"Es necesario liberarse de la fundamental incapacidad humana que constituye el egoísmo materialista."
Aldous Huxley

AVISO IMPORTANTE SOBRE LA DESCARGA DE LIBROS DE CONTENIDO ESPÍRITA GRATIS

Ponemos en conocimiento de todos nuestros amables lectores que pueden descargar gratuitamente libros de contenido doctrinario, como las obras fundamentales de la Codificación Kardeciana y de otros destacados autores del pensamiento filosófico espírita en los siguientes enlaces:
www.andaluciaespiritista.es
http://www.progresoespiritismo.org/
Y para conocer de eventos y noticias de actualidad en el ámbito espírita recomendamos América Espírita Newsletter de la CEPA, en le siguiente enlace:
http://americaespirita.blogspot.com/
Saludos.

EL POR QUÉ DE UN NUEVO BLOG

Después de abrir y mantener actualizados los blogs: CULTURA Y DIVULGACIÓN ESPÍRITAS y CENTRO VIRTUAL DE ESTUDIOS

ESPIRITISTAS Y AFINES, para la formación doctrinaria dentro de los postulados eminentemente racionalistas y laicos de la filosofía espírita codificada por el Maestro Allan Kardec que exhibe la Confederación Espírita Panamericana, a la cual nos adherimos, creímos conveniente abrir un nuevo Blog de un formato más ágil y que mostrase artículos de opinión de lectura rápida, sin perder por ello consistencia, así como noticias y eventos en el ámbito espírita promovidos por la CEPA, a modo de actualizar al lector.
Esa ha sido la razón que nos mueve y otra vez nos embarcamos en un nuevo viaje en el cual esperamos contar con la benevolencia de nuestros pacientes y amables lectores y vernos favorecidos con su interés por seguirnos en la lectura.
Reciban todos vosotros un fraternal abrazo.
René Dayre Abella y Norberto Prieto
Centro Virtual de Estudios Espiritistas y Afines "Manuel S. Porteiro".



domingo, 7 de noviembre de 2010

D O S S I E R NDE - EMI por PAT R I C I A S A L I B A UNA PRUEBA DE LA SUPERVIVENCIA DEL ALMA: LA NDE TOMADO DE: LE JOURNAL SPIRITE N° 82 OCTOBRE 2010

13                                                         DR. RAYMOND MOODY
LE JOURNAL SPIRITE N° 82 OCTOBRE 2010
Miles de personas han regresado a la vida después de
haber vivido una experiencia particular luego de un
paro cardiaco, cuando lejos de su cuerpo, podían oír
lo que pasaba a su alrededor, describir detalles, franquear
un túnel, encontrarse en una gran luz, encontrar
espíritus. Estas personas han vivido lo que se llama una
experiencia de muerte inminente, una EMI o en inglés
NDE, y cuentan:
“En el momento del accidente, golpeé el volante y creí que
soñaba. Todo pasaba a mi alrededor a cámara lenta y el
ruido de la carrocería y del vidrio quebrado me llegaba
como ahogado. Cuando abrí los ojos, me encontré flotando
en el aire a unos diez metros por encima del coche.
No tenía miedo en absoluto…”
Olivier
“La luz me cegaba tanto que era incapaz de distinguir de
quién provenía. Pero la voz era la de mi madre. Me ordenaba
que me marchara. Y lo hice. Un anciano se encontraba
en el extremo del túnel. Estaba a cierta distancia de
mí No lo conocía…” (M)
Si bien el libro de Raymond Moody La vida después de
la vida, publicado en 1975, permitió a muchas personas
interesarse en las experiencias vividas en el umbral
de la muerte, y manifestar más libremente sus propias
experiencias, las NDE han sido comprobadas antes de
Moody a través de los siglos y en diferentes culturas.
Similitudes con los sueños
En 1895, Victor Egger, psicólogo y epistemólogo francés,
reconocido en el medio de la psiquiatría, dio la
primera descripción científica de lo que hoy llamamos
NDE. Su investigación buscaba comprender las
razones y mecanismos de las sensaciones expresadas
durante las NDE, con frecuencia cercanas a la beatitud,
con rechazo al miedo a la muerte, y que por otra parte,
él calificaba de raras, reales y lejos de estar vinculadas
al imaginario. Comparaba las “imágenes” percibidas
en estas experiencias con las dejadas por el sueño.
Sueños descritos con frecuencia en la literatura desde
la antigüedad, como por ejemplo el sueño de Escipión,
relatado en el diálogo de Cicerón Sobre la República,
donde Escipión escucha una música magnífica y
se encuentra con un antepasado fallecido. Esta similitud
fue retomada en las investigaciones del filósofo
norteamericano Michael Grosso: cuando estudió una
NDE, el relato le recordó, sin duda alguna, los textos
del pasado y de allí concluyó que las NDE son incursiones
a una dimensión divina
del ser humano que existe en
estado latente en todos los individuos.
En Egipto, para adquirir el conocimiento
del después de la vida,
el faraón debía hallarse en un
estado alterado de conciencia que era provocado
por ahogo. El alma, una vez franqueadas las puertas
de la muerte, se encontraba en una gran luz y en otro
mundo.
Ese lugar maravilloso también es descrito por Platón
en La República:
“Había muerto en una batalla; diez días después, cuando
se levantaban los cadáveres ya podridos, el suyo fue
encontrado intacto. Se le llevó a su casa para sepultarlo,
pero al duodécimo día, mientras se encontraba tendido
sobre la hoguera, volvió a la vida; cuando recobró sus
sentidos refirió lo que había visto allá. Tan pronto como
su alma salió de su cuerpo, dijo, caminó con muchos
otros, y llegaron a un lugar divino”.
Testimonios desde
la Antigüedad
Frederick H. Holk, profesor de
estudios religiosos ha señalado
cuatro puntos comunes,
entre los relatos de experiencias
de muerte inminente de
hoy y las escritas en los textos
de la antigüedad, en el libro
de los muertos tibetanos, en el
Bardo Thodol, en la visión de San
Pablo o en citas de los indios de
América y de los maoríes. Estas
D O S S I E R
NDE - EMI
por
PAT R I C I A S A L I B A
UNA PRUEBA DE LA SUPERVIVENCIA
DEL ALMA: LA NDE
Michael Grosso
Scipion
14
LE JOURNAL SPIRITE N° 82 OCTOBRE 2010
cuatro similitudes son:
- la experiencia de abandonar su propio cuerpo manteniendo
siempre la sensación de poseer un cuerpo
espiritual
- el encuentro con personas fallecidas
- la percepción de una gran luz
- el descubrimiento de la existencia de una frontera
entre el mundo de los vivos y el de los muertos
A la luz de múltiples testimonios se han agregado
otras similitudes:
- el encuentro de un túnel luminoso
- la presencia de un guía
- la sensación de plenitud
- el recuerdo de eventos vividos
- la resistencia a regresar al cuerpo
Algunos artistas inspirados,
como Jerónimo
Bosch en “La Ascensión
al Empíreo”, uno de los
cuatro cuadros de su
políptico “Visión del Más
Allá”, han evocado en
sus obras la representación
de un túnel luminoso
de una increíble
concordancia con los
relatos de NDE.
Independientemente
de las culturas y las religiones,
los estudios
actuales sobre experiencias
de muerte inminente
son principalmente
norteamericanos
y europeos. Trece
millones de norteamericanos
afirman haber
vivido una NDE, descubriendo
algunos instantes
de un mundo
radiante de luz, alcanzado
después de haber
atravesado un túnel al
extremo del cual algunos
han podido encontrarse con seres queridos fallecidos.
Las investigaciones
Diversas investigaciones realizadas
por otros estudiosos
después de Raymond Moody
presentan interesantes similitudes.
Michael Sabom, cardiólogo
de la universidad de
Florida y Sarah Kreutziger,
asistente social descubrieron
que la mayoría del personal médico asignado a los
pacientes en situación crítica no conocía el fenómeno
de las NDE. Decidieron realizar un estudio sobre 50
pacientes, hombres y mujeres representados a partes
iguales y de todas las edades. Estos pacientes habían
vivido un momento de inconsciencia, la mayoría de las
veces luego de un paro cardiaco, y una reanimación,
a consecuencia de un accidente, un suicidio u otras
razones. Estas personas debían relatar su historia sin
que los investigadores hicieran preguntas. He aquí el
resultado de ese estudio:
De las 50 personas escogidas, 11 tenían el recuerdo
preciso de haberse encontrado a varios centímetros
de su cuerpo y de haber viajado a otro espacio. Es preciso
destacar el temor de estas personas para contar
su experiencia, miedo a pasar por iluminadas. Durante
cinco años, continuaron sus investigaciones sobre
116 casos documentados de NDE, vividas la mayoría
de las veces después de un paro cardiaco, Michael
Sabom y Sarah Kreutziger han permitido hacer avanzar
las investigaciones en este campo. Observaron
que los expérienceurs tenían la fuerte convicción de
haber vivido una experiencia
real, profunda, que les aportó
una profunda paz y eliminó el
temor a la muerte.
En 1976, los psiquiatras Bruce
Greyson y Ian Stevenson estudiaron
78 informes de NDE
utilizando relatos, cuestionarios
y registros médicos. Para su gran sorpresa, descubrieron
que ciertos individuos a su “regreso” se volvían
sujetos más sensibles, incluso dotados de facultades
psíquicas. Bruce Greyson, nombrado profesor de psiquiatría
en 2002, ha estudiado las NDE durante treinta
años, utilizando métodos científicos. Ha publicado
numerosas obras sobre el tema, entre ellas en 1984,
The near death expérience: Problems, prospect, perspective
(La experiencia cercana a
la muerte: Problemas, posibilidad,
perspectiva).
Charles A. Garfield, psicólogo,
fundó un centro de consejos
para los enfermos en Berkeley,
California conocido
con el nombre de Proyecto
Shanti. Durante tres años trabajó como terapeuta de
215 pacientes afectados de cáncer que habían estado
en contacto con la muerte. Pasó más de tres horas
por semana escuchando pacientemente sus relatos.
Algunos describían un túnel, una luz muy fuerte, una
música magnífica o hasta un encuentro con difuntos.
Concluyó igualmente que los pacientes se acordaban
inmediatamente de las NDE vividas y que ese recuerdo
no era ni deformado, ni embellecido con el paso del
tiempo y sobre todo que la experiencia vivida daba
Ian Stevenson
Charles a. Garfield
Michael Sabom
LE JOURNAL SPIRITE N° 82 OCTOBRE 2010
15
una certeza a ese recuerdo.
Podemos citar a otro psiquiatra, Noyes, que ha reunido,
junto con su equipo, varios centenares de casos
similares añadiendo un estudio pormenorizado de los
hechos que se producían alrededor del paciente en el
momento de la NDE, concluyendo que la NDE permitía
al individuo escapar psicológicamente de un gran
estrés. Citemos igualmente a Kenneth Ring, a quien
están dedicadas varias páginas de este dossier.
Las NDE en los niños
Melvin Morse, pediatra norteamericano
del Children’s
Hospital de Seattle, emprendió
a principios de los años 80
un trabajo de investigación
metódica, en los niños que se
han acercado a las fronteras
de la muerte. Los primeros resultados no serán publicados
sino dentro de diez años.
8 niños han descrito las mismas sensaciones, los mismos
elementos correspondientes a las características
de las NDE entre los adultos. La única diferencia
se refiere a la visión de la vida que se desarrolla a
gran velocidad; para los niños está casi ausente, dada
su edad. Marco tiene 7 años y se acuerda de una
NDE vivida a los 9 meses. Chris, 8 años, víctima de un
paro cardiaco cuenta: “Tengo un maravilloso secreto
que contarles. He ido al cielo. Estaba en una escalera
negra y subía…” Dándose cuenta de que dejaría a su
hermanito, decidió vivir.
Ese cuestionamiento es semejante a la mayoría de los
relatos: “¿Qué hacer? Estoy tan bien, ¿por qué regresar?”
Entre los niños también, el miedo a la muerte
desaparece y aumentan el deseo de aprender, de respetar
la vida y a los demás. Sin ninguna duda, una NDE
hace madurar y crecer en sabiduría.
Otro caso: este niño de 11 años se acuerda de la reanimación
que le hicieron. Describe el pasillo del hospital,
tiene luego la sensación de hundirse. Repentinamente
se encuentra flotando en el techo de la sala de
reanimación, con su cuerpo debajo de él. Oye decir a
una enfermera: “¡Espero que no haga falta hacerlo!” describe
a una enfermera poniendo grasa sobre su cuerpo
y “alcanza las paletas al doctor”… “Cuando el doctor
apretó el botón me encontré de golpe en mi cuerpo, ¡veía
al doctor por encima de mí!” Melvin Morse.
Las numerosas investigaciones hechas sobre este
tema no tienen todas el mismo objetivo, ni las mismas
conclusiones. Ciertos investigadores invocan
la alucinación de los testigos, para otros estas vivencias,
aunque similares, están vinculadas a una sustancia
activa del sistema nervioso, o hasta son provocadas
por los agentes anestésicos. Para otros más, las NDE
son la prueba de la sobrevivencia del alma después de
la muerte.
Desde un punto de vista espírita, el fenómeno de NDE
se asimila perfectamente al conocimiento del otro
mundo tal y como fue presentado por los espíritus a
través de múltiples comunicaciones. Uno encuentra
allí concordancia total con los testimonios de espíritus
desencarnados cuando éstos evocan su tránsito
como en este extracto de mensaje: “Cuando llegáis al
más allá, reconocéis a los vuestros, pero lo que es extraño,
extraordinario por encima de todo, es que encontráis
otros rostros que en la tierra habíais olvidado y que súbitamente
reconocéis… Si supierais lo bueno que es reconocer
a los suyos, verlos, oírlos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada