"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



miércoles, 7 de diciembre de 2011

"A CASE FOR AFTERLIFE", DEL ABOGADO VICTOR J. ZAMMIT (QUINTA PARTE)

20. Visiones en el lecho de muerte       SIR WILLIAM BARRET
'Una nueva idea primero es condenada como ridícula y luego descartada
como trivial, hasta que finalmente se convierte en algo que todo el mundo
conoce.'
William James
A través de todo el presente siglo se han publicado libros detallando
observaciones hechas por doctores y enfermeras sobre pacientes moribundos.
Aunque las visiones en el lecho de muerte se pueden encontrar en la literatura
y en el conocimiento popular de todas las épocas, ellas eran raramente
mencionadas en la literatura científica hasta los finales de 1920, cuando
fueron estudiadas por Sir William Barrett, un profesor de física del Royal
College of Science, en Dublin.
El se interesó en este tópico cuando su esposa, quien era cirujano obstetra,
llegó a casa una noche y le contó de una mujer que había muerto en el
hospital ese día de una hemorragia después de dar a luz.
Justo antes de morir la mujer, Doris, se sentó y se mostró muy excitada por
haber visto un paisaje maravilloso y dijo que su padre había venido a
escoltarla para ir al otro lado.
Lo que resultó mas sorprendente para los Barretts fue el hecho de que la
mujer súbitamente expresó sorpresa de ver a su hermana, Vida, con su padre.
Parece que la hermana de Doris, Vida, había muerto sólo tres semanas antes.
Pero como Doris había estado tan enferma, la muerte de su querida hermana
había sido mantenida en secreto para que ella no lo supiera.
Esta historia resultó ser tan edificante para Barrett que él emprendió un
estudio sistemático de las visiones en el lecho de muerte. El suyo fue el
primer estudio científico que concluyó que la mente del paciente moribundo
en muchas ocasiones es clara y racional. Él también reportó un número de
casos en los cuales el personal médico o los familiares presentes compartieron
la visión del paciente moribundo.
Su libro, publicado en 1926 fue titulado Deathbed Visions (Visiones en el
lecho de muerte). En él se destaca que:
• Muchas veces en el momento de la muerte las personas ven a un amigo o
familiar al lado de su cama quien ellos pensaban que aun estaba vivo
• En todos los casos, cuando se comprobó, la persona que ellos vieron había
muerto antes sin su conocimiento
• Niños moribundos frecuentemente expresan sorpresa porque los ángeles que
ellos ven esperándolos no tienen alas.
En los años 1960 el D.r Karlis Osis de la Sociedad Americana para la
Investigación Psíquica hizo un estudio piloto de visiones en el lecho de
muerte que confirmaron las conclusiones de Barrett y que más tarde fueron
verificadas a través de diferentes culturas. Sus descubrimientos fueron:
• La más común clase de visión era de personas que habían muerto antes que
ellos
• Las visiones usualmente eran de corta duración, cinco minutos o menos
• Los pacientes moribundos decían que el visitante había venido con el
propósito de llevarlos consigo
• Las creencias en la vida póstuma no tienen significado en la frecuencia o en
la clase de aparición vista
• La mayoría de los pacientes en el estudio no habían recibido drogas que
pudieran causar alucinaciones.
En 1977 el Dr. Osis y su colega, D.r Erlenddur Haraldsson, publicaron At the
Hour of Death (A la hora de la muerte). Este libro extendió el estudio original
e incluyó reportes de más de 1.000 doctores y enfermeras en India así como
de Estados Unidos. En total se reportó sobre la muerte de más de cien mil
personas. Estos estudios se encontraron en buena correlación con los trabajos
pioneros hechos en un período de 30 años y reportados en varios trabajos del
Dr. Robert Crookall de Inglaterra.
De acuerdo con la información que le fue dada por el personal médico:
• Solo el diez por ciento de las personas están concientes poco antes de su
muerte
• De este grupo solo la mitad o dos terceras partes tiene visiones de muerte
cercanas
• Estas visiones toman la forma de visitas y apariciones de seres queridos,
vistazos del próximo mundo e inexplicables estados de ánimo exaltados.
El Dr. Melvin Morse plantea que el historiador francés, Philippe Aries, ha
documentado que antes del año 1.000AD los moribundos solían contar
visiones de Dios y decir que veían a los que habían muerto antes que ellos. El
se lamenta que hoy los pacientes que tienen tales visiones son tratados por
'ansiedad' con narcóticos y Valium, los cuales borran la memoria a corto
plazo y evitan que los pacientes recuerden cualquier visión que hayan tenido
(Morse 1993: 60). Él también afirma que cerca del noventa por ciento de las
personas que mueren en hospitales son 'fuertemente sedadas,
interminablemente resucitadas y medicadas' y que los doctores ven las
visiones en el lecho de muerte como un problema que hay que medicar hasta
que desaparezca (Morse 1993: 63).
En su libro Closer to the Light—Learning from the Near-Death Experiences
of Children (Más cerca de la Luz—Aprendiendo de las experiencias cercanas
a la muerte de los niños) Morse plantea el punto de vista de que las visiones
en el lecho de muerte son 'un aspecto olvidado del misterioso proceso de la
vida' el cual puede tener un maravilloso efecto confortante y curativo tanto
para los pacientes moribundos como para la familia (1993: 65). El recuerda
varios casos donde los niños antes de la muerte comenzaron a ver visiones de
la vida póstuma durante los últimos días de sus vidas. Describieron
asombrosos colores, hermosos lugares y familiares fallecidos los cuales ellos
no sabían que existían.
No son alucinaciones
El propio Dr. Osis comenzó suponiendo que estas experiencias eran simples
alucinaciones causadas por los efectos bioquímicos en el cerebro del
moribundo. Sin embargo, después de investigar, el se convenció que eran tan
extraordinarias y tan convincentes que no podían ser explicadas por la
condición física del paciente o por las medicinas que estaba tomando.
Hay muchos casos registrados por la Sociedad para la Investigación Psíquica
donde la aparición del visitante ha sido vista por otros junto a la cama de la
persona moribunda, algunas veces por varias personas simultáneamente:
• En un bien documentado caso de aparición en el lecho de muerte que fue
vista por una mujer moribunda, Harriet Pearson, y sus tres familiares quienes
la estaban cuidando (Journal of the Society for Psychical Research Feb 1904:
185-187)
• En otro caso de un muchacho joven que estaba muriendo, dos testigos
independientemente vieron a su recientemente fallecida madre al lado de la
cama del niño (Proceedings of the Society for Psychical Research, Volume 6
p.20 ).
Las visiones en el lecho de muerte son consistentes y soportan la evidencia de
la vida póstuma. De aquellos quienes experimenten una muerte conciente, el
cincuenta o sesenta por ciento experimentará una visión de la vida póstuma.
La importancia de las visiones en el lecho de muerte
En su libro 'Parting Visions' (Visiones al Partir) (1994) el pediatra Melvin
Morse argumenta que:
• Los miembros de la familia que conocen de las visiones tienden a estar más
tiempo al lado de la persona moribunda. Este factor alivia mucho la culpa que
ellos puedan sentir después de la muerte
• Las visiones espirituales ayudan al paciente moribundo a darse cuenta que
tienen algo que compartir con los demás
• Las visiones espirituales eliminan todo miedo en el paciente moribundo y
son enormemente curativas para los familiares
• Ellas pueden prevenir el desgaste por parte del personal médico
• Si se les presta atención ellas pueden dramáticamente reducir el derroche de
procedimientos médicos que frecuentemente son dolorosos para el paciente.
Él afirma que entre 30-60% del presupuesto del sistema de salud Americano
se gasta en los pocos últimos días de vida de una persona y que 'la mayoría se
gasta en procedimientos irracionales que no hacen nada excepto prolongar la
vida' (Morse 1994: 136).
Carla Wills-Brandon M.A. Ph.D. psicóloga, consejera y autora de seis libros
publicados, se interesó en las visiones en el lecho de muerte cuando su propio
hijo tuvo una, cuando él tenía sólo tres años de edad. Siendo visitado por un
visitante del otro mundo quien compartió con él y dijo que se encontraba ahí
para llevarse a su abuelo, su hijo estaba confiado que su abuelo ‘Da’ iba a
estar bien. En su libro One Last Hug Before I Go: The Mystery and Meaning
of Death Bed Visions (Un último abrazo antes de irme: El Misterio y el
significado de las visiones en el lecho de muerte ), ella no sólo reexamina la
investigación de Barrett y Osis, sino que también considera muchas
experiencias recientes.
Sus conclusiones son:
• La ciencia no puede explicar este fenómeno
• Las visiones en el lecho de muerte han estado con nosotros desde el
comienzo del tiempo
• Estas experiencias apuntan a una existencia en la vida póstuma
• Tenemos mucho que aprender de ellas.
Referencias en la Internet
Carla Wills Brandon [http://www.carla.wills.brandon.net/]
está conduciendo investigaciones continuas sobre visiones en lecho de muerte
y quiere saber de personas que hayan participado en alguna de esas
experiencias.
Para conocer acerca de otros trabajos de investigación, ver el sitio Internet de
la University of Virginia Division of Personality Studies.
[http://www.med.virginia.edu/medicine/inter-dis/personality_studies/].
21. La Ouija
'La frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos parece ser un
tipo de jungla psíquica, o un ‘territorio de forajidos’ atestado con
personalidades viciosas y psicópatas. Si ellos encuentran una víctima, y
armonizan con ella, sus naturalezas destructivas pueden operar con
menos restricciones que lo hacían cuando estaban encarnadas.’
Ian Currie
La Ouija es uno de los métodos de comunicación con los espíritus más
comúnmente usados por las personas sin entrenamiento psíquico previo. El
nombre proviene de los equivalentes de la palabra “sí” en francés, oui, y en
alemán, ja. Consiste de una tabla plana con las letras del alfabeto, algunos
números, signos de puntuación y las palabras sí y no. La gente lo usa
colocando levemente los dedos en un puntero el cual se mueve rápidamente,
sin el conocimiento consciente de los presentes, deletreando mensajes. La
venta de Ouijas llegó a su máximo en los Estados Unidos durante la Primera
Gran Guerra; los años treintas, cuarentas y sesentas fueron testigos de furor
por la Ouija en la que los estudiantes consultaban frecuentemente ese
‘Misterioso Oráculo Parlante’ (Hunt 1985: 5).
La Ouija es incluida aquí porque muy a menudo es el primer método usado
por los aficionados que tratan de investigar los fenómenos psíquicos. Es
científico en el sentido que quienes siguen la fórmula obtendrán resultados
similares. Algunos obtendrán mensages inteligentes, inteligentes en el sentido
de responder a preguntas específicas. La calidad de las respuestas depende
por supuesto de quien, o qué, está respondiendo.
Los psíquicos y los mediums experimentados creen que en realidad se hace
contacto con los espíritus, que las respuestas de la Ouija provienen algunas
veces de entidades humanas y no-humanas en diferentes niveles de progresión
pero, más a menudo, de las entidades más bajas que operan en una ‘longitud
de onda’ muy próxima a la nuestra. Si el contacto se hace con una entidad
refinada, la respuesta usualmente es sofisticada. Si el contacto se hace con
entidades groseras, de muy bajo nivel, la información es usualmente del
mismo tipo que se obtendría de un ser terrenal grosero, vulgar, arrogante y
blasfemo, con el propósito de traumatizar a los presentes. El investigador
psíquico Archie Roy asemeja el uso de la Ouija a la práctica de ir a un bar y
de invitar a su casa a un extraño (1996: 176).
El punto de vista materialista es que los mensajes vienen de la acción del
consciente o, del subconsciente de los ‘jugadores’, una forma de
'automatismo'. La Ouija ha sido vendida durante años en tiendas de juguetes y
departamentos de juguetes en los EEUU y la gente tiende a usarla como
diversión, o para ventaja personal, tal como obtener los números ganadores en
los juegos de azar, etc.
Pero ningún escéptico ha podido explicar como grupos de personas decentes
han producido como respuestas blasfemias horribles, maldiciones y toda clase
de amenazas terribles en una forma que ciertamente no se obtienen por otros
métodos que supuestamente proyectan el inconsciente
Stoker Hunt, quien investigó los efectos del uso de la Ouija, sintetiza así un
patron común de comunicación que se desarrolla entre los ‘jugadores’ y la
‘fuerza’ con la que se comunican:
El invasor se concentra en las debilidades de caracter de la víctima.. Si es
vana, apela a su vanidad. ‘Necesito tu ayuda’ dirá el seductor, y ‘sólo tú
puedes ayudarme’. La entidad es maligna y no vacila en mentir, en hacerse
pasar por otra persona (generalmente un ser querido ya fallecido) y en adular.
Por supuesto, es mejor para el invasor si la víctima está sola, aislada, cansada
y enferma (Hunt 1985: 86).
Así, la entidad impulsará a sus víctimas a que abandonen a sus verdaderos
amigos y a que confien sólo en la comunicación con la Ouija para asesoría,
consejos y compañía. Para este fin recomendará hazañas peligrosas y
aventuras descabelladas al tiempo que desestimula el cuidado médico y las
actividades saludables. La víctima sentirá un deseo incontrolable de usar la
tabla, o de escribir automáticamente, a toda hora del dia y de la noche. Si es
necesario el invasor aterrorizará a su víctima materializándose en forma
espantosa, induciendo visiones grotescas, incitando acrtividades ‘poltergeist’,
haciendo que aparezcan objetos de la nada, dando noticias falsas o trágicas,
levitando objetos y, quizás, hasta a la misma víctima. Todas esas cosas y más
pueden suceder, no como un fin en si mismas sino que como un medio para
una posesión eventual total (Hunt 1985: 87).
Los mediums de todo el mundo consistentemente nos informan que quienes
han muerto y viven en desesperación en las regions de vibraciones inferiores
más próximas a la tierra, algunas veces llamadas las regions astrales bajas,
son muy envidiosos de quienes viven en la tierra; ellos saben que mientras
una persona en la tierra puede aumentar sus vibraciones, es muy difícil
hacerlo en las esferas inferiores del mundo de los espíritus
La desesperación es extrema simplemente porque no pueden sentir las cosas
que gozaban mientras estaban vivas, excitación, alcohol, fumado, sexo. Si
esos seres vulgares que responden en la Ouija tuvieran la capacidad de amar,
o de un pensamiento caritativo, o cualquier otro atributo espiritual positivo,
no estarían en la condición en que están. Si tan siquiera tuvieran la capacidad
de pedir ayuda que los alivie de su miseria, nos informan de la vida póstuma,
recibirían ayuda.
Muchos experimentadores de EVP (ver el Capítulo 3) han grabado voces que
llegan de ese nivel que hablan obscenidades, suspiros siniestros y, algunas
veces, en un tono claramente hostil (Lazarus 1993: 158).
Cualquiera que sea la explicación que se acepte (la hipótesis espiritual o la
teoría del subconsciente de los que juegan) hay muchos casos de
enfermedades psiquiátricas que han sido originadas por jugar con la tabla y
que necesitan ser tomados seriamente.
La Ouija puede ser altamente peligrosa para aquellos que son muy
sugestionables, o para cualquiera con desórdenes emocionales, o de
personalidad, o que han estado usando drogas que alteran la mente. Los
expertos aconsejan que bajo ninguna circunstancia sea usada por niños o por
quienes no tienen sentido de su propia identidad (Covina 1979).
El Dr. Carl Wickland, un psiquiatra americano, escribió su clásica obra sobre
enfermedad mental Thirty Years Among the Dead (Treinta años entre los
muertos) en 1924. En ella él previene:
El serio problema de alienación y trastorno mental que plaga los
experimentos psíquicos, cuando son conducidos sin conocimientos
adecuados, me llamó la atención inicialmente por los varios casos de personas
cuyas experiencias aparentemente inocuas (con escritura automática y con la
Ouija) resultaron en locura tan descontrolada que fue necesario recluirlas en
sanatorios. Muchos otros resultados desastrosos, que siguieron al
supuestamente inocente uso de la Ouija, llamaron mi atención y mis
observaciones me condujeron a la investigación de fenómenos psíquicos
buscando una posible explicación a estas ocurrencias extrañas (Wickland
1924: 29).
Wickland econtró que podía curar muchos de estos casos diagnosticados
como demencia usando a una médium en trance (su esposa) que fuera invadia
por el espíritu que estaba obsesionando al paciente psiquiátrico. Encontró que
muchas de esas entidades no se habían dado cuenta de que ya habían
fallecido. Sin ningún conocimiento sobre la vida póstuma se encotraban en
una condición de penumbra. Con la ayuda de inteligencias mas desarrolladas
en el otro lado pudo persuadirlas que dejaran el aura del paciente cuya luz los
había atraído.
Hugh Lynn Cayce, el hijo del famoso psíquico americano Edgar Cayce, tiene
igualmente muchos casos de experiencias negativas con el uso de la Ouija. En
su libro Venture Inward (Aventúrese hacia el Interior) (1964) en un capítulo
sobre escritura automática y la Ouija afirma que las historias de personas
metiéndose a dificultades extremas siguiendo estas prácticas son:
comunes, desafortunadamente. Lo más espantoso acerca de ellos es que
pueden ser repetidos por millares de los casos de internos en las instituciones
mentales de todo el mundo (Cayce 1964).
Paul Beard, como Presidente del Colegio de Estudios Psíquicos de Inglaterra,
estudió muchos casos de obsesión con la Ouija y concluyó que el uso habitual
de la Ouija, o de la escritura automática, puede acarrear contacto prolongado
con una persona malévola ya fallecida quien puede infiltrar el aura protectora
de la víctima y entonces hacer contacto con la víctima en cualquier momento
‘hablándole’ con ‘voces’, o implantándole ‘pensamientos’ en su cabeza. Esto
puede llevar a ‘prácticamente malas sugestiones continuas que podrían incluir
alucionaciones visuales’ (Beard 1970). Ian Currie cita un caso en que una
madre joven recibía alucinaciones suyas torturando y matando a su bebé
(Currie 1978: 190).
Martin Ebon reseña sus experiencias negativas con la Ouija en The Satan
Trap (La trampa de Satán) (1975). Él aduce que comenzó siendo totalmente
escéptico en todo aquello que tuviera algo que ver con lo oculto pero que se
tornó adicto a la tabla cuando predijo con exactitud les inunaciones de 1973
en New York y le dió información confidencial exacta acerca de la muerte de
un famoso columnista de chismes.
Otra mujer que advirtió contra la tabla fue la médium Sussy Smith en su libro
de 1971 Confessions of a Psychic (Confesiones de una Psíquica). Ella
escribió:
Aconséjenle a la gente que se abstengan de consultar la Ouija y la escritura
automática mientras no hayan aprendido a protegerse totalmente. Dicen que
los esfuerzos inocentes de comunicarse son tan peligrosos como jugar con
fósforos o con granadas de mano. Me pueden usar como ejemplo de lo que no
se debe hacer, porque yo experimenté muchos de los peores problemas
durante mi desarrollo. Si yo hubiese sido prevenida de que mis lecturas me
podían trastornar mentalmente, habría sido más cautelosa (Smith 1971).
Hace pocos años conocí el caso serio de un joven que había estado usando la
Ouija pidiendo números ganadores para apostar. Durante algún tiempo ganó
en realidad y estaba muy excitado por la información dada por sus nuevos
‘amigos’. Pero cuando trató de abandonar el uso de la tabla comenzó a ser
obsesionado por voces que lo despertaban a la una o a las dos de la
madrugada con gran terror, literalmente siendo ahogado por una presencia
vengativa que reclamaba que le debía una deuda.
Algunas comunicaciones positivas
Mientras los psíquicos experimentados advierten sobre los peligros del uso de
la Ouija y nos señalan que muchos de los comunicadores que aparecen no son
lo que pretenden ser, ha habido muchas comunicaciones duraderas que
comenzaron a través de ella.
Un caso espectacular de comunicación positiva fue el de Pearl Curran quien
usó la Ouija con su vecino el 12 de julio de 1912. Después de experimentar
durante un año comenzó a recibir mensajes de Patience Worth, quien dijo ser
una entidad espiritual nacida en 1649 cerca de Dorsetshire en Inglaterra.
Entre 1912 y 1919 dictó cinco millones de palabras entre epigramas, poemas,
alegorías, cuentos cortos y novelas completas. Sus trabajos completos llenan
veinte y nueve volúmenes, 4375 páginas con espacios regulares. Hubo cinco
novelas de longitud normal, siendo que la más exitosa fue The Sorry Tale (La
Triste Historia) una historia de 300,000 palabras de la vida terrenal de Jesús
que fue criticada el 8 de julio de 1917 en The New York Times así:
Esta larga e intrincada historia de la vida de los judíos y romanos durante la
vida de Cristo es construida con la precisión y exactitud de la mano de un
maestro. Es un libro noble y maravilloso.
Patience Worth escribió también más de 2,500 poemas. Ella ganó un
certamen nacional de poesía en el cual cuarenta mil participantes enviaron
múltiples poemas. Sus poemas eran publicados regularmente en las antologías
anuales de poesía más prestigiosas de los Estados Unidos.
Uno de sus mayores admiradores era el editor William Reedy quien era
miembro del comité para seleccionador al ganador del primer Premio Pulitzer
de poesía. Era un asiduo visitante a la casa de Pearl y dijo de sus poemas:
Contienen pasajes de belleza fascinante proveniente de excepcionales
espíritus elevados con gran compasión. No iguala a Shakespeare ni a Spencer.
No es tan grande como Chaucer. Pero si hay inteligencias que comunican
poemas a través de la Ouija, o de alguna otra forma ... es buena poesía, como
regla, mejor que la que encontramos en nuestras revistas, poesía con una
calidad propia (Hunt 1985: 31).
Los libros de Seth
Otra relación literaria famosa que comenzó con una comunicación a través de
la Ouija fue entre Seth y Jane Roberts y su esposo, quienes comenzaron a usar
la Ouija en 1963. En su cuarto intento, una identidad se presentó como 'Frank
Withers' quien dijo que había vivido recientemente en la tierra como
professor de Inglés y que había fallecido en 1942. Más tarde explicó que
prefería ser llamado Seth y que tenía una misión especial para ayudarle a la
gente a que se entendiera mejor y que conociera mejor la realidad.
Seth, a través de Jane, dictó varios libros de máxima venta que tratan de la
naturaleza de la realidad, de la reencarnación, de los sueños, de viajes astrales
y de la naturaleza de Dios. Ha dado consejos a sus lectores para que
desarrollen las técnicas de meditación y ESP. Ha diagnosticado
enfermedades, descrito correctamente los contenidos de edificios y de
habitaciones a millas de distancia y se materializó como una aparición en una
reunión bien iluminada (ver Roberts 1974, 1994, 1997a 1997b).
Hay muchas otras historias de éxitos literarios y de relaciones creativas que se
han desarrollado a través del uso de la tabla, incluyendo los de James Merrill,
quien escribió The Changing Light at Sandover (La Luz cambiante en
Sandover) (1982) y ganó un Premio Pullitzer trabajando con la Ouija.
Sus aterradoras experiencias (visiones, transformaciones corporales,
presencias poderosas que sintió) así como sus alegres y positivas experiencias
están vívidamente descritas en en el poema. Sin embargo, después de más de
treinta años con la tabla, Merrill no se la recomienda a sus amistades porque
Uno nunca pude decir de antemano cuan susceptible será una persona dada.
Fuerte evidencia para la vida póstuma
Lo que yo encuetro asombroso acerca de la literatura sobre la Ouija es hasta
que punto es consistente con los descubrimientos de los investigadores que
han trabajado con mediums de alto nivel, con los fenómenos electrónicos de
la voz y con las otras áreas de la investigación científica mencionadas en este
libro. Es simplemente imposible explicar las asombrosas y diferentes formas
de comunicación que uno recibe cuando se comunica con las entidades de
diferentes niveles, a menudo en rápida sucesión, puramente en base de la
proyección del inconsciente de un individuo o de un grupo.
Ha habido, así mismo, un sinnúmero de casos sorprendentes de
comunicadores pasajeros a través de la Ouija. Estos son entidades que,
aunque totalmente desconocidas para los jugadores, han dado detalles
correctos y verificables, como sus nombres, direcciones, ocupaciones y,
algunas veces, un gran número de detalles. El Dr. Alan Gauld investigó 37 de
los 240 que aparecieron en un círculo de Ouija que se reunía en una casa en
Cambridgeshire entre 1937 y 1954 (Gauld 1966-72:273-340).
En su ensayo para la Sociedad para la Investigación Psíquica explica como
investigó los detalles de algunos de esos casos, algunas veces más de veinte
años después de haberse verificado la comunicación, y que fue capaz de
verificar un número significativo de detalles en cuatro casos al menos.
En el caso de Gustav Adolf Biedermann, Gauld pudo verificar la personalidad
del comunicador y la siguiente información específica:
Viví en Londres
Mi casa fue el albergue Charnwood
Nacionalidad: alemana
Nombre correcto: Adolf Biedermann. Siempre fui conocido por Gustav
Fui un racionalista
Pasaba los setenta cuando fenecí
Tenía mi propio negocio
Estuve asociado con la Universidad de Londres
Fallecí hace más de un año
En estos casos, señala Gauld, los jugadores no perseguían publicidad ni
dinero, y él estaba convencido que de ninguna manera ellos se tomarían la
molestia de investigar en los registros públicos para obtener datos
provenientes de un gran número de fuentes, sólo por el placer de engañar a
los otros miembros del grupo para luego dejarlos por más de veinte años por
si acaso ocurriera el improbable evento de que alguien los llegase a
investigar.
22. Xenoglosia
'Aunque se demuestre que la telepatía es cierta,' dijo un eminente biólogo a
William James, 'los eruditos se unirían para suprimirla y ocultarla, porque
perturbaría la uniformidad sin la cual los científicos no pueden llevar a cabo
sus ocupaciones.'
Citado por Brian Inglis
Uno de los fenómenos psíquicos más asombrosos, el cual ha sido continua y
deliberadamente ignorado por religiosos, escépticos y ateos, es la xenoglosia,
la habilidad de hablar o escribir en un idioma extranjero que una persona
nunca ha aprendido. Después de que todas las otras posibles explicaciones,
tales como fraude, memoria genética, telepatía y criptonesia (recordar un
idioma extranjero aprendido antes), han sido investigadas, la xenoglosia se
toma como evidencia de memorias de un idioma aprendido en una vida
pasada, o de comunicación con una entidad desencarnada, el espíritu de una
persona.
Hablando y escribiendo un idioma nunca aprendido
Existen muchos casos registrados de adultos y niños hablando y escribiendo
en idiomas que ellos nunca han aprendido. Algunas veces ocurre
espontáneamente pero con más frecuencia ocurre cuando las personas están
bajo hipnosis, o en un estado alterado de conciencia. En algunos casos sólo se
recuerdan unas pocas palabras pero en otros casos la persona se hace
totalmente fluente y capaz de conversar con interlocutores nativos en oscuros
dialectos que no han sido usados por siglos.
• El Dr Morris Netherton reporta un caso de un niño de once años, rubio y de
ojos azules, quien bajo hipnosis fue posible grabar su voz durante once
minutos mientras hablaba un antiguo dialecto chino. Cuando la grabación fue
llevada a un profesor del Departamento de Estudios Orientales de la
Universidad de California resultó ser una recitación proveniente de una
religión prohibida en la Antigua China (Fisher 1986: 202).
• El médium americano George Valentine, bajo trance, condujo sesiones en
ruso, alemán, español y galés. El médium brasileño Mirabelli habló y escribió
largos documentos técnicos en más de treinta idiomas, incluyendo sirio y
japonés, en presencia de científicos y multitudes de hasta 5,000 personas (ver
Capítulo 10 y Lazarus 1993:121)
• En 1977, los doctores de una penitenciaría estatal en Ohio, USA,
descubrieron que un violador convicto llamado Billy Mulligan había sido
poseído por dos nuevas personalidades, ambas de las cuales se comunicaban
en diferentes idiomas. Mulligan nació y se crió en USA y no hablaba ningún
idioma extranjero, pero cuando era poseído por Abdul, Mulligan podía leer y
escribir en perfecto árabe, mientras que como Rugen hablaba perfecto serbocroata
con un fuerte acento eslavo (Lazarus 1993: 83).
El fraude y las memorias suprimidas se descuentan
Las explicaciones más obvias para estos casos son el fraude deliberado, o que
la persona en cuestión haya aprendido un idioma en la niñez temprana sin
haber estado enterado de ello. Los investigadores cuidadosos siempre se
ocupan de investigar estas dos posibilidades.
El Dr. Ian Stevenson, uno de los más respetados científicos de los Estados
Unidos, ha realizado investigaciones especializadas sobre xenoglosia; su libro
Xenoglossy (Stevenson 1974) es uno de los principales estudios científicos en
esta área. En él se documenta un estudio que le hizo a una mujer americana de
37 años. Bajo hipnosis ella experimentó un total cambio de voz y
personalidad como la de un hombre. Ella habló con fluidez en sueco, un
idioma que ella no hablaba ni comprendía en estado de conciencia normal.
Este caso estuvo bajo la atención directa del Dr. Stevenson por más de ocho
años. Los estudios incluyeron lingüistas y otros expertos y científicos quienes
meticulosamente investigaron cada posible explicación alternativa.
El fraude fue descartado por un número de razones sustantivas que Stevenson
explica en su estudio. La persona y su esposo médico fueron exhaustivamente
investigados. Ellos estuvieron bajo extremo y continuo escrutinio, no
queriendo publicidad y aceptando la publicación del estudio sólo si sus
nombres eran cambiados para proteger su privacidad. Ambos, esposo y
esposa, eran considerados por su comunidad local como personas decentes y
honestas y sus comportamientos, ejemplares. Ciertamente no había motivo
para el beneficio personal. Al contrario, ellos experimentaron una gran
cantidad de inconvenientes para poder completar el estudio a través de
muchos años.
Criptomnesia, el recuerdo de un idioma extranjero aprendido en los primeros
años de la vida de una persona, fue también descartado. Años de
investigación del sujeto fallaron en plantear una posible sugerencia de que
ella o sus padres hubieran aprendido sueco en sus años mozos, o que se
hubieran asociado con alguien que fuera sueco.
Otra caso que Stevenson investigó con igual cuidado fue reportado en la
edición de julio de 1980 del Journal of the American Society for Psychical
Research. Se trataba de una mujer hindú llamada Uttar Huddar quien a la
edad de 32 años espontáneamente tomó la personalidad de una ama de casa
de Bengala Occidental a principios de 1800. Ella comenzó a hablar bengalí en
lugar de su propio idioma marathi. Por días o semanas, de vez en cuando,
personas bengalí parlantes tenían que ser traídos para permitirle a ella
comunicarse con su propia familia.
El autor Lyall Watson describe el caso de un niño de 10 años, Indio Igarot,
que vivía en el remoto Valle Cagayon en las Filipinas. El niño nunca había
tenido contacto con ningún idioma o cultura otra que la suya propia. Sin
embargo, bajo condiciones de trance, el niño se comunicaba libremente en
zulú, un idioma que el nunca había escuchado. Watson sólo lo reconoció
porque él había pasado su primeros años de vida en África (citado por
Lazarus 1993: 84).
Peter Ramster, un psicoterapista australiano, ha documentado varios casos
que han sido completamente investigados. En su libro, The Search for Lives
Past (La Búsqueda de Vidas Pasadas) (Ramster 1990: 227), cita el caso de
Cynthia Henderson cuyo único contacto con el idioma francés había sido
unos pocos meses de instrucción básica en el séptimo año de la escuela
secundaria. Sin embargo, bajo hipnosis ella era capaz de llevar a cabo una
larga y detallada conversación en francés con un interlocutor nativo, quien
comentó que ella hablaba sin rastro de acento inglés al estilo del siglo
dieciocho.
Comunicación en lenguas muertas
En algunos casos los sujetos bajo trance se han comunicado en idiomas que
ya no están en uso, o que son conocidos sólo por unos pocos expertos.
• El Dr. Joel Whitton cita el caso de Harold Jaworski quien, bajo hipnosis,
escribió veintidós palabras y frases que él 'escuchó' que él mismo hablaba
durante su vida pasada como vikingo. Trabajando independientemente, los
lingüistas identificaron y tradujeron diez de estas palabras como antiguo
noruego, y varias de las otras como ruso, serbio o eslavo. Todas las palabras
fueron asociadas con el mar (Whitton and Fisher 1987: 210).
• En 1931, una joven inglesa de Blackpool, conocida en los archivos de la
Sociedad para la Investigación Psíquica como Rosemary, comenzó a hablar
en un antiguo dialecto egipcio bajo la influencia de la personalidad de Telika-
Ventiu quien había vivido aproximadamente en los años 1400 aC. Frente al
egiptólogo Howard Hume, ella escribió 66 frases precisas en el lenguaje
perdido de los jeroglíficos y habló en una lengua que no se había escuchado
fuera de los círculos académicos por miles de años (Lazarus 1993: 85).
• Pearl Curgen, una médium de San Louis que era casi analfabeta, comenzó a
escribir en un sorprendentemente preciso inglés de la Edad Media. Bajo la
guía de una entidad espiritual ella produjo sesenta novelas, obras de teatro y
poemas, incluyendo un poema épico de 60,000 palabras (Lazarus 1993: 119).
Telepatía y memoria genética descontadas
Además de fraude y criptonesia, las otras dos 'explicaciones' dadas algunas
veces por los escépticos para la xenoglosia son la 'telepatía' o la 'memoria
genética'. Sin embargo nunca ha habido, en ninguna parte del mundo, un caso
de una persona que haya podido aprender a hablar un idioma extranjero por
telepatía.
La otra llamada 'explicación', memoria genética, es igualmente difícil de
tomar en serio. La afirmación de que de alguna forma el idioma chino antiguo
quedó grabado en los genes de un niño caucásico americano de once años de
edad, lo cual le permite hablarlo hoy en día, es risible.
No hay explicación alternativa creíble
Existen literalmente miles de casos de xenoglosia, cientos de los cuales han
sido documentados. Ellos incluyen lenguajes modernos y antiguos de todas
partes del mundo. Los investigadores psíquicos, tales como el altamente
creíble Dr. Ian Stevenson, han usado métodos científicos para estudiar la
xenoglosia y afirmar que hay sólo dos explicaciones posibles, contacto con un
espíritu o recuerdos de vidas pasadas; ambas son evidencias de la existencia
de la vida póstuma.
La responsabilidad probatoria ha pasado al lado de los escépticos quienes
tendrían que proveer una explicación creíble alternativa. Hasta ahora nadie ha
sido capaz de hacerlo.
De acuerdo con lo anterior, en la ausencia de alguna otra explicación creíble y
en contexto con las otras fuertes evidencias existentes en favor de la vida
póstuma, fenómenos de voces electrónicas y mediunidad, la xenoglosia
resulta fácil de aceptar como una ulterior evidencia de la supervivencia.
23. Poltergeists
‘Las mentes son como los paracaídas, funcionan sólo cuando se abren.’
Lord Thomas Dewar
La palabra 'poltergeist' es alemana y literalmente quiere decir ‘espíritu
bullicioso’. La investigación sobre este asunto, que proviene de los Estados
Unidos, Brasil, Inglaterra, Escocia, Irlanda, Canada, Finlandia, Alemania,
Francia, Italia, Malta, India y Rusia y de otros países, es muy objetiva y
convincente. El comportamiento de los poltergeists varía entre muy gentil y
muy destructivo.
Decenas de miles de casos
Ha habido decenas de miles de casos registrados en todo el mundo: objetos
sólidos volando por el aire, enormes escaparates levitando, platos, vasos,
ropas cogiendo fuego, voces humanas provenientes de fuentes desconocidas,
jarrones siendo destrozados en el piso y en las paredes, fósforos que se
encienden frente a los ojos de los testigos—como si un ser invisible
encendiera una caja de fósforos— piedras siendo lanzadas y otras cosas
materiales moviéndose, produciendo terror entre los presentes.
Michael Gross, un escritor británico, ha escrito una bibliografía de 1,111
fuentes sobre casos de poltergeist de diferentes países (Gross 1979). Colin
Wilson ha producido un libro de 382 páginas de gran amplitude y fácil lectura
lleno de casos (Wilson 1981). El libro de Guy Playfair, This House is
Haunted (Esta casa está embrujada) es un recuento excelente del caso de
poltergeist Enfield.
Algunas veces estos fenómenos de poltergeist, que no pueden ser explicados
más que como causados por inteligencias perturbadas de la vida póstuma, han
sido presenciados y atestiguados por oficiales de policía aguerridos. Muchas
veces los mediums profesionales han podido contactar al poltergeist quien
pudo explicar la causa de su perturbación.
En la Gran Bretaña
Una de las actividades de los poltergeists más asombrosas sucedió en el hogar
de los Harper en Enfield y duró más de dieciseis meses en 1977, comenzando
en agosto de 1977 y terminando en octubre de 1078. La Sra. Harper,
divorciada, vivía con sus cuatro hijos, dos niños y dos niñas de edades entre
siete y trece años.
Los disturbios, cuyo origen físico no era humano, fueron observados por un
sinnúmero de personas de diferente orientacón y de diferentes creencias
religiosas, incluyendo escépticos: policías, políticos, psicólogos, psiquiatras,
periodistas, y trabajadores sociales; todos reportaron las actividades de los
poltergeists.
Dos investigadores consistentes y persistentes fueron un escritor, Guy Lyon
Playfair?un observador de actividades poltergeists en Brasil muy
experimentado ?y Maurice Grosse, un miembro de la Sociedad para la
Investigación Psíquica (SPR) altamente interesado. Playfair y Grosse
estimaron que más de 2,000 incidentes inexplicables fueron observados por al
menos 30 testigos.
Algunas de las actividades de este poltergeist en particular incluyeron:
• el lanzamiento de artículos domésticos; las sillas fueron rotas; los juguetes
de los niños fueron vistos volando lanzados por fuerzas invisibles
• fuegos que se encendían y apagaban solos
• descarga de las baterías de las cámaras electrónicas de los periodistas
inmediatamente después de haber sido cargadas
• lanzamiento de una parrilla de hiero del fondo de un hogar a través de la
habitación escasamente fallando de darle a Jimmy, uno de los niños Harper
• desgarramiento de la pared de un calentador de gas.
Respondiendo a un investigador, uno de los poltergeists dijo que era 'Joe
Watson'. Preguntado por la razón de su actividad poltergeist dijo: ‘Yo estaba
durmiendo aquí’, implicando que todos los demás eran intrusos. En una de las
almohadas apareción una indentación —como si una cabeza invisible
descansase allí; esto fue observado por el investigador Guy Playfair. Se
oyeron voces dirigidas al investigador Playfair diciendo '¡Que j-----, yo estaba
durmiendo aquí! y 'Me gusta fastidiarte’.
En los Estados Unidos
Miles de casos de poltergeist han sido reportados en los Estados Unidos. En
un caso muy bien corroborado la policía llegó el 19 de diciembre de 1976 a la
casa de la Sra. Beulah Wilson de Pearisburg, Virginia, después de que se
quejó de actividades regulares de poltergeist. La policía, previamente
escéptica, había ignorado la queja pero cuando entraron a la casa pudieron
atestiguar el comportamiento destructivo de algún intruso invisible que
rompía platos, sillas de Madera y otros menesteres de casa. En este incidente
en particular la policía pudo ver armario de cocina de 200 libros flotando en
el aire sin ningún soporte.
En Alemania
Una actividad de poltergeist muy poderosa ocurrió en una oficina legal en
Rosenheim, una ciudad de Bavaria, en 1967.
La actividad de poltergeist se centraba en una joven secretaria de dieciocho
años, Annemarie Schneider. Los testigos dijeron que una mañana, cuando ella
entró a su oficina:
• la lámpara colgante comenzó a columpiarse,
• la lámpara en el cuarto de abrigos también comenzó a oscilar,
• un bulbo directamente encima suyo explotó,
• las luces fluorescents del cuarto vecino se apagaron.
Otras veces:
• se oyeron ruidos tremendos
• todas las luces de la oficina se apagaron al mismo tiempo
• los fusibles eléctricos se quemaron sin causa alguna
• los fusibles de cartucho se desprendieron de sus enchufes por si solos
• los cuatro teléfonos timbraban simultáneamente sin que nadie estuviera en la
línea
• las llamadas frecuentemente se cortaban, o se interrumpían por poco tiempo
• las cuentas de teléfonos súbitamente subieron a altos niveles
• el fluido para revelar de la copiadora fotostática se derramaba sin ninguna
perturbación
• los técnicos que investigaban fotografiaron lámparas y cuadros en
movimiento
• los físicos F. Karger y G. Zicha no pudieron encontrar nada malo con los
circuitos eléctricos ni con los otros materiales de la oficina
• las gavetas se abrían solas
• un escaparate de 400 libras se movió solito dos veces.
Profesores, periodistas, policías, y otros observadores testificaron sobre estos
fenómenos de poltergeist. El Profesor Bender, un parapsicólogo que también
investigó este poltergeist especial, afirmó que estos fenómenos se centraban
en Annmarie. Cuando Annmarie salía del trabajo, los fenómenos de
poltergeist paraban abruptamente. Ningún investigador lanzó ninguna
acusación contra Annmarie, ni contra nadie, de que hubiese alguna trampa.
En otra parte, en 1969 en Nicklheim, Alemania, fue reportado que unos
paracientíficos investigaron casos de aportaciones —el movimiento de
objetos sólidos ‘por si mismos’ de una parte a otra. Los paracientíficos se
comunicaron con este poltergeist en particular y le pidieron que sacara al
exterior unas botellas de perfume de una habitación. Poco tiempo después, en
la presencia de muchos testigos, las botellas fueron vistas cayendo del cielo.
¿Qué dicen los materialistas y los escépticos empedernidos?
Los materialistas no han podido dar una explicación alternativa creíble,
coherente y lógica a todos los fenómenos porltergeist. Comenzando con
Podmore en 1987, ellos han argüido consistentemente por dos explicaciones:
fraude y la fuerza psíquica del médium ?el agente central de los disturbios
(Stevenson 1972:233).
Argumentan también que en muchos casos son causados por una adolescente
‘traviesa’ en la casa. Eso es inaceptable, irracional y no es comprobable por
las razones descritas abajo.
El Profesor William Roll, materialista, escéptico atrincherado y director de la
Fundación para la Investigación Psíquica en Durham, North Carolina, sugirió
seriamente que la actividad poltergeist es debida a la frustración sexual
extrema y cólera durante los años de pubertad. Y que la energía suprimida es
la que 'externaliza' todos los fenómenos poltergeist. En algunos patrones
poltergeist, dice este profesor, el comportamiento se relaciona con el ciclo
menstrual.
Estoy seguro que muchos de los lesctores, como mucha gente en mis
reuniones, explotan de risa al oir la explicación ridícula y no comprobable
científicamente de este profesor. No explica como su teoría toma en cuenta:
• que la actividad poltergeist en general dura relativamente un corto tiempo,
mientras que la pubertad y, la supuesta frustración sexual, dura varios años
• como la energía 'exteriorizada' por el ciclo mensatrual de la mujer puede
proporcionar datos y detalles exactos tales como nombres, fechas y causas de
la muerte de los previos ocupantes de una casa
• las materializaciones de cosas y la habilidad para encender un fuego
• las apariciones
• el izamiento de 40 pies de un jeep (Playfair 1975)
• las voces de personas maduras que se oyen
• el levantamiento de muebles pesados
• el lanzamiento de piedras poltergeist ocurrido en muchos países
• la capacidad poltergeist para acelerar las vibraciones de objetos sólidos y
transportarlos a una casa diferente
• las respuestas verbales o codificadas por el poltergeist a preguntas y órdenes
• algunas actividades poltergeist vengativas y dañinas
• algunos pronunciamientos poltergeist sucios y obcenos
• algunos poltergeists exhiben la personalidad de personas masculinas viejas
• que otros poltergeists son gentiles y hasta juguetones
• que en la mayoría de las casas habitadas por adolescentes llegando a la
pubertad no hay ninguna actividad poltergeist
• que haya actividades poltergeist en muchas casas donde no hay adolescentes
• la actividad poltergeist cesa inmediatamente que la entidad es contactada a
través de un médium superdotado y persuadida a que continúe avanzando.
Estamos informados de que en última instancia el Profesor Roll admitió con
reluctancia que en algunos caso de poltergeist la explicación espiritual tenía
que ser aceptada
La pretensión de los materialestas y de los escépticos en el caso de Enfield
fue que las jóvenes de la casa Harper tenían un exceso de energía asociado
con la pubertad, el que causó el problema poltergeist. Pero eso no explica los
incidents específicos como ya se explicó arriba y los cientos de otros casos de
poltergeist. Si la energía de las adolescentes durante la pubertad fuera la causa
de la actividad poltergeist, entonces más de la mitad de todo el mundo donde
residen adolescents sufrirían del fastidio de las actividades de poltergeist.
Ian Stevenson en su ensayo ‘Are Poltergeists Living or are they Dead?’
(1972) (¿ Están los poltergeist vivos o, muertos?) presenta tres casos para
ilustrar la posibilidad de que los parapsicólogos consideren de nuevo la
posibilidad de que los desencarnados sean los que producen los fenómenos de
poltergeist. Él presenta 13 factores en una tabla que pueden ser usados para
diferenciar entre los casos generados por agentes vivos de los generados por
agentes desencarnados. Algunos de los puntos que él sugiere a favor de la
hipótesis del origen desencarnado include los casos donde:
• los objetos parecen llevados y depositados con gentileza
• el sujeto es deprimido o dañado por los fenómenos
• de los golpes se obtienen respuestas significativas
• apariciones y fenómenos visuales ocurren abundantemente y al principio
• las comunicaciones se reciben a través de mediums aparentemente de
personalidades desencarnadas
• los fenómenos cesan después de interceder, de apaciguar o de usar
exorcismo
Miles de casos de poltergeist han sido reportados de casi todos los países del
mundo. Aquellos materialistas y otros observadores negativos que continúan
negando la existencia de los poltergeists, o que afirman que los disturbios son
causados por una fuerza desconocida, hasta la fecha no han proporcionado
una explicación alternativa lógica, ni racional, ni científicamente objetiva a la
afirmación que algunos poltergeist son entidades perturbadas que hacen que
la gente los note, o las note, por un período de tiempo.
No saben que han muerto
La actividad poltergeist es congruente con la información trasmitida desde la
vida póstuma por cientos de fuentes diferentes, incluyendo por supuesto a esa
fuente espiritual elevada conocida como Silver Birch (Abedul Plateado), de
que hay gente que muere físicamente y que, al encontrarse conscientes en una
nueva dimensión en un cuerpo aparentemente sólido, rehusan creer que están
físicamente muertos —algunos se confunden y cometen muchas diabluras
durante algún tiempo.
La información trasmitida desde la vida póstuma dice que sólo porque
entramos en una dimension diferente al instante de la muerte eso no quiere
decir que nuestra personalidad cambia. El estado mental al instante de la
muerte es crucial. La mente, el caracter y la personalidad no cambian al
morir, ni un ápice. Si una persona está extremadamente perturbada la instante
de su muerte, es muy probable que esa persona continúe perturbada en el
mundo siguiente —por un peróodo de tiempo indefinido.
Nos dicen que algunas personas son atrapadas entre el mundo físico y la vida
póstuma. Ellas creen que siguen vivas y que continúan viviendo en la misma
casa.
Ocasionalmente, una de las personas vivas que ocupan la casa puede ser
medianímico ? un psíquico en desarrollo. La entidad puede hacer sentir su
presencia cuando esta persona está presente.
En su libro The Strangers (Los Extraños) Matthew Manning
[http://www.colin-smythe.com/authors/mattman.htm] describe sus
experiencias poltergeists de cuando era adolescente, las que, según afirma,
eran desencadenadas por un previo ocupante de su casa, ya fallecido, un tal
Robert Webbe quien, desconociendo que ya era otro siglo, se quejaba de que
otra gente estaba viviendo en su casa.
Matthew Manning desde entonces se ha convertido en un psíquico y terapeuta
internacionalmente conocido. Durante el tiempo en que estaba
experimentando los fenómenos poltergeist fue ampliamente investigado por el
Profesor George Owen de Cambridge, un experto mundial en poltergeists.
Más tarde fue investigado por otros científicos incluyendo a Charles Tart y al
Premio Nobel en Física Brian Josephson. Estos científicos de gran
credibilidad y con reputación internacional confirmaron que las experiencias
psíquicas de Matthew Manning eran genuinas.
Asuntos no terminados
En muchos casos, la motivación para la actividad poltergeist está
directamente relacionada con algún asunto serio no terminado. Algunas veces
se trata de un crimen serio como asesinato, estupro, tortura o alguna otra
forma de injusticia lo que motiva a la inteligencia póstuma a buscar justicia o
venganza.
Si bien es cierto que cada caso amerita ser investigado seriamente para
descartar la posibilidad de fraude, o de otra explicación natural, no hay duda
que algunas de las evidencias de poltergeist asequibles sólo pueden ser
explicadas por la existencia de la vida póstuma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario