"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



viernes, 16 de septiembre de 2011

ÚLTIMA ENTREGA DE " ANDALUCÍA ESPÍRITA".

BOLETÍN DE DIFUSIÓN DE LA ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA
AMALIA DOMINGO SOLER
ANDALUCÍA ESPIRITISTA
Dep. legal: CO. 1198 – 2002
Boletín de la Asociación
Espírita Andaluza Amalia
Domingo Soler. Inscrita en la
Sección Primera del Registro
de Asociaciones de la
Delegación de Gobierno de la
Junta de Andalucía de
Córdoba con el n.º 4227, de
fecha 24 de abril de 2000
N. º 37– AÑO X
JUL./SEP. 2011
SUMARIO
- La civilización
moderna. Pág. 2
-Los crímenes
culturales. Pág. 3
- El Espiritismo y la
mujer. Pág. 3
- Valoración de
Kardec. Pág. 4
- Allan Kardec y el
Humanismo. Pág. 5
- Humanismo y
Espiritismo. Pág. 5
-III Congreso
Andaluz de
Espiritismo”.
Pág. 6-7
- Actividades y
eventos. Pág. 8
Institución adherida a la Confederación Espírita Panamericana (CEPA) y socio-fundadora de la
Asociación Internacional para el Progreso del Espiritismo (AIPE).
Espiritismo: Ciencia, Filosofía, Moral
Aunque no todo el Espiritismo está en Kardec, todo aquel que desee
iniciarse con buen pie por la senda del conocimiento espiritista, no tendrá más
remedio que acudir a sus fuentes originarias, a los libros fundamentales de Allan
Kardec:
El libro de los espíritus
El libro de los médiums
El Evangelio según el Espiritismo
El Cielo y el Infierno
La génesis
“El Espiritismo no es una ideología conservadora, adaptable a los mezquinos intereses económicos que
sirven de fundamento al actual régimen social.
He aquí una exposición sintética de estos principios emanados de la doctrina espiritista, conceptos de
la nueva sociología que deberá servir de base a la nueva sociedad del porvenir, hacia la cual tienden
todos los que tienen ideales sanos, amantes de la verdad y de la justicia:
- Reconocimiento del derecho natural.
- Reconocimiento de la igualdad social.
- Reconocimiento de la igualdad económica, proporcional a las necesidades y aptitudes de
cada uno.
- Reconocimiento a la igualdad de deberes en la producción útil, o sea en el trabajo material o
intelectual.
- Distribución del trabajo social en concordancia con las aptitudes y gustos de cada uno y
libertad en la elección de trabajo, como asimismo en la duración del tiempo.
- Supresión de todo castigo legal e implantación de nuevos métodos correctivos en
concordancia con el concepto espiritual de la vida.
- Educación moral, fundada en la justicia y en el derecho natural igual para todos.
- Respeto mutuo, sin distinción ni categoría.
- Libertad, igualdad y fraternidad, no como meras proclamas constitucionales, sino como
hechos sociales, derivados de la justicia económica y social y de la nueva moral espírita.
Si a todo esto agregamos la igualdad de derechos de la mujer respecto al hombre, la libertad de
conciencia y de ideas; la protección de la sociedad para el libre desenvolvimiento de las facultades y
aptitudes de los individuos de ambos sexos; la tolerancia, sin desmedro a la educación y a la
persecución; la caridad, en el sentido de amor, de piedad y de sacrificio; la propensión por parte de las
fuerzas dirigente de la sociedad, para que el trabajo sea cada vez más agradable, menos forzoso, más
intelectual, y por encima de todo esto, la certeza de nuestra inmortalidad, de nuestro progreso
indefinido, que se desprenden de la doctrina espiritista y que están expresados en sus obras
fundamentales; vemos que el Espiritismo, muy lejos de ser una tendencia conservadora, es la más
revolucionaria, la más humana y la más espiritual de cuantas existen”.
PORTEIRO, MANUEL S. Concepto Espírita de la Sociología.
Edit. Victor Hugo, Buenos Aires, 1941, pág. 14
“Andalucía Espiritista” es de divulgación gratuita. Si desea ayudar a su existencia y difusión, envía
sellos postales a la siguiente dirección: ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA AMALIA
DOMINGO SOLER. C/ José Ortega y Gasset, 9. 14550 MONTILLA (Córdoba)
ESPAÑA
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
2
LA CIVILIZACIÓN MODERNA
A cualquier carrera que nos dediquemos, no importa cuál sea nuestro sexo y la posición en que nos encontremos. El
estudio de la historia es uno de los más necesarios en la vida humana: no solamente aprendemos en sus páginas las
luchas de cada pueblo, sino también, la marcha progresiva de la razón, de la ciencia, de la filosofía, de la religión; en
una palabra, de las ideas; pues que por ideas entendemos el trabajo del espíritu.
La historia es un compendio de la actividad humana; ella encierra, pues, el resumen de todos los conocimientos
adquiridos hasta hoy, conocimientos dados a la luz del día a costa de lágrimas y sangre, pero que han ido
conquistando su puesto, a pesar de los abrojos y espinas que en su camino encontraban. Y este estudio tan serio
como agradable, tan profundo como útil, nos da la certeza de la realización de esta aspiración constante de nuestro
ser, de esa chispa que infunde en nuestro pecho regeneradora esperanza, nos impele hacia lo bueno, lo bello y lo
verdadero, de esa encantadora palabra que llamamos progreso y que ejerce su benéfica influencia desde el átomo
más insignificante, al sol más espléndido de la creación.
Sin progreso, la inteligencia no concibe más que un Universo frío, yerto, sin movimiento alguno que lo anime,
desempeñando a través de la eternidad un papel excesivamente monótono y pasivo.
¡Cuán anchuroso campo ofrece el estudio de la historia! A través de los “avatares” de la India (encarnaciones), los
dioses egipcios, la magia caldea, los adoradores del fuego, la revelación mosáica, los oráculos de Delfos y el
paganismo romano, hallamos la noción de un ser superior grabado en la conciencia de aquellas humanidades, que,
incapaces de raciocinar aún, poseían por intuición la idea de un creador fuerte y todopoderoso. Luego hemos visto
aquel germen de amor desarrollarse más amplia y claramente con el cristianismo, y trocarse más tarde de bueno en
sublime, cuando el Espíritu de Verdad prometido por el Maestro, nos hizo comprender el porqué de nuestra
adoración. Y al par que las religiones desaparecían para depurarse, sepultabanse bajo escombros la soberbia
Babilonia y la opulenta Palmira; llorábamos bajo las ruinas de la Alhambra y de Toledo; y al ver tanta magnificencia
desvanecida, tanta pompa anonadada, nos preguntamos como Volney: “¿Qué se ha hecho de tanta grandeza y tanta
gloria?”. Sólo la fe del progreso ha podido consolarnos, despertando en nosotros la esperanza de un renacimiento
más brillante bajo el sol de una civilización más comprensiva, y así como hemos asistido a la resurrección de la
ciencia religiosa india en Egipto, y hemos visto decaer el arte griego para ser trasladado a Roma, nos hemos
convencido de que el progreso no podía entonces tener su residencia en un punto; era preciso ahogarlo para que su
savia regeneradora se esparciese por los demás puntos de la Tierra.
Hoy no se necesita comprimir el adelanto para propagarlo; la electricidad y el vapor se encargan de hacerlo muy
pacíficamente; pero en los tiempos prehistóricos, ¿cómo era posible que una civilización derramase su benéfica
influencia en lejanas comarcas, sino por las grandes inmigraciones de los que huían de un yugo opresor? Todo ha
tenido su razón de ser; no ha nacido un sistema sino cuando era aplicable; no se ha desarrollado una idea sino
cuando muchos venían preparados para comprenderla. Así, pues, aunque muchas cosas nos repugnen en la
historia, digámonos que su motivo tenían para existir y que más tarde quizá nos daremos cuenta de ellas.
Tampoco alcanzamos a comprender lo infinitamente grande, hasta que el telescopio nos demostró que esas
diminutas luces, adorno del rico manto celeste, eran refulgentes astros, cuya luz tardaba millones de siglos en llegar
a nuestra retina, diamantinas constelaciones donde se agitaban humanidades como la nuestra, en mayor o menor
grado de perfección, y comprobó más aún la habitabilidad de los mundos el descubrimiento de lo infinitamente
pequeño. Cuando el microscopio nos enseñó miríadas de seres vivientes en una perla de rocío, agitándose en aquel
archipiélago ilimitado para ellos, deducimos en consecuencia que la vida existía doquiera se hallase una molécula,
que lo majestuoso se enlazaba con lo infinito y con lo ínfimo, que una ley de solidaridad concurría a la armonía
universal, y que otra ley progresiva lo depuraba todo pasándolo por el tamiz de las transformaciones y de la
eternidad. Una de las ciencias más modernas, la geología, ha venido a apoyar esta tesis, auxiliándose de la
mineralogía y de la paleontología. Cuvier, Quinmerman y otros, nos han hecho asistir a la creación de nuestro globo
con sus borrascosos sacudimientos, sus espantosas inundaciones, sus negras tempestades; y al ver aquellas capas
graníticas y calcáreas, aquellos monstruosos e informes lagartos, mastodontes y plesiosauros, aquella vegetación
que sólo se puede admirar por su grandioso tamaño, y, en fin, aquel fósil que nos muestra el hombre primitivo,
caminando como los cuadrúpedos, rugiendo como las fieras, hemos exclamado: ¡Cuánto progresa la creación!
Porque al comparar el tipo humano de hoy, no solamente con el tipo de la primera generación, repugnante por
completo, sino con la belleza griega y romana, nos ha admirado la influencia que el desarrollo de la conciencia y de
la razón tenía sobre el físico de las humanidades. La bella Elena, por quien ardió Troya; Andrómaca, la hermosa
personificación de la piedad conyugal, serían en el siglo actual las más horribles fregonas que verse pudieran. Catón
el Censor, César, el gran de la justicia, de la nobleza y de la bravura, no revelan inteligencia en los ojos; la frente
ancha y perpendicular, asiento de las facultades intelectuales, respira grandeza de alma; denota el adelanto del
espíritu, haciendo presentir un perfeccionamiento continuo.
No es posible describir aquí el adelanto que han sufrido las ciencias históricas, siquiera sean aquellas que más han
moralizado. Nos hemos concretado a notar el progreso que existe en todo y por todo, a través de las épocas más
desgraciadas y de los acontecimientos más deplorables.
Sería sumamente curioso comparar detalladamente nuestro siglo con los anteriores, para combatir a aquellos que
sólo saben decir que éste es el siglo de la inmoralidad; en el plato de una balanza quizá pesase más bien el bien que
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
3
el mal; en cuanto a ilustración, sobrepujaría mucho a la ignorancia, y bien conocido es que la brutalidad, las maneras
groseras, el entorpecimiento de la razón, son debidos a la falta de instrucción, mientras que un conveniente
desarrollo de la inteligencia suaviza de un modo notable los usos y costumbres del hombre dándole una aspiración
hacia lo bueno, empujándolo al descubrimiento de la verdad.
Somos de los que tenemos fe en el progreso, de los que creemos verlo realizado en cada generación; estamos
persuadidos de que la felicidad no consiste más que en la perfección, y cuando la noche nos envuelve con sus
sombras misteriosas, cuando en esas horas de indefinible calma vemos pasar sobre nuestras cabezas centelleantes
astros esmaltando con sus luces el azul de la bóveda celeste, irradiando como otros tantos focos donde viven seres
queridos que partieron quizá de aquí para poblar regiones desconocidas en los inconmensurables espacios,
sentimos nuestra alma inundada de amor, extasiándonos ante la incomparable belleza de esos cielos estelíferos,
dejándonos llevar en alas de la imaginación por esa escala de Jacob que nos deja entrever felicidades no conocidas,
pero presentidas, armonías concebidas y no explicadas, y ventura infinita, como infinito es el espacio e infinita la
eternidad.
Amalia Domingo Soler: Cuentos Espiritistas. Edit. Amelia Boudet
LOS CRÍMENES CULTURALES
Desgraciadamente, y de una manera, general, las personas pertenecientes a las clases sociales superiores de la
sociedad, los sabios, los eruditos, los artistas, los escritores, los magistrados, los médicos, etc., guardan una discreta
reserva, como si tuviesen miedo de hablar, porque son menos libres, tienen intereses que salvaguardar y se callan,
mientras los otros hablan. Esta cuquería, esta cobardía, son despreciables. ¿De qué se tiene miedo? Negar los
hechos por ignorancia es excusable, pero no atreverse a confesar lo que se ha visto, ¡qué miseria!...
Existen criminales que no están en las cárceles: son los hombres cultos que conocen verdades y no se atreven a
revelarlas por temor al ridículo o por interés personal. En el curso de mi carrera he encontrado muchos de estos
“hombres de ciencia” muy inteligentes, muy instruidos, que han sido testigos o que han conocido hechos
metapsíquicas irrecusables, que no dudaron de la existencia indiscutible de estos fenómenos, y que no se atrevieron
a decir nada por un sentimiento mezquino, imperdonable en los espíritus de un valor real, limitándose a cuchichear
misteriosamente, temerosos de ser oídos, los testimonios que poseían y que hubieran sido de un peso considerable
para hacer triunfar la verdad.
Tales hombres son indignos del nombre de sabios. Muchos de ellos pertenecen a lo que se llama la “alta sociedad” y
creerían desacreditarse si apareciesen crédulos, ¡a pesar de que aceptan dogmas muy discutibles!
Camille Flammarion (astrónomo, filósofo y médium)
En su trilogía: La muerte y su misterio, tomo II, cap. I.
EL ESPIRITISMO Y LA MUJER
PÁGINAS OLVIDADAS
Referimos aquí un texto de Léon Denis que magnifica a la mujer, tema que no era corriente en la época, es
decir comienzos del siglo XX.
En ambos sexos se encuentran excelentes médiums; sin embargo, es a la mujer a la que parecen atribuirse las
mejores facultades psíquicas; de allí el gran rol que le corresponde en la difusión del nuevo espiritualismo.
A pesar de las imperfecciones inherentes a todo ser humano, la mujer, para quien la estudie imparcialmente, no
puede ser sino un motivo de asombro y a veces de admiración; no es solamente con sus rasgos que se realizan, en
la naturaleza y en el arte, los tipos de belleza, de piedad y de caridad; en rendimiento de los poderes íntimos, la
intuición y la adivinación. Ella siempre ha sido superior al hombre. Fue entre las hijas de Eva que la Antigüedad
encontró a sus célebres videntes y sibilas. Esos maravillosos poderes, esos dones de lo alto, que la Iglesia creyó su
deber reprobar y suprimir en la Edad Media, con ayuda de los procesos de hechicería; hoy en día encuentran su
aplicación; ya que es sobre todo por la mujer que se afirma la comunión con la vida invisible. Una vez más la mujer
se revela en su rol sublime de mediadora. Mediadora lo es de toda la naturaleza. De ella viene la vida, ella es su
fuente misma; la regeneradora de la raza humana, que no subsiste y no se renueva más que por su amor y sus
tiernos cuidados. Y este rol preponderante que ella juega en el campo de la vida, viene a cumplirlo aun en el campo
de la muerte; pero nosotros sabemos que la muerte y la vida son una, es decir las dos formas alternantes, los dos
aspectos continuos de la existencia.
Mediadora, la mujer también lo es en el campo de las creencias. Ella siempre ha servido de intermediaria entre la fe
nueva que asciende y la fe antigua que se declina y se empobrece. Tal fue su rol en el pasado, en los primeros
tiempos del cristianismo, y es todavía su rol en el presente.
El cristianismo no ha comprendido a la mujer, a la que tanto le debe. Sus monjes y sus sacerdotes viven en celibato,
lejos de la familia, sin poder apreciar el encanto y el vigor de ese ser delicado, en el que más bien ven un peligro.
La Antigüedad pagana tuvo cierta superioridad sobre nosotros, al conocer y cultivar el alma femenina. Sus facultades
se abrían libremente a los misterios. Sacerdotisa en los tiempos védicos, en el altar doméstico, asociada íntimamente
a las ceremonias de culto en Egipto, en Grecia, en la Galia, en todas partes la mujer era objeto de una iniciación, de
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
4
una enseñanza especial, que la hacía un ser casi divino, el hada protectora, el genio del hogar, la guardiana de las
fuentes de la vida. Es a esa comprensión del rol de la mujer, personificando en ella la naturaleza, con sus intuiciones
profundas, sus sensaciones sutiles, sus misteriosos presentimientos, que se deben la belleza, la fuerza y la grandeza
épica de las razas griegas y célticas.
Así como es la mujer, así es el niño y así será el hombre. Es la mujer quien, desde la cuna, modela el alma de las
generaciones; es ella la que hizo esos héroes, esos poetas y esos artistas cuyas acciones, cuyas obras han brillado
a través de los siglos. Hasta los siete años el niño permanecía en el gineceo, bajo la dirección de su madre; y se
sabe lo que fueron las madres griegas, romanas y galesas. Pero para cumplir esta sagrada misión de la educación,
era necesaria la iniciación en el gran misterio de la vida y del destino, el conocimiento de la ley de las preexistencias
y las reencarnaciones; ya que esta sola ley da a la llegada del ser que va a eclosionar bajo el ala maternal su sentido
tan entrañable y hermoso.
Esta influencia benefactora de la mujer iniciada, que irradiaba sobre el mundo antiguo como una dulce claridad, fue
destruida por la leyenda bíblica de la caída original.
Según las Escrituras, la mujer es responsable de la caída del hombre; ella perdió a Adán y, con él, a toda la
humanidad; ella traicionó a Sansón. Un pasaje del Eclesiastés la declara “algo más amargo que la muerte”. El
matrimonio mismo parece un mal “que aquellos que tienen esposas sea como si no las tuvieran”, escribió Pablo. En
este punto como en tantos otros, la tradición y el espíritu judíos han predominado en la Iglesia, por encima de las
ideas de Jesús, que siempre fue indulgente, compasivo y afectuoso hacia la mujer. En todas las circunstancias la
envolvió con su protección y le dedicó sus parábolas más conmovedoras. Siempre le tendió la mano, aun cuando ella
estuviera condenada, aun cuado hubiera caído. Además, las mujeres agradecidas, le formaron una suerte de cortejo
y varias le acompañaron hasta la muerte.
Durante muchos siglos la mujer ha sido relegada a un segundo plano, rebajada, excluida del sacerdocio. Por una
educación pueril, estrecha y supersticiosa se le ha rodeado de ataduras; se han sofocado sus más hermosas
aptitudes, oscurecido y reprimido su genio.
La situación de la mujer en nuestra civilización es difícil, a veces dolorosa. La mujer no siempre goza de las leyes y
las costumbres; está rodeada de mil trampas y si decae o sucumbe, rara vez se tiende hacia ella una mano
protectora. El relajamiento de las costumbres ha hecho de la mujer la victima del siglo; la miseria, las lágrimas, la
prostitución, el suicidio, esa es la suerte de numerosas pobres criaturas en nuestras sociedades opulentas.
Pero se produce una reacción. Bajo el nombre de feminismo se acentúa un movimiento, legítimo en su principio,
exagerado en su meta; pues junto con justas reivindicaciones, sustenta puntos de vista que harían de la mujer, no ya
más una mujer sino una copia, una parodia del hombre. El movimiento feminista desconoce el verdadero rol de la
mujer y tiende a arrojarla lejos de su camino natural y normal. El hombre y la mujer han nacido para roles diferentes
pero complementarios; desde el punto de vista de la acción social, son equivalentes e inseparables.
El Espiritualismo moderno, por sus prácticas y sus doctrinas, todas de ideal, de amor y de equidad, juzgan el asunto
de otra manera y lo resuelven sin esfuerzo y sin ruido. Le restituye a la mujer su verdadero lugar dentro de la familia
y la labor social, mostrándole el sublime papel que le toca representar en la educación y el avance de la humanidad.
Hace más; ella vuelve a ser, para él, la mediadora predestinada, la senda de unión que relaciona las sociedades de
la Tierra con las de los espacios.
Léon Denis (Publicado en Le Journal Spirite nº 57, julio 2004).
VALORACIÓN DE KARDEC
“El Espiritismo marcha al ritmo del progreso y nunca quedará rezagado, porque si nuevos descubrimientos le
demuestran que está equivocado en algo o si se revelase una nueva verdad, él habrá de rectificarse”. (Allan Kardec:
La génesis).
De entre las muchas y magistrales máximas de Allan Kardec (1804-1869), ésta es, a mi entender, la que mejor
resume el carácter dinámico y evolucionista que, de hecho, debe tener la doctrina espiritista.
De la obra de Kardec se sacan seis principios básicos: Existencia de Dios, preexistencia y supervivencia del espíritu,
reencarnación, evolución, mediumnidad y pluralidad de mundos habitados. A su vez, esos seis principios están
tratados con un carácter científico, filosófico y moral.
Esos principios no sólo no han sido rebatidos en la actualidad, sino que han ido adquiriendo progresivamente –
debido al trabajo de los estudiosos- una mayor notoriedad, consecuencia ésta del más amplio conocimiento que se
tiene, hoy en día, de los mismos.
Kardec nunca se cansó de pregonar el carácter progresivo que debía dársele a la doctrina. Estas son sus palabras:
“El tercer punto, en fin, es inherente al carácter esencialmente progresivo de la doctrina. De que no debe rodearse de
sueños irrealizables para el presente, no se sigue que deba inmovilizarse. Exclusivamente apoyada en las leyes de la
naturaleza, no puede variar en tanto no varíen estas leyes; pero si una ley se descubre, debe apropiársela en el acto.
So pena de suicidio, no puede cerrar la puerta a ningún progreso. Asimilándose todas las ideas reconocidas justas,
de cualquier orden que sean, físicas o metafísicas, no traspasará nunca los límites de lo justo, y hallará en ello una
de las principales garantías de su perpetuidad”. (Allan Kardec: Obras Póstumas).
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
5
Digo todo esto porque no estoy de acuerdo, en primer lugar, con aquellos que se aferran a la Codificación kardeciana
a manera de libro sagrado, considerando a Kardec como maestro infalible. Estos fundamentalismos del Espiritismo,
en calidad de celosos guardianes de la obra de Kardec, se cuidan de no cambiar ni una sola coma de la Codificación,
ni de agregar a la doctrina aquello que Kardec no dijo. En segundo lugar están aquellos que consideran que la obra
de Kardec está superada, alegando que tiene errores de base, que un honesto examen de la misma no encuentra
por ningún lado. Ni unos ni otros, a mi entender, llevan razón.
No tengo la menor duda de que no hay Espiritismo sin Kardec en la base. Si tenemos que fijar una fecha de
comienzo de la doctrina espiritista, ésta sería el 18 de abril de 1857, es decir, el día en que salió a la luz la obra
básica y fundamental del pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail, conocido a partir de aquel momento bajo
el seudónimo literario de Allan Kardec. Sin duda alguna, la obra a la que estamos haciendo referencia es El libro de
los Espíritus; pero el Codificador no podía superar los estrechos límites que le marcaban las lindes de su época, por
lo que no pudo desembarazarse en su totalidad de los moldes religiosos que imperaban en aquel momento, so pena
de hacer fracasar la obra.
En definitiva, podemos decir que en la carrera del Espiritismo Kardec dio el pistoletazo de salida; pero, al día de hoy,
todavía no se vislumbra su meta. Sigamos, pues, aumentando la obra de Kardec; pero aplicándole siempre su
“constitución y credo; marchando constantemente de concierto con el progreso, tiene asegurada su vida en la
sucesión de los tiempos”. (Allan Kardec: Obras póstumas).
Manuel Bernal Parodi: La Doctrina Espiritista a través de los textos
ALLAN KARDEC Y EL HUMANISMO
Al concebir el ser humano como un espíritu inmortal, libre, perfectible, el Humanismo Espírita se sitúa en una vía
alternativa entre el nihilismo de la concepción materialista y el dogmatismo de la ideología judeo-cristiana. Se trata de
una visión optimista, ennoblecedora, emancipadora, que valoriza y engrandece el ser humano sobre un enfoque
espiritualista y deísta, no fatalista, sin los prejuicios del espíritu de sistema, del fundamentalismo y del sectarismo
religioso, y contrario a cualquier tipo de autoindulgencia. El pensar humanista y la acción humanitaria son una de las
características de la praxis (práctica) espírita, cuyos atributos y características peculiares se hayan determinados por
la libertad y la modificación. El Espiritismo es, al mismo tiempo, humanista y humanitario. Humanista, por el rescate
de la dignidad humana, en el aquí y ahora, sin fijar los ojos en el pasado palenginésico y sin perderse en una
visionaria y alineante idealización del Más allá. Es humanitario por tomar la caridad en su sentido más amplio, como
el componente motivador de su praxis.
El Espiritismo no admite que el ser humano sea tratado como un objeto, como una cosa desprovista de humanidad,
de dignidad. Esa visión no es propiedad del cristianismo y no se inicia con él, mas sí en la antigüedad. No obstante,
será con Jesús de Nazaret cuando la naturaleza humana alcanzará su momento mayor de comprensión ética y
valorativa. De ahí que, a pesar de no ser cristiano, el Espiritismo incorpora en su ideario humanista los principios
morales enseñados por Jesús de Nazaret. La filosofía espírita se inserta en el contexto del Humanismo Espiritualista
del S- XIX, anticlerical, secular y de inspiración iluminista, factores presentes en la acción y el pensamiento de los
socialistas utópicos Robert Owen, Conde de Saint-Simon y Charles Fourier. No obstante, la mayor influencia en el
pensamiento humanista de Kardec viene del Iluminismo, especialmente Jean-Jacques Rousseau.
Allan Kardec conocía los clásicos y tradujo obras de la literatura clásica francesa para el alemán, como Telémaco, de
Feneló. Dominaba ampliamente el latín, griego, italiano, holandés, inglés, galés y el castellano. Fue un profundo
estudioso de la filosofía griega, como puede ser observado en su análisis del pensamiento filosófico de Sócrates y
Platón, los cuales consideró al lado de Jesús de Nazaret, como precursores del Espiritismo, en la magistral
introducción de El evangelio según el Espiritismo. Educado en el Humanismo pestalozziano, de nítida influencia del
pensamiento ético y pedagógico de Rousseau, el fundador del Espiritismo poseía una formación clásica,
enciclopédica, típica de los humanistas de su tiempo. Según Deolindo Amorim “es considerado humanista, en el
sentido antiguo, aquel que tiene una cultura general muy sólida, con fundamentos más profundos en las ciencias
básicas, en la historia, en las lenguas. Allan Kardec, por ejemplo, podemos considerarlo pedagogo, moralista,
pensador entre los más auténticos, mas es bueno no olvidar que su formación, antes que todo, era de humanista.
Por las cuestiones que trató, por la seguridad con que formuló las tesis fundamentales de la Doctrina en sus diálogos
con los espíritus instructores y por las propias líneas maestras de su estructura intelectual, se ve luego que había en
él, los recursos culturales de un humanista completo.
Publicado en Abertura. Jornal de Cultura Espírita (Mayo 2011).
Extraído del artículo El Humanismo Espírita. Eugenio Lara.
HUMANISMO Y ESPIRITISMO
Giuseppe Isgró Cattafi. E-mail: isgro.cattafi@hotmail.com
Al definir, explicando el desenvolvimiento de este movimiento histórico, en su contexto filológico, literario, filosófico,
espiritual y artístico, el Humanismo contribuiría a redefinir el Espiritismo, además de Doctrina filosófica,
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
6
científica y metafísica-espiritual, con un profundo contenido ético-moral, en sus enseñazas, como la mejor
expresión del HUMANISMO –de corte RENACENTISTA-, con un interés de estudio global: es decir, además de los
objetivos iniciales del humanismo, -de una vuelta a los orígenes, a la cultura clásica, con un interés literario, filológico,
espiritual, filosófico y artístico, en sus inicios, en el siglo XIV, con Petrarca, Boccaccio, Dante, Giotto y Cimabue-, con
una expansión en sus objetivos, en el Renacimiento, en los siglos XV y XVI, con Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel,
Galileo, Giordano Bruno, Francis Bacon, Kepler, Harvey, Erasmo de Rotterdam, Tomás Moro, Cervantes, Valdés de
Leal, Rabelais, Marsilio Ficino, Pico Della Mirandolla, entre otros, al contemplar todos los ámbitos de las ciencias y de
las actividades humanas, realmente, los verdaderos objetivos del HUMANISMO y del RENACIMIENTO, se
comienzan a gestar a partir del siglo XIX, dentro de cuyos máximos exponentes, como Kierkegaard, Goethe,
Ernesto Renán, Karl Jaspers, Heiddeger, y Nietzsche, -del existencialismo y libre pensamiento- en general;
es, en particular, el Espiritismo quien cumple -de la manera más amplia, e integralmente, los propósitos
tanto del Humanismo como del Renacimiento, CON TODOS SUS GRANDES EXPONENTES, como Allan
Kardec, León Denis, Myers, Lodge, Conan Doyle, Amalia Domingo Soler, y una constelación de pensadores
más, restituyendo la doctrina de la reencarnación al conocimiento colectivo, la verdad histórica del hermano Jesús de
Nazareth, -deslastrándolo de la tergiversación histórico-espiritual del Concilio de Nicea, y del oscurantismo que de allí
emanara, que desembocó en la Edad Media-, y una expresión clara de los valores universales, estudiados por la
AXIOLOGÍA, además del resto de objetivos del Espiritismo, que, fundamentalmente, y en esencia, son los mismos
que los de los filósofos de la edad clásica.
El Humanismo, además, permite rastrear, en sus antecedentes históricos, el gran aporte de la civilización árabe, a
partir del año 610 –d.n.e.-, como una demostración del equilibrio de la HISTORIA, por medio de la ACCIÓNREACCIÓN
EN LOS ACONTECIMIENTOS, donde, al lado de un período oscuro, como el de la Edad Media, fluyó la
luz, con los filósofos árabes-judíos, y otros como Raimundo Lull, Don Juan Manuel, Chaucer y Alfonso X El Sabio,
éste último, sobre todo, en cuanto al Derecho –Las Siete Partidas-.
Por lo cual, al percibir que la condición de ESPIRITA refleja la mejor expresión de HUMANISTA, -y del
Humanismo-, en sentido lato, es decir, integral, filosófico-científico-espiritual,-artístico-literario, en la
concepción renacentista del término, nos permite percatarnos de que el ESPIRITA es un HUMANISTA en el
verdadero sentido de la palabra, y de que, al igual que Heiddeger, y Jean Paul Sartre, concluyeron que el
EXISTENCIALISMO era HUMANISMO, nosotros, con razón justificada, concluimos en que el ESPIRITISMO
es HUMANISMO, además, de corte Renacentista, es decir, un Humanismo integral, en sentido lato, pero
emancipado de todos aquellos elementos de los cuales ni aún las mentes más preclaras del Renacimientos
pudieron hacerlo.
Además, el Humanismo permite interpretar los últimos diecisiete siglos del mundo occidental y comprender,
mejor, los últimos 3.200 años de historia, a partir de Homero, cuyos relatos se encuentran enmarcados en el
siglo XII –a.d.n.e.-, y como uno de los principales maestros e inspiradores de la edad de oro griega, a cuyas obras,
en primer lugar, centran la atención, los humanistas como Petrarca y Boccaccio, además de las de Platón,
Aristóteles, y otros.
-----------------------------------------------------
Por su actitud filosófica, el Espiritismo es un humanismo, por cuanto hace del ser humano, y no de las cosas, el valor
supremo. Y por ello, eleva su voz a favor del respeto y del reconocimiento de la dignidad del hombre y la mujer como
persona, de la cual se derivan sus inalienables derechos. El humanismo espírita se corresponde con los valores de
libertad, justicia, fraternidad y solidaridad que le son complementarios.
Jon Aizpúrua: El pensamiento vivo de Porteiro.
III CONGRESO ANDALUZ DE ESPIRITISMO: TEMA CENTRAL: “HUMANISMO Y ESPIRITISMO”
SEVILLA: 29, 30, 31 DE OCTUBRE Y 1 DE NOVIEMBRE 2011
LUGAR: HOTEL VÉRTICE ALJARAFE**** Avda. de la República Argentina nº 1 - 41930 Bormujos, Sevilla
Organizado por: ASOCIACIÓN ESPÍRITA ANDALUZA “Amalia Domingo Soler”. www.andaluciaespiritista.es
E-mail: andaluciaespiritista@gmail.com
SÁBADO, 29 DE OCTUBRE
16:00 h. Inscripciones y entrega de credenciales.
X JORNADA DEBATE: “SALUD ESPIRITUAL-SALUD MATERIAL”
Organiza: Asociación Internacional para el Progreso del Espiritismo
Presenta: Dévora Viña Carrascoso. Presidenta de la A.I.P.E.
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
7
Coordina: Giuseppe Isgró (Abogado, escritor y conferenciante)
17:00 h. 1ª Parte: Salud espiritual – Debate
18:30 h. Descanso
18:45 h. 2ª Parte: Salud material. Homeopatía – Debate
20:15 h. Descanso
20:30 h. Ejercicio de relajación y meditación.
21:00 h. Cena
DOMINGO, 30 DE OCTUBRE : MAÑANA
9:00 h. Apertura del Congreso a cargo de Mercedes García de la Torre (Presidenta AEA). Saludos grupos.
9:30 h. “Sentimientos y Egosentimientos”. Vicent Guillem (Bioquímico).
10:45 h. Descanso
11:00 h. “Literatura mediúmnica”. David Estany Prim (Licenciado en Ciencias del trabajo)
12:15 h. Descanso
12:30 h. “El humanismo: Orígenes, Causas y Trascendencia”. Giuseppe Isgró Cataffi (Abogado y escritor).
14:00 h. Almuerzo
TARDE
16:00 h. Taller: “Conflictos existenciales”. Juan José Torre Fernández (Monitor Ofimática).
18:00 h. Descanso.
18:15 h. “Historia del Espiritismo en Andalucía”. Beatriz Mª Román
19:30 h. Descanso
19:45 h. “Mediumnidad de cura” Juan José Torres Fernández
21:00 h. Cena
22:30 h. Mesa Redonda con los ponentes del día. Coordina Mercedes García de la Torre
LUNES, 31 DE OCTUBRE. MAÑANA
9:30 h. “Vidas Sucesivas y Regresión (Regresión grupal voluntaria)”. Juan Antonio Torrijos (Pintor)
10:45 h. Descanso
11:00 h. “Pérdida de los seres queridos”. Rosa Díaz Outeriño (Enfermera)
12:15 h. Descanso.
12:30 h. “El ser humano: Dimensión material y espiritual”. Francisco González Domínguez (Profesor)
14:00 h. Almuerzo.
TARDE
16:00 h. Taller de salud: “Prevención dietética del cáncer de mama”. Francisco González Domínguez
17:45 h. Descanso.
18:00 h. “Evolución material y espiritual”. Mauro Barreto Rodríguez (Profesor de Matemáticas)
19:15 h. Descanso
19:30 h. “La imagen completa ¿Qué nos ocultan?”. José Molina (Ingeniero Industrial y Arquitecto)
21:00 h. Cena
22:30 h. Mesa Redonda con los ponentes del día. Coordina Mercedes García de la Torre.
MARTES, 1 DE NOVIEMBRE. MAÑANA:
9:30 h. “Origen de las tendencias conductuales”. Nieves Granero (Escritora)
10:45 h. Descanso
11:00 h. “Fenómenos físicos. (Proyección de psicofonías y psicoimágenes)”. Equipo de investigación de
Albolote.
12:15 h. Descanso.
12:30 h. “Historia del movimiento espiritista en España”. Dévora Viña Carrascoso (Licenciada en Hª. del Arte)
13: 45 h. Clausura
14:00 h. Almuerzo.
LUGAR: HOTEL VÉRTICE ALJARAFE****
Avda. de la República Argentina nº 1 - 41930 Bormujos, Sevilla
PACK 3 DÍAS PENSIÓN COMPLETA (IVA INCLUIDO MÁS INSCRIPCIÓN):
- HABITACIÓN DOBLE /TRIPLE – 230€/ PERSONA
- HABITACIÓN INDIVIDUAL – 290€/PERSONA
EL PACK INCLUYE: ALOJAMIENTO Y CENA DEL SÁBADO, PENSIÓN COMPLETA DOMINGO Y LUNES,
DESAYUNO Y ALMUERZO MARTES, MÁS INSCRIPCIÓN. COMIDA BUFFET (AGUA INCLUIDA).
PARA QUIENES NO SE ALOJEN: PRECIO INSCRIPCIÓN 30 EUROS
ANDALUCÍA ESPIRITISTA JUL./SEP. 2011
8
PUEDE HACER SU RESERVA HASTA EL 31 DE JULIO, INGRESANDO 10 EUROS/PERSONA EN CAJASUR.
RESTO ANTES DEL 1 DE OCTUBRE
Nº DE CUENTA: 2024 6060 27 3305500305
VIAJES CALIFAL S.L. CONCEPTO: III CONGRESO ANDALUZ DE ESPIRITISMO Y NOMBRE
CONFIRMAR EL HABER EFECTUADO LA RESERVA DE LA FORMA SIGUIENTE: POR TELEFONO: 957 49 00
83. MOVIL: 656 9127 67 PERSONA DE CONTACTO: MAXI e-mail: maxi@viajescalifal.com
Las plazas son LIMITADAS por lo que se aconseja realicen su reserva lo antes posible.
SIN ÁNIMO DE LUCRO. Los ponentes, así como los organizadores del Congreso, colaboran de forma
totalmente desinteresada. El importe de las inscripciones está destinado exclusivamente a cubrir gastos de
infraestructura. Para más información llamar a los siguientes teléfonos: JUANA MARI: 957 45 25 70 – 699 65
22 95
ACTIVIDADES DE LA A.E.A. “AMALIA DOMINGO SOLER” y C.E. “AMOR Y PROGRESO DE MONTILLA”
Sábado 1 de octubre 2011 a las 18.00 h. en las Escuelas del Pescao en Montilla C/Miguel Molina, 1. La imagen
completa: ¿qué nos ocultan? (II parte), por José Molina (Ingeniero industrial y arquitecto).
II JORNADA ESPIRITISTA DE VIGO
Sábado 10 de septiembre 2011. Lugar: Centro cívico de Teis. Rua Camiño Maceiras s/n. 36207 Vigo
(Pontevedra.
- 10:15h Apertura y saludos.
- 10:30h “REENCARNACIÓN: SUEÑO O REALIDAD”, por Profesor. Mauro Barreto Rodríguez. 11:45h “EL PODER
DEL PERDÓN: UN PASO AL AMOR”, por Rosa Díaz Outeriño (Enfermera)
- 17:30h. Seminario: “MEDIUMNIDAD Y MEDIUMS”
1ª Parte: “INTRODUCCIÓN A LA MEDIUMNIDAD: TIPOLOGIAS Y DESARROLLO” por Mercedes García de la
Torre (Lda. en Geografía e Historia)
- 18:30h DESCANSO
- 18:45h. 2ª Parte: “MEDIUMNIDAD ARTISTICA” por Dévora Viña Carrascoso (Lda. en Historia del Arte)
Para quienes necesiten solo alojamiento informamos del HOTEL RESIDENCIA CANAIMA:
40 euros con IVA incluido hab. individual -
45 euros doble y 55 euros triple.
Avda.Garcia Barbón, 42-44 -Telef. Hotel 986.430934 -627450677
ORGANIZA: ASOCIACIÓN ESPÍRITA PAZ, ARMONÍA, AMOR Y CARIDAD DE VIGO, AUSPICIADA Y
COORDINADA POR LA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL PARA EL PROGRESO
DEL ESPIRITISMO (A.I.P.E.)
www.progresoespiritismo.org //progresoespiritismo@hotmail.com
ramonsouto@hotmail.es
XII SIMPOSIUM BRASILEÑO DEL PENSAMIENTO ESPÍRITA
11 al 14 de noviembre 2011. Lugar: sede del ICKS. Avda. Francisco Glicério 261 – Gonzaga- Santos
Información inscripciones y hospedaje: Contactos: Tlf. (13)3284 2918. Mail: ickardecista@terra.com.br
XXI CONGRESO CEPA – Santos 2012
XXI Congreso de la Confederación Espírita Panamericana (CEPA). Del 05 al 09 de septiembre de 2012, la ciudad
brasileña de Santos, SP, acogerá a numerosos espiritistas de todo Brasil y demás países extranjeros. Las
principales actividades del Congreso se llevarán a cabo en la Universidad Santa Cecília.
Dicho evento cuenta con el apoyo oficial del Ayuntamiento de Santos, así como con la colaboración de las
Secretarías Municipales de Cultura y Turismo santistas que prestarán su concurso a la Comisión Organizadora del
citado Congreso, dando así una mayor cobertura al mismo.
-----------------------------------------------------------------
CE Amor y Progreso: reuniones semanales, lunes y jueves, de 19 a 21 h. horario invierno, de 20 a 22 h. horario verano.
C/ José Ortega y Gasset 9, 14550 Montilla (Córdoba) ESPAÑA. Tlf. 616120402 (José de la Torre).
-----------------------------------------------------------------
Colabora a la divulgación de este boletín enviando tu e-mail para recibirlo en formato digital. Solo tienes que escribir a
andaluciaespiritista@gmail.com www.andaluciaespiritista.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada