"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



lunes, 20 de agosto de 2012


LE D O S S I E R
por
JEAN-LOUIS PETIT
MATTHEW MANNING,
UN SUPERDOTADO MUY BRITISH
LE JOURNAL SPIRITE N°73 JULIO 2008 JOURNAL SPIRITE N°73 JULIO 2008


Poco conocido del gran público en
Francia, Matthew Manning forma
parte de las celebridades psi del mundo
anglosajón, donde se admiran poco
sus poderes psíquicos, ya que se puede
beneficiar útilmente.
Hagan, como yo, la experiencia de
la búsqueda en Internet. En Francia,
Wikipedia se apresura a precisar, después
de una traducción muy sucinta del artículo
inglés: “La pertinencia del contenido
de este artículo está cuestionada”. En
cambio, no se ve nada igual en la Web internacional, que
comenta sin complejos las capacidades de un sujeto psi fuera
de lo común.
“Las capacidades de Matthew son investigadas más allá
de toda crítica”, escribe Sir David Frost, Lord y Miembro
del Parlamento británico en el site oficial de Matthew. “Un
hombre extraordinario. Yo mismo he visto numerosos
enfermos curados por Matthew Manning; cada uno de ellos
ha recuperado fuerza y vitalidad gracias a él, de manera
totalmente notable. Mi gran práctica en primer lugar como
médico y luego como anestesista me permite saber que la
salud no es asunto sólo del cuerpo humano. He podido
comprobar con mis propios ojos su eficacia con cada uno de
estos pacientes”, firma el Dr. Brian Cross, antiguo médico del
hospital Charing Cross de Londres.
“Matthew Manning consigue un gran número de resultados
para un trabajo que se ubica en la interfaz entre el cuerpo y el
alma. Su saber deja pasmado en estos dos campos”, añade el
Profesor de Medicina Karol Sitora, cancerólogo, miembro del
Imperial College y consultante en el Hammersmith Hospital.
El site abunda en testimonios entusiastas de este tipo.
■ Entonces, ¿quién es este hombre
fuera de lo común?

El futuro genio psi nació en 1955 en una familia inglesa
tradicional, que no obstante vivía en Cambridge, en una casa
aislada con jardín, signo evidente en Gran
Bretaña de una razonable holgura, por
encima de la media. Nada de particular
que señalar, excepto el hecho de que la
mamá estuvo a punto de electrocutarse
tres semanas antes del parto. Se verá
que el niño mantendrá relaciones algo
agitadas con el hada electricidad y todos
sus derivados, sin que pueda afirmarse
claramente sin embargo un vínculo
cierto entre este electrochoque y los
futuros sinsabores de Matthew. Hasta los
once años tuvo una niñez tranquila, compartida con otros dos
niños, un hermano y una hermana. Un sábado por la mañana,
en febrero de 1967, se encontró en el suelo, sobre el costado
pero sin ningún daño, ni señal de caída natural, una jarra de
plata para cerveza colocada habitualmente sobre un estante.
Vuelto a poner en su lugar, el huidizo objeto sería encontrado
de nuevo en la misma posición el miércoles siguiente. Muy
intrigada, la familia rastreó el recipiente rociando alrededor
de él sobre el estante una fina capa de talco. Esa capa estaba
intacta el día siguiente por la mañana, pero ya no rodeaba
a la chistosa jarra de cerveza que una vez más estaba en el
suelo, en su posición preferida y siempre sin daño. ¡Todo
pasaba como si el objeto se hubiera levantado del estante para
posarse luego suavemente, de costado, sobre el suelo!
■ Nacimiento de una actividad de Poltergeist
Pronto, la aturdida familia no tuvo más tiempo para interesarse
por este objeto pues de allí en adelante, cubiertos, cojines y
zapatos, así como una multitud de objetos familiares cada
vez más pesados, formaban una desenfrenada zarabanda
en la casa. Se recurrió entonces por turno a la policía y al
médico, que se retiró rápidamente, apuntando sus sospechas
hacia una actividad de Poltergeist vinculada al adolescente
Matthew Manning. Afortunadamente existe en esa gran ciudad
universitaria una Cambridge Psychical Research Society, a la
que la familia pidió ayuda. Enviado por la sociedad científica,
el doctor Georges Owen, quien estaba muy
al corriente de este tipo de manifestaciones,
confirmó el vínculo con Matthew, pero
concluyó flemáticamente que no había
nada que hacer sino esperar que pasara.
No obstante ayudó mucho a la familia
tranquilizándola y explicando lo que eran
las actividades de Poltergeist, vinculadas a
un psiquismo “psi” sin duda muy fuerte de
su adolescente.
Mientras tanto, lejos de calmarse, los
fenómenos paranormales se amplificaron.
La danza de los objetos ocurrió el sábado,
pero se interrumpía en cada habitación
involucrada cada vez que se trataba de tomar
en falta al intruso, para proseguir luego
con más fuerza. De allí en adelante fueron
montones de ruidos diversos y extraños que
acompañaban el vals de los objetos; ruidos
sordos contra las paredes, golpes violentos
y crujidos siniestros, rodeaban a Matthew
y parecían llamarlo. La familia trató de
huir y en 1968 se instaló en una hermosa
casa antigua situada en la pequeña aldea
de Linton. Por un tiempo hubo un respiro,
pero la tregua sería de corta duración. En
julio de 1970, una puerta del viejo armario
se abría sola regularmente. Luego ya no
quedó ninguna duda del regreso de un
espíritu burlón que trataba de atraer la
atención de Matthew. Esta vez eran grandes
objetos que volaban o cambiaban de lugar;
se encontraban mesas y sillas apiladas unas
sobre otras; la electricidad se mostraba cada
vez más caprichosa; y finalmente, en agosto
de 1970, aportes tanto inexplicados como
incongruentes complicaron la situación: sin
explicaciones ni motivos, llegaron: una vieja
palmatoria provista de una antigua vela de
cera, fósiles, una vieja hogaza de pan dura
como madera, un collar de perlas, etc.
Graffitis infantiles se inscribían ellos mismos
sobre las paredes de donde parecían salir. La
familia apretaba los dientes y mal que bien
lo soportaba. Desgraciadamente, aquello
se enconó en la escuela, especialmente en
el internado donde las camas superpuestas
de madera, y por añadidura muy pesadas
bailaban la giga, mientras se ofrecían
regularmente aportes de vidrio machacado
o roto, clavos y guijarros, o en la cocina
valseaban alegremente cuchillos y cubos de
agua. Curiosas luces, más o menos siniestras,
aparecían sobre las paredes. Exasperado, el
director estuvo a punto por dos veces de
expulsar al provocador de los desórdenes.
Informado debidamente, se abstuvo de
ello y soportó estoicamente. ¿Hubiera sido
igual en Francia sin que fuera llamado
el hospital psiquiátrico para reforzar?
¡Confieso que todavía me lo pregunto!
Flema y pragmatismo inglés, unidos a un
reconocimiento de las actividades psi, no
tan mal... ¿isnt’it?
■ El nacimiento
de una mediumnidad
de múltiples facetas

El joven Matthew también se acostumbró
progresivamente, y tuvo que admitir que
disponía de poderes algo particulares que
comenzó a explorar. Experimentó primero
la posibilidad de salir de su cuerpo, lo cual
le llevó al viaje astral, luego al trance y a
los primeros contactos con el mundo de
los espíritus. La primera vez, fue una dulce
voz de mujer que le informó que ella era
una antigua habitante de su casa actual,
y que se llamaba Henrietta Web, fallecida
en 1613. Entró entonces en relación con
otras entidades, que se identificaron y le
dieron referencias de estado civil que todas
resultaron exactas. Deseoso de poner en claro
el origen de las actividades de Poltergeist
que continuaban, Matthew franqueó otra
etapa; contactó a su bisabuelo, Hayward
Collins, antiguo apasionado de los caballos
y las carreras, a quien preguntó igualmente,
en conclusión humorística de su propósito,
si aún seguía la actualidad de las carreras y
si era capaz de sugerirle los nombres de los
caballos ganadores en las próximas carreras
de Ascot. Hayward no sólo respondió y lo
confirmó en su destino de sujeto psi, en
contacto con el mundo de los espíritus, sino
que también le dio seis nombres de caballos,
que serían todos ganadores o placés. Repitió
para el trofeo del Grand National, con
excelentes pronósticos.
Otra vez, en la calle, el joven se cruzó
con un muchacho al que vio aureolado
de capas sucesivas de colores diferentes,
que parecían olas de calor. De golpe, esos
colores parecían apagarse. Se dio cuenta
entonces de que podía distinguir su propia
aura, que podía encenderla o apagarla a
discreción y distinguir las de los demás,
cuyos colores le parecían vinculados a la personalidad de
cada uno. Finalmente desarrolló un dominio más grande
de sus trances, que en el verano de 1971 le permitieron
probar la escritura automática, fuente inagotable de
contactos con una multitud de entidades deseosas de
manifestarse y que lo habían reclamado para ese fin. Pasó
ratos muy largos especialmente con Robert Wise, antiguo
constructor de la fachada actual de su casa, que le habló
de esa operación, realizada en 1733, y que parecía seguir
viviendo adaptándose más o menos bien a las evoluciones
del mundo moderno, especialmente a esas modernas
“carrozas sin caballos” a las que parecía tener horror.
Algunas divergencias en los mensajes le probaron que en
realidad se dirigía a dos Robert Wise diferentes, el padre y
el hijo, ambos muy vivos en el mundo de los espíritus. Bajo
su dictado el joven escribió un verdadero árbol genealógico
muy completo de la familia Webb. Otro espíritu, Thomas
Penn, orientaría muy ampliamente a su nuevo alumno en el
dominio médico, iniciándolo en el diagnóstico y luego en la
curación. Igualmente le daría numerosas lecturas precisas a
partir de casos comunicados por Matthew bajo la forma de
una identidad y una fecha de nacimiento.
En el otoño de 1971, por sugerencia de su madre, el joven
médium entró en comunicación con el pintor inglés Sir
Alfred Mannings, gran especialista en pinturas ecuestres. De
inmediato logró un cuadro completo que representaba un
magnífico caballo, totalmente en el estilo de Mannings. Otra
prueba sería concluyente al representar un majestuoso camello,
emparentado esta vez con la factura del pintor Thomas
Bewick, pintor-leñador de comienzos del siglo XIX. Seguiría
un cisne, siempre en el estilo de Bewick. Matthew se entregó
dócilmente a la pintura y los cuadros se sucedieron entonces,
en estilos muy diversos pero cada vez más caracterizados.
El autor fallecido traslucía cada vez con mayor claridad y se
reconocía a continuación a Paul Klee, Henri Matisse, Picasso
y Aubrey Beardsley. Un curtido crítico belga de arte atribuyó
sin vacilar a Matisse una de sus producciones (una cabeza de
mujer), y los críticos quedaron pasmadas ante la muy amplia
paleta de posibilidades de trascripción de Matthew que, en
estado normal, era incapaz de dibujar o de pintar.
El joven prodigio se volvió muy solicitado, ya que
paralelamente sus escrituras automáticas se diversificaban
en latín, griego antiguo y muchas lenguas desconocidas por
él en estado normal. Sus capacidades como sanador fueron
reconocidas a partir de entonces. Matthew comenzó a viajar
y a escribir. En 1974 apareció “The Link”, que reconstruye
toda su historia, describiendo abundantemente el período
Poltergeist. El libro fue traducido al francés en 1975, en Albin
Michel, bajo el título: “D’où me viennent ces pouvoirs?” (¿De
dónde me vienen estos poderes?). Siguieron otros best sellers
especialmente para el mundo anglosajón. “In the mind of
millions” (En la mente de millones) en 1975, “The Strangers”,
(Los Desconocidos) en 1978, “Matthew’s Manning’s guide
to Self Healing” (Guía de Matthew Manning para la autocuración),
“No faith required” (La fe no es necesaria) en 1995,
“One Foot in the Stars” (Un pie en las estrellas) en 1999, “The
Healing Journey” (El Viaje Sanador) en 2002, y finalmente
en 2007 “Your mind can heal your body” (Su mente puede
sanar su cuerpo).
El médium se presta de buena gana a sesiones de dedicación,
al estudio de sus poderes por los científicos y adelanta siempre
una carrera de sanador que le lleva a abrir su casa a todo el
que lo necesite.
Un site oficial cuenta su historia (www.matthewmanning.
com), y propone una agenda de entrevistas que siempre
está llena. Se piden honorarios, pero siempre calculados
en función de las capacidades, Matthew se honra también
de curar gratuitamente a los más necesitados. En el site, las
dedicatorias entusiastas suceden a las referencias prestigiosas,
tal y como las utilizadas al principio de este artículo.
El ejercicio de poderes psi tan excepcionales se acompaña
sin embargo de algunos menudos inconvenientes. Estudiado,
como lo fue Uri Geller por varios científicos ingleses, alemanes
y otros, Matthew a menudo produce molestias a los equipos
eléctricos. En Friburgo, un costoso aparato muy sofisticado se
averió irremediablemente, de manera inexplicable (1974). En
Rusia, ante la Profesora Nina Kulagina, enloqueció brújulas
e instrumentos de medición. Desde entonces no puede
viajar en avión sino en la cola del aparato, para no alterar
con su presencia los instrumentos de a bordo. En sesión
de dedicatorias para uno de sus libros en Barcelona, sumió
toda una parte de la tienda en total oscuridad. Finalmente,
su aparición en la televisión japonesa ¡fue acompañada por
una intensa actividad de Poltergeist en numerosos hogares,
que completamente enloquecidos llamaron por teléfono a las
autoridades y a la emisora!
■ Un abortado destino de James Bond

Consultado sobre estos hechos, el mundo científico no sabe
qué responder. Algunos eruditos han adquirido la certeza
de olas psíquicas inusuales en Matthew Manning. Muy
pragmáticos, los agentes secretos británicos se preguntaron
durante un tiempo si no podrían utilizar estos misteriosos
poderes. Cierto señor John Steele se entregó entonces a una
profunda investigación, en el transcurso de la cual le pidió
a Matthew que se dejara sujetar por un par de modernas
esposas de metal inatacable e imposible de torcer. Dócil,
nuestro conejillo de Indias las aceptó pero después ¡no pudo
librarse de ellas! Torcidas e inutilizables las infernales pulseras
requirieron numerosas horas de trabajo para liberar a su
ocupante, víctima de sus propios poderes. Después de un par
de ensayos de este tipo, los servicios secretos renunciaron a
un destino de James Bond para nuestro joven prodigio, que
vive siempre feliz con numerosos testimonios de satisfacción
por el empleo que sigue haciendo de sus poderes psi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada