiempo. Esto presentará que los hechos son de carácter más asombroso, y parecen completamente irreconciliables con las teorías conocidas de la moderna ciencia. Habiéndoos satisfecho la verdad, sería una cobardía moral retener mi testimonio porque mis anteriores publicaciones fueron ridiculizadas por críticos y por otros que no conocían nada en absoluto del tema, y por juzgar para si mismos si había o no realmente verdad en los fenómenos. Declararé simplemente que he visto y he demostrado por repetida experimentación  y pruebas “, además  tengo que admitir que es irracional intentar descubrir las causas de los fenómenos inexplicados.”
En el comienzo, debo corregir uno o dos errores que han calado firmemente en la mente pública. Uno es aquella de que para estos fenómenos hace falta la oscuridad. Esto no es cierto en ningún caso.            
 Excepto cuando la oscuridad ha sido necesaria, como en algunos fenómenos de apariciones luminosas y otros casos, todo lo registrado ha ocurrido con luz. En los pocos casos de fenómenos notables que han ocurrido en la oscuridad he sido muy recatado en mencionar los hechos; además puede haber alguna razón especial para excluir la luz, aunque los resultados se han producido en condiciones perfectamente controladas, excluyendo el sentido de la vista, no han debilitado la evidencia.
            Otro error común consiste en que los acontecimientos pueden ser atestiguados sólo en ciertos lugares y en cierto tiempo – en la habitación del médium a ciertas horas; entonces argumentan la errónea suposición, aparece la analogía entre los fenómenos llamados espirituales y las hazañas de prestidigitación, hecho por “profesionales prestidigitadores” o por “magos”, expuestos en un escenario y rodeado por todo lo necesario para aplicar su arte.
Para mostrar que esto está lejos de la verdad, sólo necesito decir que en muy pocas excepciones, muchos cientos de hechos puedo dar testimonio – hechos que si se imitara por medio de algún mecanismo físico deslumbraría la habilidad de Houdini, Bosco o Anderson, que cuentan con los recursos de la maquinaria necesaria y la práctica de muchos años- que han ocurrido en mi propia casa, de vez en cuando designada por mí, y bajo circunstancias que absolutamente imposibilitó el empleo de ayuda instrumental por simple que fuera.
Un tercer error es que el médium debe seleccionar a su propio círculo de amigos y asociados en una Sesión; que estos amigos deben ser verdaderos  creyentes, de cualquier doctrina que declare el médium; y que las condiciones están impuestas ante cualquier persona presente que investigue la mente, e imposibilita la exacta observación, apoyando la mañosidad del engaño. Sobre la contestación de este punto, puedo indicar que (a excepción de muy pocos casos: los cuales me he referido en el párrafo anterior, lo que podría haber sido un motivo para la exclusividad de asistentes, no era ciertamente el velar para producir el engaño) he elegido mi propio círculo de amigos, he introducido a algún incrédulo realista que quisiera satisfacerse, y he impuesto generalmente mis propias normas, que se ha elegido cuidadosamente para prevenir la posibilidad de fraude. Generalmente he comprobado algunas condiciones que facilitan la aparición de los fenómenos, mis modos de dirigir estas investigaciones se han producido generalmente de la misma forma. Con la idea de la importancia de ciertas observaciones insignificantes, y las condiciones impuestas podría dar menos facilidad al fraude.
He dicho que la oscuridad no es esencial. Sin embargo, esta es favorable, ya que está bien comprobado que cuando la fuerza es débil, una luz brillante ejerce una acción que interfiere en algunos de los fenómenos. La energía poseída por el Sr. Home es suficientemente fuerte para soportar esta influencia antagónica; por lo tanto, él se opone siempre a la sesiones en oscuridad. De hecho, excepto en dos ocasiones, durante algunos experimentos particulares míos, la luz fue excluida, todo lo que sucedió entonces también sucedió con la luz. He tenido muchas oportunidades de probar la acción de la luz de diversas fuentes y colores, tales luces como la del sol, luz del día difuminada, claridad de la luna, luz de gas, de lámpara y luz eléctrica suave en un tubo de vacío, luz ámbar, homogénea, etc. los rayos que interfieren parecen ser los que están en el extremo final del espectro.
Ahora procedo a clasificar algunos de los fenómenos que han aparecido bajo mi presencia, numerando del más simple al más complejo, y dando después del título un breve resumen que evidencié y que estoy preparado para presentar. Mis lectores recordarán que, a excepción de los casos especialmente mencionados, los hechos han ocurrido en mi propia casa, con luz y solamente con amigos íntimos además del médium. En el volumen que estoy realizando, propongo dar  detalles completos de las pruebas y las precauciones adoptadas en cada ocasión, con los nombres de los testigos. Pero solamente me refiero a esos brevemente en este artículo.
CLASE I
Movimiento de Cuerpos Pesados con Contacto pero sin Esfuerzo Mecánico

Esto  es una de las formas más simples de los fenómenos observados. Varía el grado, puede ser un temblor o  una vibración de la habitación, el levantamiento de los objetos reales en el aire, cuerpos pesados cuando la mano entra en contacto con ello. La réplica es obvia, que si la gente está tocando la cosa cuando se mueve, puede ella empujar, tirar o levantarla. He comprobado experimentalmente que esto no es el caso en numerosas ocasiones, pero como es una cuestión de evidencia, yo no le he dado mucha importancia a esta clase de fenómenos, y son mencionados solamente como preliminar a otros movimientos de la misma clase, pero sin contacto.
Estos movimientos (y puedo decir lo mismo de cada clase de fenómeno) son precedidos generalmente por un peculiar aire frío, derivando a veces en un viento decidido. Mis papeles de apuntes en sucio echaron a volar, y el termómetro bajó varios grados. En algunas ocasiones, que explicaré posteriormente con más detalle, no he detectado ningún movimiento de viento de manera natural, pero el frío ha sido tan intenso que podría compararlo solamente a lo que sentí cuando metí la mano dentro de algunas pulgadas de mercurio congelado.
CLASE II
Fenómenos de sonidos de percusión y otros secundarios
El nombre popular es el “Raps” que lleva una impresión errónea en esta clase de fenómenos. En diversas horas, durante mis experimentos, he oído señales débiles como el tictac, como caídas de alfileres, una cascada de agudos sonidos como una bobina de inducción de trabajo; detonaciones en el aire; agudos golpes metálicos; chisporroteo que se parece a una máquina fraccionaria que está trabajando; sonidos de rasguños; el gorjeo de un pájaro, etc.

Esto sonidos son notados en casi cada médium, cada uno tiene una particularidad especial; ellos son muy variados con el Sr. Home, pero para un mayor poder y certeza con respecto a esto he encontrado a la Srta. Kate Fox. Durante varios meses disfruté de la oportunidad casi ilimitada de probar varios fenómenos que ocurrieron en presencia de esta Srta., y sobre todo examiné los fenómenos de sonido. Con médiums, generalmente es necesario sentarse para la sesión de manera formal antes de que se oiga algo; pero en el caso de la Srta. Fox, parece ser solo necesario colocar su mano en cualquier sustancia para producir ruido, silencio, ruido, es lo que se oye, como una triple pulsación, a veces bastante ruidoso, pudiéndose oír en varias habitaciones. De esta forma lo he escuchado en :  un árbol vivo – la hoja de una ventana de cristal – sobre un cable estirado de hierro – sobre una membrana estirada – una pandereta – sobre el techo de un taxi- en el suelo de un teatro. Además el contacto directo no siempre es necesario. He percibido estos sonidos que provenían del suelo, paredes, etc. cuando las manos de la médium y pies fueron sujetados – cuando estaba en la silla- ella fue suspendida en una cuerda en el techo- ya que fue introducida en una jaula de cable, y también cuando cayó desmayada sobre el sofá. Los he oído sobre un cristal harmonicon- los he sentido en mi propio hombro y bajo mis manos. Los he oído sobre una hoja de papel, he sostenido entre los dedos un pedazo de hilo atado a una esquina. Con un conocimiento de las numerosas teoría que han aparecido, principalmente en América, para explicar estos sonidos, los he experimentado de cada modo que se me ocurría, y no hubo ninguna duda de la convicción de que eran acontecimientos verdaderos y objetivos, no producidos por el engaño o un medio mecánico.
 Una pregunta importante aquí sobre la que recae la atención. ¿Los movimientos y sonidos son dirigidos por una inteligencia? En una etapa muy inicial de la investigación, fue percibido que el poder que produce los fenómenos no era simplemente una fuerza oculta, pero asociada o gobernada; ya que los sonidos que acabo de aludir eran repetidos un número definido de veces; serían ruidosos o débiles; en sitios diferentes, donde se pedía o por un código planificado de señales, las preguntas eran contestadas, y los mensajes dados con más o menos exactitud.
La inteligencia que gobierna los fenómenos es a veces evidente que se manifiesta debajo de la del médium. Esta está con frecuencia en posición directa a los deseos del médium: cuando una petición se ha expresado para hacer algo que no pudo realizarse correctamente a la primera, han producido mensajes urgentes para inducir una reconsideración y repetir la experiencia. La inteligencia tiene tal carácter que lleva a veces a pensar que no emana de ninguna persona presente.
Pueden dar varios casos para demostrar cada una de estas declaraciones, pero el tema será totalmente hablado con posterioridad, tratando las fuentes de inteligencia.
CLASE III
Alteraciones de los pesos de los cuerpos
He repetido los experimentos ya descritos en este Diario, de diferentes formas y con varios médiums. Y no necesito aludirles aquí.
CLASE IV
Los movimientos de sustancias pesadas cuando el médium está alejado

Los casos en los cuales los cuerpos pesados, como mesas, sillas, sofás, etc han sido movidos, cuando el médium no estaba en contacto con ellos, es muy frecuente. Brevemente mencionaré alguno de los casos más asombrosos, Mi propia silla se ha dado de una vuelta, mientras que mis pies estaban tocando en el suelo. una silla fue vista por todos los presentes moverse lentamente hasta la mesa de un lejano comedor, cuando todos la miraban; en otra ocasión una silla de brazos se movió hasta donde estábamos sentados, y entonces se volvió a mover lentamente hacia atrás  (una distancia cercana a tres pies) conforme a mi petición. En tres tardes sucesivas una pequeña mesa se movió lentamente a través de la habitación bajo medidas condiciones especiales, para responder a cualquier objeción que pudiera suscitarse en el hecho. Han hecho varias repeticiones del considerado experimento en la Sociedad Dialéctica, viz, y es concluyente, se produjo el movimiento de una pesada mesa, con resistencia, las sillas se giraron dejando el respaldar hacia la mesa, giradas alrededor de una pata que quedaba fija, y cada persona estaba arrodillada en su silla, con las manos reclinadas sobre el respaldar, pero sin tocar la mesa. Esto ocurrió en una ocasión, además me levanté para ver cómo había quedado cada uno.
CLASE V
Levantamiento de mesas y sillas del suelo, con el contacto de alguna persona
Una observación general es hecha cuando se menciona los acontecimientos de esta clase ¿por qué sólo mesas y sillas y no otra cosa? ¿Por qué esta peculiaridad de estos muebles? Lo que contesto es que sólo observo y registro los hechos,  no profeso establecer el Por Qué, ni Por Quién; pero la verdad es que es obvio que cuerpos inanimados en el comedor de manera ordinaria  se eleve del suelo, muy bien podría ser otra cosa, aparte de una silla o una mesa. Esto no lo digo porque haya tampoco muchos más muebles, pero sucede lo mismo con otras personas que  experimentan, la inteligencia o el poder parece que lo hace con los materiales que tenga disponibles.
Alrededor de 5 ocasiones separadas una pesada mesa de comedor se elevó entre unas pulgadas y 1’5 pies del suelo, en circunstancias especiales controladas, que dieron por descartado el engaño. En otra ocasión una pesada mesa se elevó del suelo a plena luz, mientras yo sujetaba las manos y pies del médium. En otra ocasión la mesa se levantó del suelo, no sólo cuando ninguna persona estaba en ella, sino bajo condiciones controladas de antemano para asegurar la prueba incuestionable de los hechos.
CLASE VI
Levitación de seres humanos
Esto ha ocurrido en mi presencia, en cuatro ocasiones en la oscuridad. Las condiciones de prueba que se utilizaron fueron bastante satisfactorias, sin producir ningún problema; porque la demostración sin ver tal hecho podría provocar malestar en las opiniones o argumentar que eso podría haber sido posible o imposible, aquí afirmaré casos en el que la razón confirma lo mismo que el sentido de la vista.

En una ocasión atestigüé una silla, en la cual una señora estaba sentada encima, se elevó varias pulgadas del suelo. En otra ocasión, para evitar la sospecha de que pudiera realizarlo de algún modo fraudulento, la señora se arrodilló sobre la silla de manera que las cuatro patas eran visibles. Entonces se elevó aproximadamente 3 pulgadas, permaneciendo suspendida durante aproximadamente diez segundos, y luego descendió despacio. En otra fecha, dos niños, en ocasiones separadas, se elevaron del suelo en sus sillas a plena luz, y bajo condiciones controladas satisfactorias; ya que me arrodillé y me puse cerca de la silla, observando que nadie podría tocarlos.

Los casos más asombrosos de levitación que he atestiguado han sido con el Sr. Home, en tres ocasiones separadas he visto que se ha elevado completamente del suelo de la habitación. Una vez sentado en una butaca, otra vez arrodillado en su silla, y otra levantado. En cada ocasión tuve la oportunidad de mirar el acontecimiento como ocurría.

Hay al menos cien casos registrados del Sr. Home elevándose del suelo, en presencia de muchas personas diferentes, y he tenido noticias de los labios de los tres testigos presenciales del acontecimiento más asombroso de esta clase- Earl of Dunraven, Lord Lindsay, and Captain C. Wynne- Cuentan de manera minuciosa todo lo ocurrido. Rechazar la evidencia registrada en este tema, es rechazar todos los testimonios humanos, además ningún hecho de la historia sagrada o profana ha sido apoyado por un arsenal tan amplio de pruebas como éste.
Los testimonios acumulados sobre las levitaciones del Sr. Home son aplastantes. Debe enormemente ser deseado que alguna persona, cuya evidencia sea aceptada como concluyente por el mundo científico (si de verdad hay alguien que tenga un testimonio a favor, será tomado) se examinaran los presuntos hechos. La mayor parte de los testigos oculares de estas levitaciones viven aún, e indudablemente estarán dispuestos a dar su evidencia. Pero, en unos años, tal prueba directa será difícil, si no imposible de ser obtenida.
CLASE VII
Movimiento de varios pequeños objetos sin contacto con ninguna persona
En esta sección propongo describir algunos fenómenos especiales que he atestiguado. Puedo poner aquí un poco más de algunos hechos muy asombrosos, de todo lo que puedo recordar. Pero es fácil caer en el argumento de justificarlo con que se produjo un engaño, pero otra vez recordaré a mis lectores que esto no ha sido logrado en la casa del médium, sino en mi propia casa, donde los preparativos para el engaño han sido imposibles. Un médium, que anda por el comedor, y se sienta en una parte de la habitación con un número de personas que lo miran atentamente, de alguna manera con el “engaño” mientras que sostengo con mi propia mano con las llaves hacia abajo, hace que toque, o el acordeón flote en el aire mientras suena todo el tiempo. Él no puede introducir la maquinaria para agitar las cortinas de las ventanas o levantar las persianas venecianas a ocho pies, atar un nudo en un pañuelo y ponerlo en un comedor lejano de la habitación, producir notas sonoras en un piano lejano, hacer que una placa en forma de tarjeta flote en la habitación, levantar una botella de agua y un vaso de la mesa, hacer que se levante un collar de coral de un extremo, que un ventilador gire y produzca viento a la gente, o producir el movimiento de un péndulo cuando está introducido en una caja de cristal cementada firmemente a la pared.
CLASE VIII
Apariciones luminosas
Estos suelen ser bastante débiles, generalmente requieren que la habitación esté a oscuras. Tengo apenas que recordar a mis lectores otra vez que en estas circunstancias, he tomado las precauciones apropiadas para evitar que se introduzca algún aceite fosforescente u otro medio. Además, muchas de estas luces las he intentado imitarlas artificialmente, pero no se puede.

En las condiciones estrictas de prueba descritas anteriormente, he visto un cuerpo sólido autoluminiscente, del tamaño y casi la forma de un huevo de pavo, flotando silenciosamente sobre la habitación, a una altura más alta que cualquier de los presentes podría alcanzar poniéndose de puntillas, y luego con cuidado descendía al suelo. Esto estuvo visible durante más de diez minutos, y antes de que se desvaneciera, golpeó tres veces la mesa produciendo un sonido como el de un fuerte sólido. Durante este tiempo, el médium estaba detrás de la butaca, al parecer en trance.
He visto puntos luminosos que se movían y se colocaban en las cabezas de diversas personas. He tenido preguntas contestadas por los destellos brillantes en un número deseado de veces delante de mi cara. He visto chispas de luz elevarse de la mesa al techo, y otra vez a la mesa, tocándola con un sonido audible. He tenido una comunicación alfabética a través de los flashes luminosos que ocurrían en el aire delante de mí, mientras que mi mano se movía alrededor de ellos. He visto una nube luminosa flotando hacia arriba de la habitación. Bajo condiciones de prueba muy rigurosas, y más de una vez he tenido un cuerpo sólido autoluminiscente, cristalino, una mano sobre mi mano que no pertenecía a ninguna persona de la habitación. En la luz, he visto el planeo de una nube luminosa sobre un heliotropo que había en la mesa del lado, romper una flor, y llevar la flor a una señora; y en otras ocasiones he visto una nube similar luminosa visiblemente condensada en forma de una mano llevando pequeños objetos sobre ella.” Sin embargo, estos fenómenos pertenecer más bien a la siguiente clase.
CLASE IX
Apariciones de manos; autoluminiscentes y bajo luz normal
Las formas de extremidad  con frecuencia son vistas en sesiones en la oscuridad, o en circunstancias donde la luminosidad favorece. Más rara vez he visto manos. Aquí no diré ninguno de los casos que han ocurrido en la oscuridad, simplemente seleccionará algunos de los numerosos casos en los que he visto las extremidades a la luz.

Una pequeña mano, maravillosamente formada se elevó por encima de un lateral de la mesa de comedor, y me dio una flor, apareció y desapareció tres veces, permitiéndome tener la oportunidad y la satisfacción de comprobar que era tan verdadera como la mía. Esto ocurrió a la luz, y en mi habitación, mientras tanto yo sostenía las manos y pies del médium.

En otra ocasión, una pequeña extremidad; el brazo como de un bebé, aparecieron jugueteando con una señora que estaba sentada a mi lado. Entonces pasó cerca de mí, acariciando mi brazo y tirando de mi abrigo varias veces.

En otra ocasión, un dedo de la mano y el pulgar se encargaron de arrancar los pétalos de una flor que llevaba el Sr. Home en el ojal, y los puso delante de varias personas que estaban sentadas cerca de él.

Una mano, repetidamente ha sido vista tocando las llaves de un acordeón mientras las manos del médium estaban visibles durante todo el tiempo, y a veces estaban sujetas por aquellos que están a su lado.

Las manos y dedos no siempre parecen ser sólidos y realistas. A veces, de verdad, presentan mas bien un aspecto de nube nebulosa, que en parte se condensa para formar una mano. Esto no es igualmente visible por todos los presentes. Por ejemplo, una flor u otro pequeño objeto están en movimiento; una persona presente vería una nube luminosa cerca de ello; otro descubriría una mano cuando mirase la nebulosa, mientras que otros no verían nada, solamente la flor moviéndose. He tenido este caso más de una vez, primero el movimiento de un objeto, luego una nube luminosa parece formarse en ello, y finalmente la nube se condensa en forma de  mano, perfectamente formada. En esta etapa la mano es visible por todos los presentes. Esto no es siempre una mera forma, pero a veces parece perfectamente realista y llena de gracia, en el movimiento de los dedos, y la carne parece tan humana como la de cualquiera de la habitación. En la parte de la muñeca y del brazo, esta se hace neblina, como la decoloración de la nube luminosa.
Al tacto, la mano a veces parece muy fría, helada y muerta, otras veces, calientes, realistas, y agarrando la mía con firme presión, como si fuera un viejo amigo.
He tactado una de esta manos con la mía, firmemente la sujeté para que no se escapase. No hizo ninguna lucha o esfuerzo para escapar, pero gradualmente parecía que se evaporaba, y desapareció de mi sujeción.
CLASE X
Escritura directa
Este es el término empleado para expresar la escritura que no es producida por ninguna persona presente. En varias ocasiones he tenido palabras y mensajes escritos en papeles privados y marcados, bajo condiciones rígidas de prueba, y he oído el lápiz moverse sobre el papel en la oscuridad. Las condiciones organizadas por mi, han sido concluyentes, y está claro para mi mente, tanto como si hubiera visto los caracteres escribiéndose. Pero como el espacio no me permite que me extienda con detalles, seleccionaré simplemente dos casos en los cuales mis ojos, como mis oídos han sido testigos de la operación.
El primer caso ocurrió, ciertamente, en una sesión en la oscuridad, pero el resultado no es menos satisfactorio. Me senté al lado de la médium, Srta. Fox, las únicas personas presentes fueron mi esposa y un pariente de mi señora. Sostuve las dos manos de la médium con una mía, además mis pies estaban encima de sus pies. El papel estaba encima de la mesa ante nosotros, y mi otra mano que estaba libre sostenía un lápiz.
Una mano luminosa apareció debajo de la parte superior de la habitación, en el techo,  después de acercarse a mí durante algunos segundos, tomó el lápiz de mi mano, escribió rápidamente en una hoja de papel, lanzó el lápiz abajo, y se elevó sobre nuestras cabezas, descolorándose gradualmente en la oscuridad.
Mi segundo caso puede ser considerado el registro de un fracaso “un fracaso bueno, que a menudo enseña más que un experimento acertado”. Esto ocurrió a plena luz, en mi propia casa, con solo unos amigos íntimos, y el Sr. Home que estaban presente. Sucedieron varias circunstancias, a las que  no tengo que aludir. Comprobé que el poder en esa tarde era intenso. Por lo tanto expresé mi deseo de atestiguar la realización real de un mensaje escrito como lo que me había contado no haría mucho tiempo un amigo. Inmediatamente una comunicación alfabética fue hecha así: “intentaremos con un lápiz y algunas hojas de papel, que estaban en el centro de la mesa; en este momento el lápiz se puso de punta y empezó a avanzar haciendo vacilaciones torpes en el papel, y se cayó. Este entonces se elevó, y otra vez se cayó. Una tercera vez que se intentó, pero sin el mejor resultado. Después de tres tentativas fracasadas, un pequeño listón de madera, que estaba cerca, sobre la mesa, se deslizó hacia el lápiz, se levantó unas pulgadas sobre la mesa; y se apoyó en el listón, los dos juntos se movieron con esfuerzo para marcar el papel. Este se cayó, y volvieron ha hacer un esfuerzo conjunto de nuevo. Después de la tercera tentativa, el listón paró, y volvió a su sitio inicial, y el lápiz cayó encima del papel, el mensaje alfabético que nos dejó después por otro método fue: “Hemos intentado hacerlo como usted nos dijo, pero se ha agotado nuestra energía.”
CLASE XI
Formas y caras de fantasmas
Estos son los más raros fenómenos que he atestiguado. Las condiciones que se necesitan para que suceda estos hechos tan delicados que los detalles que interfieren en su realización, que sólo en muy pocas ocasiones he atestiguado estos sucesos bajo pruebas experimentales satisfactorias. Mencionaré dos de estos casos.
En la oscuridad de la tarde, durante una sesión con el Sr. Roma, en mi casa, las cortinas de la ventana a una distancia cercana a unos ocho pies fueron vistas moviéndose. Una forma oscura, débil, semitransparente, como la de un hombre, entonces fue vista por todos los presentes, estaba parada cerca de la ventana, agitando  la cortina con su mano. Mientras que mirábamos, la forma se fue desvaneciendo y las cortinas dejaron de moverse.
Lo siguiente es un caso todavía más llamativo. Como en el caso anterior, el Sr. Home era el médium. Una forma fantasma vino de la habitación comedor, tomó un acordeón en sus manos, y  se deslizó por la habitación tocando el instrumento. La forma era visible para todos los presentes durante muchos minutos. El Sr. Home  era vigilado al mismo tiempo. Acercándose algo a una señora que estaba sentada aparte de la gente, dio un leve grito, entonces la forma desapareció.
CLASE XII
Casos especiales que parecen indicar que acción está dirigida por una inteligencia exterior.

Ya ha sido mostrado que los fenómenos están gobernados por una inteligencia. Pero una pregunta de importancia es en cuanto a la fuente inteligente ¿es la inteligencia del médium, de cualquier persona que están en la habitación, o de una inteligencia exterior? Sin desear actualmente dar ninguna conclusión sobre este punto, puedo decir que mientras he observado muchas circunstancias que parecen mostrar que la voluntad y la inteligencia del médium tienen mucho que ver con los fenómenos [2], he observado algunas circunstancias que parecen ser concluyente al indicar que la acción está gobernada por una inteligencia exterior, no perteneciente a ningún ser humano de la habitación. Debido al espacio, no me permite dar aquí todos los argumentos que pueden apoyar la demostración de estos puntos, pero brevemente mencionaré una o dos circunstancias de las muchas.

[2]   No deseo que se me mal interpreten. Lo que pienso es, no que la voluntad del médium y la inteligencia sean empleadas activamente de alguna manera consciente o deshonesta en la producción de los fenómenos, sino que ellos a veces parecen actuar de una manera inconsciente.

He estado presente cuando varios fenómenos sucedieron al mismo tiempo, unos siendo desconocidos al médium. He estado con la señorita Fox, cuando ella ha estado escribiendo un mensaje automáticamente a un presente, mientras daba el mensaje a otra persona mediante un orden alfabético con “golpes” y al tiempo ella conversaba libremente con una tercera persona sobre un tema totalmente diferente. Quizás el caso más asombroso es el siguiente:

Durante una sesión con el Sr. Home, un pequeño listón, el que antes he mencionado, se movió a través de la mesa hacia mí, a plena luz, y me ha entregado un mensaje dando un toque en mi mano; yo iba repitiendo las letras del alfabeto, y el listón me daba un toque en la letra correcta. Otro listón descansaba al final sobre la mesa, a alguna distancia de las manos del Sr. Home.
Los golpecitos eran agudos y claros, y el listón estaba evidentemente muy bien bajo el control de la energía invisible que gobernaba sus movimientos, entonces dije “¿Puede la inteligencia que gobierna el movimiento de este listón darme un mensaje telegráfico con el alfabeto Morse mediante golpecitos en mi mano? (tengo algunas razones para creer que el código Morse era absolutamente desconocido a cualquier otra persona presente en la habitación, y solamente lo conocía yo) inmediatamente de decir esto, el ritmo de los golpes cambió, y el mensaje siguió de la manera solicitada. Las letras fueron transmitidas demasiado rápido para que juntara todas las letras, pillé una palabra por aquí y otra por allí, por lo tanto perdí el mensaje; pero vi lo suficiente para convencerme que hubiera habido un buen operador de Morse al otro lado de la línea, donde quiera que estuviese.
Otro caso. Una señora escribía automáticamente por medio de la planchette. Intentaba idear la manera de probar que lo que ella escribía no era debido a la “manifestación inconsciente de su mente”.La planchette, como hacía siempre, insistió que, aunque era movida por la mano y el brazo de la señora, la inteligencia era una invisible que jugaba con su cerebro como si fuera un instrumento musical, y así movía los músculos. Por lo tanto le dije: “¿puede ver el contenido de este lugar?”; “Si” escribió la planchette; “¿Puede usted ver las letras del periódico?”; poniendo mi dedo en una copia de Times, que estaba en la mesa detrás de mí, pero sin mirarlo. “Si” fue la contestación de la planchette. “Bien,” dije,” si usted puede ver esto, escriba la palabra que ahora esta tapada por mi dedo y me lo creeré”. La planchette comenzó a moverse. Lentamente y con gran dificultad escribió la palabra "however" (“sin embargo”). Le di la vuelta al periódico sin quitar el dedo y vi que la palabra cubierta por mi dedo era “however”.
Había evitado adrede el mirar el periódico cuando intenté este experimento, y era imposible para la señora, que lo intentó, haber visto cualquiera de las palabras impresas, porque ella estaba sentada en una mesa y el papel estaba en otra detrás de mi cuerpo que estaba en medio.

CLASE XIII
Acontecimientos mixtos de carácter complejo.

En este título propongo explicar varios acontecimientos que no pueden ser clasificados debido a su carácter complejo. De más de una docena de casos, seleccionaré dos. El primero ocurrido en presencia de la señorita Kate Fox. Para darlo de manera inteligible, debo explicar algunos detalles.
La Srta. Fox había prometido concederme una sesión en mi casa una tarde de primavera del año pasado. Mientras la esperaba, un pariente de mi señora, y mis dos hijos de edades 11 y 14 se sentaron en el comedor donde se hacían siempre las sesiones y yo estaba solo, escribiendo en la biblioteca. Oí un taxi llegar y tocar el timbre, abrí la puerta y era la Srta. Fox y la pasé directamente al comedor. Y dijo que no subiría arriba, porque no podía quedarse mucho tiempo, pero puso su sombrero y el mantón en la silla de la habitación. Entonces fui a la puerta del comedor y se lo dije a los muchachos, entraron en la biblioteca para seguir sus lecciones, cerré la puerta una vez que pasaron, (y como es costumbre habitual en las sesiones) puse la llave en mi bolsillo.
Nos sentamos, la Srta. Fox se colocó a mi derecha y otra señora a mi izquierda. Pronto un mensaje alfabético fue dado para que se apagara la lámpara de gas, y estuvimos en total oscuridad, las manos de la Srta. Fox estuvieron debajo de las mías durante todo el tiempo. Muy pronto otro mensaje fue dado, con las siguientes palabras: “Vamos a traer algo para mostrar nuestro poder”; y oímos casi de inmediato un tintinear de una campana, moviéndose, pero se movía alrededor de la habitación, por todas partes, en la pared, en la otra habitación de comer, tocándome la cabeza y golpeando ligeramente el suelo. Después de sonar en la habitación de este modo durante cinco minutos, esta cayó sobre la mesa, cerca de mis manos.
Durante todo el tiempo no se movió nadie, y las manos de la Srta. Fox estaban perfectamente controladas. Comenté que podría ser mi pequeña campana de mano la que sonaba, que estaba a la izquierda de la biblioteca (poco antes de que la Srta. Fox viniera, tuve la ocasión de coger un libro que tenía en un estante. La campana estaba en el libro y la puse en un lado para poder cogerlo. Ese pequeño incidente se me había quedado grabado en la mente, el hecho de que estuviera la campana en la biblioteca). El gas iluminaba el pasillo, en la parte de fuera del comedor, de  modo que esta no podía haber sido abierta la puerta sin que se hubiera metido la luz dentro de la habitación, incluso podría pensarse que había un cómplice en la casa, habiendo entrado con una llave doble, pero eso no pudo suceder allí.
Encendí una luz, estaba bastante seguro que había sido mi propia campana la que estuvo en la mesa delante de mí. Fui derecho a la biblioteca. Eché un vistazo demostrando que la campana no estaba donde la había dejado. Le pregunte a mi hijo mayor, “¿Sabes donde está mi pequeña campana?”, “Si, papá” me contestó, “Allí está”, señalando donde la había dejado. Él estaba mirando para arriba cuando me lo decía, y entonces miró y dijo, “no, no está allí, pero estaba hace poco tiempo”; dije “¿qué significa, que ha venido alguien dentro y se la llevó?
“No”, me dijo, “nadie ha estado dentro, pero estoy seguro que estaba allí, porque cuando nos enviaste aquí dentro, J. (el muchacho más joven) comenzó a tocarla, de modo que no podía centrarme en mis lecciones, y le dije que parara. J. Corroboró esto, y dijo que después de tocarla, la puso abajo, donde la había encontrado.
La segunda circunstancia que relataré, ocurrió a plena luz, una tarde domingo, solamente el Sr. Home y miembros de mi familia estaban presentes. Mi esposa y yo habíamos pasado el día en el campo, y trajimos a casa algunas flores que habíamos recolectado. Cuando llegábamos al hogar, se la dimos a un criado para que las pusiera en agua. El Sr. Home vino después, y procedimos inmediatamente a entrar en el comedor. Mientras que nos situábamos para sentarnos, un criado trajo las flores en un florero que había preparado. Esta era la primera vez que el Sr. Home veía las flores.
Después de que hubieran ocurrido varios fenómenos, la conversación giró sobre algunas circunstancias que parecía que sólo se podían explicar con la suposición de que la materia realmente pasó a través de la sustancia sólida. Un mensaje fue dado mediante el alfabeto “es imposible que la materia pase a través de la materia, pero le demostraremos lo que podemos hacer.” Esperamos en silencio. Un aspecto luminoso apareció sobre el ramo de flores, entonces, de manera totalmente visible para los presentes, un pedazo de Hierba China, de unas 15 pulgadas, que formaba parte del ornamento de la parte central del ramo, se levantó lentamente de las otras flores, y  descendió a la mesa delante del florero, entre él y el Sr. Home. No se detuvo cuando llegó a la mesa, sino que la atravesó,  vimos como pasó por completo a través de ella. Inmediatamente, cuando la hierba desapareció totalmente, mi esposa que estaba cerca del Sr. Home, vio una mano venir de la parte de debajo de la mesa, entre ella y el Sr. Home una mano, que sostenía el pedazo de hierba. La golpeó ligeramente en el hombro dos o tres veces produciendo un sonido audible para todos. Solamente dos personas vieron la mano, pero todos los demás vieron los movimientos de la hierba como lo he descrito.
            Durante el tiempo que esto ocurrió, las manos del Sr. Home fueron vistas por todos, cómo descansaban de manera reservada sobre la mesa, delante de él. El lugar donde desapareció la hierba estaba a 18 pulgadas de sus manos. La mesa era para el telescopio, se abría con un tornillo; no tenía tapadera; y el ensamblaje de los dos lados formaba una estrecha grieta en el centro. La hierba había pasado a través de este resquicio, que medí, y encontré que apenas era de 1/8 pulgadas de ancho. El vástago del pedazo de hierba era demasiado grueso y largo para permitir que pasase por la grieta sin dañarla, con todo, la habíamos visto pasar a través de manera silenciosa y suavemente; y en la examinación, no se vio los más leves indicios de presión o de abrasión.
Teorías para explicar los fenómenos observados
Primera Teoría: Los fenómenos son todos el resultado de trucos, dispositivos mecánicos ingeniosos o la prestidigitación, los médiums son impostores el resto son la compañía engañada.
Es obvio que esta teoría sólo puede considerarse para una muy pequeña proporción de los hechos observados. Estoy dispuesto a admitir que algunos supuestos médiums de quien la gente está enterada son consumados impostores quienes se ha aprovechado de la demanda pública y del entusiasmo espiritualista para llenarse los bolsillos de manera fácil; mientras perjudican a otros que no tienen ningún motivo para engañar por dinero, ya que únicamente aparecerían por un deseo de notoriedad. He tenido varios casos de impostores, alguno muy ingenioso, otros tan palpables que ninguna persona que ha atestiguado los fenómenos podría decir que eran genuinos. Disgustan a un investigador cuando se encuentra con uno de estos casos por primera vez, repugna con lo que se encuentra por ser un engaño; él, de manera natural, desahoga sus sentimientos, en privado o en publico, mediante una denuncia que generaliza a todos los “médiums”. Otra vez, a los médiums verdaderos, los primeros fenómenos que son observados de manera general son los leves movimientos de la mesa, y golpecitos débiles bajo los dedos o pies del médium.
Estos desde luego, son fáciles de imitar por un médium o alguien de la mesa. Si, como a veces solamente ocurre esto, el observador escéptico se marcha con la firme impresión de que su superior agudeza ha descubierto el engaño por parte del médium, quien por consiguiente tuvo miedo de seguir con más trucos en su presencia. Él también escribirá a los periódicos para exponer todo el engaño, y probablemente se complace en exponer los sentimientos morales sobre el triste espectáculo de estas personas, al parecer inteligentes, pero que estando él allí detectó inmediatamente el engaño.
Hay una amplia diferencia entre los trucos de un prestidigitador profesional, rodeado por su amplio aparataje, y ayudado por cualquier número de ayudantes ocultos y confederados, engañando los sentidos con el juego de sus manos de manera inteligente en su propia plataforma, y los fenómenos que ocurrían en presencia del Sr. Home, a plena luz, en una habitación privada, que hasta el comienzo de la sesión no había estado antes ahí, y rodeado por mis íntimos amigos, quien no solo no aprobarían el engaño en las pruebas, además miran todo lo que ocurre por pequeño que sea. Además el Sr. Home con frecuencia era requerido antes y después de las sesiones, y siempre estaba dispuesto. Durante los acontecimientos más notables, sostuve de vez en cuando sus dos manos, y he colocado mis pies encima de los suyos. En ningún momento le produje alguna molestia para el objetivo, si hubiera sido engaño, me hubiera llamado la atención, y me hubiera dicho que la prueba no se podía intentar.
Hablo principalmente del Sr. Home, porque es tanto más poderoso que la mayoría de los médiums con los que he experimentado. Pero con todo he tenido las precauciones por si el engaño era una de las posibles explicaciones.
Quiero recordar que una explicación, para que tenga algún valor, debe satisfacer todas las condiciones del problema. Pero no es suficiente para una persona que quizás ha visto sólo algunos fenómenos menores el decir  “sospecho que todos engañan” o “vi cómo algunos trucos podrían haber sido hechos”.
Segunda Teoría: Las personas en una sesión son víctimas de una especie de manía o ilusión. Y se imaginan los fenómenos que ocurren, no tiene ninguna verdad objetiva.
Tercera Teoría: Todos los resultados son producidos por la acción cerebral consciente o inconsciente.
Cuarta Teoría: Es el resultado del espíritu del médium, que quizás se asocia a los espíritus de uno o todos los presentes.
Estas dos teorías son claramente incapaces de explicar más que una pequeña parte de los fenómenos, e incluso son una explicación poco probable para esa parte. Estas pueden ser desechadas muy rápidamente.
Ahora me acerco a las teorías “Espirituales”. Deben recordar que la palabra “espíritu” es usada en un sentido muy ligero por la mayoría de la gente.
Quinta Teoría: Las acciones de los malos espíritus o diablos, se personifican en quien o en lo que quieren, para minar el cristianismo y arruinar las almas de la gente.
Sexta Teoría: Las acciones de un orden diferente de seres, que viven en la Tierra, pero invisibles e inmateriales para nosotros. Capaces, sin embargo, de vez en cuando de manifestarse. Conocidos en casi todos los países y tiempos como demonios (no necesariamente malos), gnomos, hadas, elfos, duendes,  duendes maliciosos, etc.
Séptima Teoría: Las acciones de los seres humanos difuntos, la teoría espiritual por excelencia.
Octava Teoría: (La teoría de la Fuerza Psíquica). Esta necesita una parte de la 4ª, 5ª, 6ª y 7ª teoría, más que una única teoría por si sola.
Según esta teoría “el médium” o el conjunto de la gente asistente se asocia, se suman en un total, como se supone, poseen una fuerza, el poder, la influencia, la virtud o el regalo, mediante el cual permiten a seres inteligentes producir los fenómenos observados. Estos seres inteligentes son tema de otra clasificación de teorías.
Es obvio que “un médium” posee un algo que no posee una persona normal. Este algo tendrá un nombre. Llamémosle “X” si le gusta así. El Sr. Serjeant Cox lo llama Fuerza Psíquica. Se ha entendido este término mal, ha estado mezclado, que lo mejor es dar la explicación del Sr. Serjeant Cox, en sus propias palabras:

“La teoría de la Fuerza Psíquica, es en sí misma una explicación, que casi no tiene mucho sustento bajo ciertas condiciones prueba, está comprobada de manera imperfecta y dentro de un límite, pero aunque no está cerca de estar bien definida, los cuerpos de ciertas personas tienen una especial organización nerviosa, en los cuales funcionan una Fuerza, sin el contacto muscular y provocando la acción a distancia, causando los movimientos visible y los sonidos audibles que se producen de sustancias sólidas. Pues la presencia de tal organización es necesaria para el fenómeno, razonablemente se concluye que lo hace la Fuerza, es cierto que es desconocida la manera de esa organización de momento. Pues el organismo en sí mismo es movido y dirigido por dentro de su estructura por una Fuerza, que es controlada cerca del alma, espíritu o la mente (llamémosle como queramos) que constituye al individuo que es llamado “El Hombre”, es igualmente una conclusión razonable que la Fuerza que causa los movimientos más allá de los límites del cuerpo es la misma Fuerza que produce el movimiento dentro de los límites del cuerpo. Y, ya que la fuerza externa se ve dirigida a menudo por inteligencia, es una conclusión igualmente razonable que la inteligencia es también interna. Esta es la Fuerza a la que llamaré Fuerza Psíquica, el nombre ha sido dado por mí como correctamente se señala, una fuerza nueva que se remonta hasta el alma, la mente del hombre como su fuente. Pero todo lo que adopta esta teoría de la Fuerza Psíquica es la forma a través del cual los fenómenos se producen, de tal modo que no se puede afirmar que esta fuerza psíquica no pueda agarrarse y dirigirse a veces por otra cierta inteligencia, una mente psíquica. El espiritualismo más ardiente admite prácticamente la existencia de la Fuerza Psíquica, bajo el nombre muy inadecuado de magnetismo (cosa que no tiene nada que ver), porque afirman que los espíritus de los muertos pueden hacer solemnemente los actos atribuidos a ellos usando el magnetismo (es decir la fuerza psíquica) del médium. La diferencia entre los abogados de la Fuerza Psíquica y el Espiritualismo, consiste en que los primeros afirman que hay hasta el momento escasas pruebas de que cualquier otra inteligencia diferente a la del médium es la que se manifiesta, y ninguna prueba que sean los espíritus de los muertos; mientras que el Espiritualismo tienen fe, no exigen ninguna prueba de que los espíritus de los muertos sean los únicos que producen todos los fenómenos. Así la controversia se resuelve de manera razonable con el hecho, sólo se determinará por una serie laboriosa, larga y continuada de experimentos y con una colección extensa de los hechos psicológicos, que deben ser el primer deber de la sociedad psicológica, para la formación de quien esté en camino.”


No hay comentarios:

Publicar un comentario