"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



miércoles, 13 de agosto de 2014



ENCUENTROS
CONGRESO EN ESPAÑA:
EL ESPIRITISMO EN EL SIGLO XXI

 por
J A C Q U E S P E C C AT T E


LE JOURNAL SPIRITE N° 97 juillet 2014


Junto con el movimiento CEPA (Confederación
Espírita Panamericana), las instituciones espíritas
españolas organizaron el segundo encuentro espírita
ibero-americano en Salou, cerca de Tarragona, 150
Km. al sur de Barcelona, del 1 al 4 de mayo de 2014.
Estaba presente un centenar de participantes, representantes
y dirigentes de asociaciones espíritas de
varios países: Brasil, Argentina, Venezuela, Puerto
Rico, Estados Unidos, Cuba, España, Portugal y
Francia.
El presidente de la CEPA, Dante López (Argentina)
dedicó las dos conferencias de apertura y cierre de
este congreso a los temas siguientes: Las organizaciones
espíritas en el siglo XXI y La visión de la CEPA en el
siglo XXI, evocando el papel de la Confederación y del
espiritismo frente a los desafíos del tiempo presente,
dentro de una sociedad difícil en perpetua mutación.
Recordemos que la CEPA es un movimiento que,
desde su creación en 1949, ha predicado un espiritismo
libre de toda influencia religiosa o esotérica, un
espiritismo actualizado que esté en consonancia con
las evoluciones científicas y sociales de su tiempo,
un espiritismo que, según la fórmula, se define como
“humanista, laico, progresista y de librepensamiento”.
Durante todo el siglo XX este movimiento ya había
tenido precursores latinoamericanos, como Manuel
Porteiro, Humberto Mariotti, Cosme Mariño y algunos
otros pensadores espíritas.
Para hacerse una idea de los principios y grandes
orientaciones de esta confederación, no se los podría
resumir mejor que aplicando el pensamiento de
Allan Kardec tal y como él lo expresó en su tiempo,
con estas palabras:
“El espiritismo, marchando con el progreso, nunca será
superado porque, si nuevos descubrimientos le demostraran
que está en el error sobre un punto, se modificaría
este punto; si una nueva verdad se revela, la acepta.
No hay fe más inquebrantable que la que puede mirar a
la razón frente a frente, en todas las edades de la humanidad”.
Y es así como sin cesar ha sido necesario volver a
poner en perspectiva los grandes principios kardecistas,
confrontándolos con las realidades científicas
y sociales de cada época. Es lo que se ha hecho, en la
medida en que todas las grandes preguntas ya no se
plantean hoy exactamente en los mismos términos
que en la época del espiritismo naciente, hace unos
ciento cincuenta años. Sin embargo, los principios
iniciales que estaban contenidos en El Libro de los
Espíritus, no han tenido que sufrir cuestionamientos,
pues son principios universales que por consiguiente
permanecen intemporales.
Por otra parte, esto fue lo comentado en el congreso
por Milton Medran Moreira (ex presidente de la CEPA,
Porto Alegre-Brasil), en su conferencia titulada La ética
espírita en el Siglo XXI. Sobre puntos muy precisos que
siempre son de actualidad, Milton señaló muchos
principios kardecistas referentes a la pena de muerte,
la esclavitud, la igualdad entre el hombre y la mujer,
el matrimonio, el divorcio, etc., demostrando su
carácter innovador y precursor, en un siglo XIX que
estaba aún muy lejos de poder admitir tales evoluciones
del pensamiento. Todavía hoy, esos principios
iniciales no son todos reconocidos y aplicados en
cierto número de países. Todavía hoy, la pena de
muerte no está abolida en todas partes, la condición
de la mujer siempre sufre de flagrantes desigualdades
en numerosos países, la esclavitud está lejos de estar
erradicada, etc. Si bien tales principios enseñados
por los Espíritus, estaban adelantados a su tiempo y
siempre están retardados en nuestras sociedades de
hoy, siguen siendo los fundamentos intemporales de
una humanidad que todavía busca su camino, pero
igualmente son coherentes con los principios de una
ética de sentido común, reconocida y reivindicada
por todos los humanistas, cualquiera que sea su
convicción filosófica o religiosa.
Entre todos los temas abordados, recordemos
igualmente la conferencia de Jacira Jacinto Da Silva
(São Paulo-Brasil), juez de profesión, que ha tratado
el problema de la criminalidad en Brasil. Esa es una
preocupación mayor en este país, y desde su punto
de vista espírita, ha abogado por estructuras educativas
de reinserción. Ella milita por el conocimiento, la
instrucción y la educación que serán los verdaderos
medios y motores para avanzar hacia una sociedad
solidaria que se haga cargo de sus delincuentes en
forma responsable.
Sería imposible hacer aquí un resumen de todas las
intervenciones, pues hubo más de veinticinco exposiciones.
Que todos los participantes y ponentes de este
congreso me excusen, pero no puedo citar a todos los
interventores y evocar todas sus conferencias, pues
aquí me es preciso resumir para dar una idea general.
Recordamos en particular las grandes temáticas
de este encuentro: el espiritismo en la sociedad, las
problemáticas sociales, la mediumnidad, la conciencia,
la moral y la ética espírita, la inserción social del espiritismo.
Son temas que siempre han mantenido nuestra
atención, temas sobre los que muchas veces hemos
intercambiado desde nuestros primeros encuentros
con los espíritas de la CEPA en 1998. En particular,
hemos, confirmado las convergencias esenciales que
nos han permitido crear una relación entre el Círculo
Espírita Allan Kardec de Francia y las representaciones
progresistas del espiritismo latinoamericano. Esto se
ha traducido, si no en encuentros regulares, difíciles
debido al alejamiento geográfico, sí en intercambio
de artículos, revistas y libros. Y a este respecto, agradecemos
una vez más la indefectible regularidad
de Ruth Neumann (Venezuela) que, imperturbablemente,
traduce todas las ediciones de Le Journal
Spirite en español desde hace unos quince años. Esta
revista en español es enviada luego, en formato PDF,
a todos nuestros corresponsales y grupos espíritas
que deseen recibirla. Está igualmente accesible on
line en el portal oficial de la CEPA.
Desde un punto de vista más europeo, hemos conocido
a varios grupos y personas de Cataluña, Andalucía
y Portugal que, cercanos a la CEPA o afiliados,
mantienen un trabajo de fondo, y parecen hacerse
más o menos las mismas preguntas que nosotros los
franceses, respecto a la difícil difusión de una idea
que todavía no es bien aceptada, tanto entre el gran
público como en los medios intelectuales y científicos.
Así, escuchamos que el espiritismo siempre es
asimilado a formas de magia o de esoterismo, y que
las conferencias públicas atraen a pocas personas, lo
cual sigue siendo igualmente una problemática planteada
por los países latinoamericanos con excepción
del Brasil donde el espiritismo forma parte de los
componentes culturales. Ese fue uno de los objetos
de nuestras discusiones con unos y otros, para
concluir finalmente en un objetivo resueltamente
optimista: proseguir la lucha, atreverse a afirmar
nuestra pertenencia espírita e ir al encuentro de
aquellos que podrían estar cercanos a nuestro ideal
pero que lo desconocen.
Instruir, enseñar, educar fueron palabras empleados
con frecuencia, para repetir que el espiritismo es una
filosofía seria, una ciencia del alma y una espiritualidad
mayor que puede trascender a todas las creencias,
más allá de los misticismos esotéricos, religiosos
o de tipo New Age.
Ahora una palabra sobre algunos encuentros. David
Santamaría y su grupo de Barcelona, con el concurso
de Mercedes García de la Torre (Andalucía), estuvieron
entre los que organizaron la manifestación
con mucho cuidado, cierto rigor indispensable y
sin duda alguna con numerosos pasos previos para
preparar, en un gran hotel, la acogida de espíritas de
todas las procedencias.
Recordemos igualmente, y entre otros, un contacto
que tuvimos con el grupo de Puerto Rico y su director
José Arroyo, a quien ya habíamos conocido en París,
el año pasado. Un grupo joven y dinámico que ha
tomado en cuenta todo un compromiso espírita dirigido
hacia la enseñanza, la educación y la ética.
Por mi parte, pronuncié una conferencia de treinta y
cinco minutos, muy condensada por la fuerza de las
circunstancias, pues normalmente cada conferencia
estaba limitada a treinta minutos. En el momento
en que el Círculo celebra sus cuarenta años de existencia,
me correspondió hacer un rápido resumen de
sus actividades, saludar el recuerdo de Michel Pantin
y su obra, evocar el trabajo de Karine Chateigner así
como las realizaciones de nuestras filiales. Y sobre
este último punto, era importante precisar nuestra
forma de funcionamiento que no es común, en la
medida en que no representamos grupos federados,
sino una única entidad reunida bajo el nombre de
Círculo Espírita Allan Kardec de Francia y que trabaja
en permanente coordinación y concertación, a diferencia
de la fórmula más habitual de grupos independientes
afiliados en una federación.
Igualmente tuve que poner en perspectiva el impacto
de nuestro Círculo en Francia desde hace cuarenta
años y dar la medida de una difusión que, con el pasar
del tiempo, ha terminado por llamar la atención de
muchos de nuestros conciudadanos, evocando igualmente
los esfuerzos realizados por nosotros para
extender la difusión hacia diversos especialistas de lo
paranormal que no necesariamente son espíritas.
En un ambiente muy cálido, entre gentes y directores
de grupos que no se ven con frecuencia, circularon
las ideas y percibimos una preocupación bastante
general que podría expresarse así: ¿cuál es la buena
difusión? ¿Cómo hacer para ser reconocidos un poco
más oficialmente? ¿Cómo ser tomados en serio en
los medios intelectuales y científicos? ¿Cuál es el
porvenir del espiritismo? ¿Qué impacto podría tener
sobre la sociedad? Igualmente hemos percibido una
preocupación cierta en los espíritas de los diferentes
países, respecto a la fragilidad del mundo y de la paz
(Siria, Palestina, Ucrania, Venezuela…).
Recordemos finalmente la participación de nuestro
Círculo en los grandes encuentros organizados en
el pasado por la CEPA. Estuvimos presentes y representados
en las siguientes ocasiones: el Congreso
de Maracay en Venezuela en 1998; una participación
en las conferencias en Brasil en 1999; el Congreso
de Porto Alegre en 2000, y el primer encuentro
ibero-americano en España en Salou en 2012.
Los contactos prosiguen y se perpetúan, dentro de un
enfoque común en cuanto a la realización de un espiritismo
mayor, preocupado por los grandes desafíos
planteados por nuestras sociedades actuales, y cuyos
grandes objetivos no se podrán lograr en forma duradera
sin un aporte espiritual y espírita, indispensable
para la emancipación de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada