"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



martes, 8 de octubre de 2013

Léon Denis, el apóstol del espiritismo
por
J O C E LY N E C H A R L E S

EL GRAN ENIGMA

El Gran Enigma, Dios y el Universo,
editado en 1911, es la quinta obra
publicada por Léon Denis. Los temas
abordados son Dios, la Ley universal, la
Naturaleza y la Reencarnación. El autor
se expresa con poesía y delicadeza; las
palabras cantan, particularmente en los
capítulos sobre la Naturaleza.
Al lector
Léon Denis se dirige en primer lugar
al lector y explica las razones por las
cuales escribe este libro:
“¿Dónde y cómo soñé con escribirlo? Era una tarde de
invierno, una tarde de paseo en la costa azul de Provenza…
Una voz me dice: Publica un libro que nosotros te
inspiraremos, un libro pequeño que resuma todo lo que el
alma humana debe conocer para orientarse en su camino;
publica un libro que demuestre a todos que la vida no es
una cosa vana, que uno puede usar con ligereza, sino una
lucha por la conquista del cielo, una obra elevada y seria
de edificación, de perfeccionamiento, una obra regida por
leyes augustas y justas, por encima de las cuales revolotea
la Justicia eterna, temperada por el Amor”.
Primera parte: Dios y el Universo
¿Hay en el Universo un objetivo, una ley? Si la inteligencia
está en el hombre, debe encontrarse en este Universo
del cual éste es parte integrante. ¿Quién pues gobierna
los mundos si no es Dios, la suprema inteligencia? Otras
tantas cuestiones que el autor tratará de resolver.
“Dios se manifiesta por el Universo que es su representación
sensible, pero no se confunde con él. No es pues en los
templos construidos por los hombres donde hay que
buscar a Dios, sino en la Naturaleza que es su templo
eterno… Nacidas de Dios, todas las almas son hermanas.
De la paternidad de Dios emana la fraternidad humana”.
El escritor desarrolla los temas de la solidaridad y la
comunión universal. “Todo nos habla de Dios, lo visible
y lo invisible. La inteligencia lo percibe, la razón y la
conciencia lo proclaman”. Pero sobre todo, el hombre
es capaz del amor y lo que lo caracteriza,
es el sentimiento. Es a esta fuente a la
que hay que acudir para concebir al Ser
Supremo. El autor ve manifestarse la
acción de Dios de manera permanente
en la historia. En el pasado, puede
observarse ese impulso de la humanidad
hacia lo mejor, a pesar de las fallas y
los inevitables retrocesos, fruto de sus
errores y su estado de inferioridad. “Lo
que demuestra, en forma clamorosa, la
intervención de Dios en la Historia, es
la aparición, en momentos adecuados,
en horas solemnes, de grandes misioneros que vienen
a tender la mano a los hombres y volverlos a colocar en
el camino perdido, enseñándoles la ley moral y el amor
a sus semejantes… Entonces, ¿quién los impulsa hacia
adelante, si no es la mano de Dios?”.
Segunda parte: El libro de la Naturaleza
La segunda parte de la obra está dedicada a la
Naturaleza. En el cielo estrellado, el mar, el bosque
y la montaña, Léon Denis reconoce el sello divino,
resuelve el enigma y escucha la suprema lección que
es amar. Entonces su corazón rebosa de alegría, y de
su alma brota espontáneamente la oración que no
es un balbuceo mecánico, sino verdaderamente una
proyección del ser hacia Dios, su fuente y su fin.
Tercera parte: La ley circular, la vida, las edades de la
vida, la muerte

La ley circular rige las evoluciones de la Naturaleza, de
la historia y de la humanidad. Cada ser gravita dentro
de un círculo, cada vida describe un circuito, toda la
historia humana se divide en ciclos. De allí resulta la ley
de la reencarnación.
Terminaremos esta presentación citando la primera
frase de esta obra: “En las horas pesadas de la vida, en los
días de tristeza y de agobio, ¡abre este libro! Eco de las voces
de lo alto, él te dará el valor; ¡y te inspirará la paciencia y la
sumisión a las leyes eternas! (…)”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada